RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Racionalización de los ciclos anuales de coordinación de la política económica y de la política de empleo

Archivos

1) OBJETIVO

Racionalizar y sincronizar el proceso de coordinación de las políticas económicas y de empleo para hacer más hincapié en la aplicación de las recomendaciones que en la elaboración de líneas directrices cada año.

2) ACTO

Comunicación de la Comisión relativa a la racionalización de los ciclos anuales de coordinación de la política económica y de la política de empleo [COM (2002) 487 final - no publicada en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

Objetivos. La Unión Europea (UE) se ha dotado durante los últimos años de una estrategia económica, social y medioambiental. Esta estrategia tiene como objetivo:

  • Lograr el mayor crecimiento económico posible, especialmente, mediante un aumento del potencial de crecimiento;
  • Alcanzar el pleno empleo;
  • Mantener la cohesión social;
  • Aplicar el principio del desarrollo sostenible.

Mecanismos de coordinación diferentes. Además de la coordinación de las políticas económicas en el marco de las orientaciones generales de las políticas económicas (OGPE), el Tratado prevé la coordinación mediante el pacto de estabilidad y crecimiento y la estrategia europea para el empleo («Proceso de Luxemburgo»). Otros procesos se añaden como, por ejemplo, el proceso de reforma económica («Proceso de Cardiff»), el diálogo macroeconómico con los interlocutores sociales en el marco del Pacto europeo para el empleo («Proceso de Colonia») y el método abierto de coordinación instaurado por el Consejo Europeo de Lisboa («Proceso de Lisboa»).

Este desarrollo de herramientas de coordinación de las políticas ha hecho más complejo el marco de coordinación y no facilita la formulación y la difusión de las orientaciones políticas de la Unión. Sin embargo, es necesario que la UE se base en mecanismos de coordinación eficaces para garantizar una mejor aplicación de las estrategias y para facilitar la evaluación de los resultados obtenidos. El Consejo Europeo de Barcelona pidió que se racionalizaran estos distintos procesos de coordinación.

Propuestas. Para lograr una racionalización de los distintos ciclos de coordinación, la Comisión propone las siguientes medidas:

  • Reforzar la eficacia de la coordinación, en particular, mediante un mejor seguimiento de la aplicación.
  • Mejorar la coherencia y la complementariedad entre los distintos procesos e instrumentos;
  • Promover una responsabilidad y unas facultades de intervención mejor compartidas, asociando al Parlamento Europeo, a los parlamentos nacionales, a los interlocutores sociales y a la sociedad civil.
  • Aumentar la transparencia y la inteligibilidad del ciclo de coordinación.

La Comisión propone centrar la acción de los distintos procesos de coordinación en el medio plazo, dar más importancia a la aplicación de las recomendaciones y a la evaluación de repercusiones y concentrar la acción en algunos momentos importantes del año. Ello deberá mejorar la coherencia, la transparencia y la eficacia de los procesos, manteniendo al mismo tiempo su autonomía, y contribuirá a la estabilidad y a la previsibilidad de las políticas.

Principales elementos del nuevo ciclo de coordinación

Preparación del Consejo Europeo de primavera. La Comisión prepara un informe para el Consejo Europeo que indicará los ámbitos en los cuales es necesario avanzar, así como las orientaciones principales. A este informe se añade el «paquete de aplicación», que contiene el informe de aplicación de las OGPE, el proyecto de informe conjunto sobre el empleo y el informe sobre la aplicación de la estrategia del mercado interior. También se añaden distintos informes y cuadros de evaluación de resultados de la Comisión (informe de Cardiff, informe sobre las ayudas estatales, sobre la innovación y la política de empresa).

Consejo Europeo de primavera. Este Consejo desempeña un papel primordial en el ciclo anual de coordinación. Evalúa los progresos realizados y, partiendo de esta evaluación, presenta orientaciones políticas generales para las principales prioridades.

Propuestas de la Comisión. La Comisión presenta a continuación un «paquete de orientaciones», que contienen las OGPE y las Orientaciones para el empleo, con el fin de establecer un programa de trabajo concreto basado en las orientaciones del Consejo Europeo. Este «paquete» se ha publicado por primera vez en abril de 2003 y abarca en principio un período de tres años, hasta 2006. Cada año se seguirán presentando orientaciones que tendrán en cuenta los posibles acontecimientos importantes, pero que, de forma general, deberán mantenerse estables de aquí a 2006. La estrategia del mercado interior abarca también las cuestiones relativas al mercado interior hasta 2006 y sólo será adaptada en caso necesario.

Aprobación de nuevas orientaciones y recomendaciones. Las formaciones apropiadas del Consejo adoptan las OGPE y las Orientaciones para el empleo y aprueban los planes de acción correspondientes a sus ámbitos de competencia (por ejemplo, la estrategia del mercado interior), una vez que el Consejo Europeo de junio ha aprobado el «paquete de orientaciones».

Examen de la aplicación. El examen de los progresos realizados se lleva a cabo durante el cuarto trimestre con la comunicación sistemática de información relativa a la aplicación de las políticas adoptadas por los Estados miembros y la evaluación de esta información por parte de la Comisión. La información facilitada por los Estados miembros podría presentarse en un único documento y al mismo tiempo, a más tardar en octubre. Los servicios de la Comisión podrían proceder entonces a evaluar la información y presentar una conclusión en forma de un nuevo «paquete de aplicación» al mismo tiempo que el informe de primavera, iniciándose así un nuevo ciclo.

La Comisión propone racionalizar los procesos conexos para que puedan contribuir plenamente a la preparación del «paquete de aplicación» y a la elaboración del informe de primavera.

Estrategia a medio plazo. La Comisión desea conceder más importancia al medio plazo en el ámbito económico y del empleo para aumentar la estabilidad de las orientaciones y las recomendaciones, con objeto de permitir a los Estados miembros formular estrategias creíbles centradas en la aplicación de las recomendaciones, así como para evitar redefinir repetidas veces las estrategias. De esta forma, la estrategia se asociará más claramente a la realización de los objetivos formulados en la agenda de Lisboa. Asimismo, se hace hincapié en la aplicación de las estrategias en lugar de en su formulación. Todo esto aumentará la visibilidad y las repercusiones de la estrategia.

Orientaciones generales de las políticas económicas. Las OGPE conservan su carácter anual, pero sólo se revisarán de forma exhaustiva cada tres años, salvo en el caso de que se considere necesaria una revisión a iniciativa de la Comisión. Así pues, su carácter es más estratégico, centrándose más en las cuestiones fundamentales.

Orientaciones para el empleo. Se podrán obtener ventajas análogas para las orientaciones para el empleo («Proceso de Luxemburgo») con una revisión a fondo cada tres años y una adaptación del marco temporal al horizonte de 2010.

Mercado interior. El Proceso de Cardiff va a centrarse cada año en el análisis a fondo de algunos puntos esenciales. La estrategia del mercado interior ha adoptado un marco quinquenal y podría asociarse más estrechamente a la estrategia de Lisboa en su próxima etapa. Entonces convendría definir un calendario de acción hasta 2006.

Coherencia del «paquete de orientaciones». Deberán definirse más claramente las materias cubiertas por los distintos instrumentos. Las OGPE conservan su papel central. Abarcan las políticas macroeconómicas y ponen el necesario énfasis en las políticas estructurales para fomentar el potencial de crecimiento, el empleo, la cohesión social, el desarrollo sostenible y la transición hacia una economía basada en el conocimiento. Los procesos de Luxemburgo y de Cardiff tratarán con más detalle sus distintos aspectos. Las Orientaciones para el empleo conservarán su gran ámbito de aplicación y su papel de instrumento principal para la coordinación en el ámbito del Proceso de Cardiff, en plena coherencia con las Orientaciones Generales de Política Económica. Por su parte, el proceso de Cardiff permite una mejor diferenciación entre las recomendaciones más generales de las OGPE y las acciones específicas de la estrategia del mercado interior a nivel comunitario.

Antes de instaurarse, todo nuevo proceso de coordinación, al margen de los mencionados, deberá demostrar que las cuestiones abordadas no pueden tratarse en el marco de los procedimientos existentes y que un nuevo procedimiento aportará realmente un valor añadido.

Calendario. El proceso de racionalización se aplica a partir de la preparación del Consejo de primavera de 2003.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

Última modificación: 08.04.2003

Véase también

Para más información, puede consultar:

Proceso de reforma económica («Proceso de Cardiff») (DE) (EN) (FR).

Estrategia de Lisboa (DE/EN/FR).

Proceso de Luxemburgo: Estrategia europea para el empleo (DE) (EN) (FR).

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba