RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Una iniciativa europea de crecimiento

1) OBJETIVO

Impulsar la movilización de las financiaciones públicas y privadas para invertir en infraestructuras de redes y conocimiento, sectores de gran potencial de crecimiento.

2) ACTO

Comunicación de la Comisión de 11 de noviembre de 2003 - Iniciativa Europea de crecimiento - Invertir en redes y conocimiento para estimular el crecimiento y el empleo - Informe final al Consejo Europeo [COM (2003) 690 final - no publicada en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

La presente iniciativa contribuirá al esfuerzo de crecimiento de la economía europea. Presenta las medidas necesarias para atraer la financiación necesaria, pública o privada, para invertir en redes y conocimiento. La iniciativa responde a las conclusiones del Consejo Europeo de octubre de 2003, que instó también a los Estados miembros a mantener políticas macroeconómicas sanas y a agilizar las reformas estructurales. En diciembre de 2003, el Consejo Europeo de Bruselas (DE) (EN) (FR) la adoptó definitivamente.

El desarrollo de las redes transeuropeas (RTE) de transporte, energía y telecomunicaciones y la inversión en investigación e innovación son esenciales. Estimulan el crecimiento y la competitividad de las empresas europeas y contribuyen a la creación de un mercado interior ampliado en cumplimiento de los objetivos de la política de cohesión económica y social.

La iniciativa europea incluye tres puntos principales:

  • comienzo del programa «Quick-start»;
  • coordinación de los instrumentos financieros comunitarios, existentes e innovadores;
  • medidas incitativas de carácter normativo y administrativo.

Se pone en marcha un programa «Quick-start»

En el meollo de la iniciativa europea de crecimiento, el programa «Quick-start» cuenta con una lista de 54 proyectos prioritarios de interés europeo cuya realización puede comenzar en un plazo de tres años. El volumen total de las inversiones deberá alcanzar los 62 000 millones de euros hasta 2010. Los proyectos prioritarios se han determinado a partir de cuatro criterios: madurez, dimensión transfronteriza, repercusión en el crecimiento e innovación y respeto del medio ambiente.

Los 54 proyectos prioritarios se refieren a los siguientes ámbitos:

  • Infraestructuras de redes
    La Comisión ha definido 29 redes transeuropeas de transporte que requieren una inversión de 38 000 millones de euros hasta 2010. Un objetivo importante es el de reequilibrar los modos de transporte potenciando el ferrocarril y las rutas marítimas. GALILEO, el sistema de navegación por satélite, se encuentra entre los proyectos seleccionados.
    En el ámbito de la energía (electricidad y gas natural) se han determinado 17 enlaces, por un importe de 10 000 millones de euros, para realizar de aquí a 2010. El objetivo es diversificar y garantizar el suministro de la Unión con la perspectiva de la ampliación.
    En el ámbito de las comunicaciones de banda ancha, tres proyectos agilizarán el desarrollo de las redes de comunicación de alta capacidad. Tendrán por objeto reducir la brecha digital existente proporcionando conexiones en regiones rurales y remotas, fomentar la investigación sobre tecnologías móviles y aumentar la capacidad de la red «Géant» que conecta universidades y otros centros de investigación y enseñanza.
  • Investigación, desarrollo e innovación
    En este ámbito hay cinco proyectos que contarán aproximadamente con 14 000 millones de euros hasta 2010. Tres de ellos se centrarán en los siguientes ámbitos de actividades clave: la nanoelectrónica, los láseres de nueva generación y el hidrógeno. Los otros dos fomentarán la presencia de la Unión en el espacio a través del nuevo sistema de vigilancia mundial del medio ambiente y la seguridad (GMES) y la construcción de una base de lanzamiento de cohetes Soyuz.

Esta lista no es exhaustiva. Hay otros proyectos que podrán subvencionarse en cuanto se ajusten a los criterios mencionados.

¿Cuáles son los sistemas de financiación existentes e innovadores a escala europea?

La Unión Europea y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) contribuirán plenamente a la financiación de la iniciativa. Los fondos actualmente disponibles y previstos son los siguientes:

  • Contribución del presupuesto comunitario
    La dotación anual de la línea presupuestaria RTE-Transporte es de 700 millones de euros. Hay una propuesta de la Comisión de aumentar entre un 10 % y un 30 % el porcentaje de ayuda comunitaria en el coste total de todos los proyectos de la RTE.
    Los Fondos Estructurales subvencionan inversiones en infraestructura (transporte, energía y telecomunicaciones), investigación, desarrollo tecnológico e innovación hasta un máximo de aproximadamente 60 000 millones de euros. El Fondo de Cohesión interviene hasta un máximo de 1 500 millones de euros en los cuatro Estados miembros beneficiarios (España, Portugal, Grecia e Irlanda).
    El Sexto programa marco de investigación y desarrollo tecnológico (PMIDT) dedica 17 500 millones de euros a ayuda a la investigación. Un presupuesto especial de 300 millones de euros contribuye a la creación del eje de comunicaciones de alta velocidad («Géant»).
  • Aportación del Banco Europeo de Inversiones (BEI)
    La iniciativa «Innovación 2010» del BEI proveerá, en el periodo considerado, una dotación de 50 000 millones de euros para investigación, desarrollo e innovación.
    El Fondo Europeo de Inversiones (FEI) contribuye también a la innovación a través del capital riesgo. 185 fondos de capital riesgo ayudan a 1 500 empresas de alta tecnología con un máximo de 10 000 millones de euros, 2 500 de los cuales proceden del FEI. El BEI se ha comprometido a asignar un importe suplementario de 500 millones de euros.

La coordinación de las financiaciones disponibles es esencial para el éxito de la iniciativa. Movilizar mejor para actuar mejor. La Comisión Europea y el BEI han dado unas normas prácticas para establecer una coordinación entre las operaciones del Banco, los Fondos Estructurales y el 6º PMIDT. En el contexto de la política de cohesión económica y social, estas normas tienen el objetivo, entre otros, de facilitar la programación conjunta de las intervenciones estructurales. Se refieren, en concreto, a la incorporación de los compromisos globales del BEI en los documentos de programación de las regiones y la modulación adecuada del porcentaje de intervención respecto al coste global de una operación.

La Comisión y el BEI están estudiando las posibilidades de aumentar la inversión privada y están prestando especial atención a cuatro técnicas innovadoras de financiación:

  • Aporte de participaciones (o cuasiparticipaciones) de capital de terceros:
    En el contexto del Reglamento financiero de las RTE, está previsto que se puedan adquirir participaciones en los proyectos a través de fondos de inversión especializados.
  • Titularización:
    La titularización puede aumentar los fondos disponibles en los mercados financieros dedicados a inversiones que impulsen el crecimiento. A través de fondos de titularización, las instituciones financieras que participen en intervenciones estructurales pondrán en común sus carteras de préstamos para convertirlas en títulos con el fin de colocarlos con inversores institucionales.
  • Mecanismo de financiación estructurado:
    El BEI está dispuesto a comprometer 50 000 millones de euros para los proyectos prioritarios de RTE dentro del mecanismo innovador de financiación estructurado. Este mecanismo, asociado a los grandes proyectos, permite compartir y diversificar el riesgo de la deuda. Contribuirá a incrementar la disponibilidad de financiación mediante endeudamiento para las fases iniciales de los proyectos, previas a la construcción.
  • Instrumento de garantía:
    La Comisión está estudiando un nuevo instrumento de garantía en el contexto de las asociaciones público-privadas (APP) en las RTE. Una vez realizados los proyectos, este instrumento cubrirá los riesgos comerciales específicos como el déficit de tráfico o rendimiento. Los acreedores contarán entonces con un servicio de deuda adecuado.

Se necesitarán medidas incitativas de carácter normativo y administrativo

La experiencia demuestra que los factores no financieros constituyen a veces frenos más efectivos para la viabilidad y el atractivo de algunos proyectos que la falta actual de financiación.

Se sugiere que el Consejo y el Parlamento Europeo legislen en cinco ámbitos:

  • Sistema de financiación de las redes transeuropeas y las prioridades de las RTE de transporte.
    Para estas últimas, la adopción de las prioridades permitirá asimismo declarar un proyecto «de interés europeo» y nombrar un coordinador o un órgano de coordinación del mismo.
  • Cobro y financiación de las infraestructuras de transporte (propuesta «Euroviñeta»);
  • Patente comunitaria;
  • Contratación pública;
  • Fusiones transfronterizas.

La Comisión, por su parte, quiere avanzar en los siguientes ámbitos:

  • Simplificación de las ayudas estatales a las pequeñas y medianas empresas (PYME), en particular las referentes a investigación e innovación.
  • Tratamiento que se da a las APP en la normativa comunitaria de contratación pública.
  • Creación de una estructura jurídica de fondos europeos para el capital riesgo.
  • Establecimiento de plataformas tecnológicas europeas.
  • Creación de un instrumento europeo de garantía a fin de ofrecer apoyo frente a los riesgos posteriores a la construcción asociados a los proyectos de RTE de transporte.

Tratamiento estadístico de las asociaciones público-privadas

¿Cómo establecer la propiedad económica del activo subyacente en la asociación público-privada, independientemente de las disposiciones jurídicas sobre la propiedad? ¿Representa un activo del Estado o de uno de los asociados? La aplicación del principio según el cual la propiedad económica de un activo depende de qué parte soporte el riesgo y de las recompensas asociadas al activo plantea un problema para las APP. La iniciativa de crecimiento aporta una aclaración de esta cuestión y anuncia decisiones definitivas para principios de 2004.

Se efectuará una evaluación de los avances

Periódicamente, una evaluación estudiará los avances logrados en el ámbito de la iniciativa de crecimiento. Dicha evaluación formará parte del ciclo anual de informes relacionado con el Consejo Europeo de primavera a partir de 2005. Además, cinco años después de su comienzo, se hará una evaluación más detallada de la iniciativa.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

Última modificación: 27.06.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba