RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Compromiso europeo en favor del empleo

La crisis financiera internacional tiene repercusiones en la situación del empleo en Europa. Evidentemente, las medidas para la recuperación económica deben responder a las necesidades del mercado de trabajo y a la situación presupuestaria de los Estados miembros.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones de 3 de junio de 2009 – Un compromiso compartido en favor del empleo [COM(2009) 257 final - No publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Comisión propone a los Estados miembros y a los interlocutores sociales europeos que asuman un compromiso europeo común en favor del empleo, con el fin de aumentar su cooperación en el marco del plan de recuperación de la economía europea.
Sus ámbitos de actuación prioritarios deben basarse en las medidas adoptadas en la Cumbre europea sobre el empleo (EN) del 7 de mayo de 2009.

Medidas en favor del empleo

En primer lugar, las acciones deben estar dirigidas a preservar los empleos existentes, adoptando si es necesario medidas temporales de reducción del tiempo de trabajo. Es necesario prever con más antelación las reestructuraciones empresariales y limitar sus consecuencias, mediante los instrumentos creados por la Comisión. Las autoridades locales y los interlocutores sociales deberían crear asociaciones y acuerdos de reparto para gestionar las reestructuraciones en los sectores más sensibles. Por último, en caso de que no puedan evitarse los despidos, se ofrecerán a los trabajadores servicios de recolocación, de formación y de búsqueda de empleo.

El empleo debe impulsarse mediante la mejora del entorno empresarial y el fomento de la creación de empresas, sobre todo pequeñas y medianas empresas (pymes). Los Estados miembros deberían establecer ayudas específicas poniendo un capital inicial a disposición de desempleados y jóvenes.

La movilidad de los trabajadores es esencial para el empleo. En este sentido, los ciudadanos europeos que busquen trabajo en otro Estado miembro deberían poder recibir prestaciones por desempleo después de transcurridos seis meses. La Comisión desarrolla servicios en línea dedicados a la movilidad, como el portal EURES y el servicio “Match and Map” dirigido a la búsqueda de empleo, educación y formación.

Desarrollar las competencias de los trabajadores

La Comisión ha propuesto una agenda para promover la adquisición de nuevas competencias, con el fin de responder a las nuevas necesidades del mercado. La UE debe evolucionar hacia una economía de bajas emisiones de carbono; en este contexto deberían llevarse a cabo evaluaciones por sectores de actividad, teniendo en cuenta los sectores más castigados por la crisis.

El desarrollo del Marco Europeo de Cualificaciones debería ayudar a capitalizar los resultados del aprendizaje, más allá de los criterios que generalmente se tienen en cuenta (tipo de institución, duración de la formación). El acceso a la educación permanente debería ser suficientemente flexible para traducirse en resultados rápidos para la mayor cantidad posible de trabajadores.

Deben tomarse medidas específicas que favorezcan la empleabilidad de los jóvenes. Estas medidas deben centrarse principalmente en la calidad de la enseñanza, la lucha contra el abandono escolar y el acceso a la formación de los jóvenes solicitantes de empleo.

Facilitar el acceso al empleo

Los Estados miembros deberían adoptar medidas de activación, orientadas sobre todo a ayudar a los desempleados de larga duración, a los trabajadores de edad avanzada y a los trabajadores poco cualificados a volver al empleo. La Comisión recomienda ofrecer incentivos a la contratación y ayudas a la formación.

Movilización de los instrumentos financieros comunitarios

El recurso al Fondo Social Europeo (FSE) es esencial para acelerar la financiación de la recuperación. Debe simplificarse su acceso y deben adoptarse nuevas medidas para alcanzar de manera rápida los objetivos del compromiso común por el empleo. El período 2009-2010 debe contar con un presupuesto de 19 000 millones de euros, de conformidad con las perspectivas financieras para 2007-2013.

Asimismo, los Estados miembros deberían recurrir con más frecuencia a los préstamos del BEI, así como a la financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) cuyo ámbito de acción se ha ampliado.

Las medidas de recuperación rápida y las inversiones de la política de cohesión debería facilitarse mediante la modificación de las normas de gestión de los fondos estructurales. En 2009 y 2010 los gastos realizados deberían reembolsarse al 100%, eliminando el requisito de cofinanciación de los Estados miembros.

Por último, la Comisión prevé la creación de un instrumento de microfinanciación europeo en favor del empleo, en el marco del programa Progress.

Contexto

El seguimiento de los progresos realizados debe hacerse en el marco de las cumbres sociales tripartitas que preceden el Consejo Europeo de Primavera.

La Comisión y los Estados miembros deben justificar los resultados de su compromiso en favor del empleo durante el Consejo Europeo de Primavera de 2010.

Última modificación: 25.09.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba