RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Evaluaciones conjuntas de las políticas de empleo en los países candidatos

Archivos

En el contexto del proceso de cooperación iniciado con los países candidatos en el ámbito del empleo, la Comisión presenta un informe sobre la situación de las dificultades identificadas, los progresos alcanzados y los esfuerzos que aún deben realizarse.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 30 de enero de 2003, titulada «Situación sobre la aplicación de los documentos de evaluación conjunta relativos a las políticas de empleo en los países candidatos» [COM (2003) 37 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Documentos de evaluación conjunta (DEC) («Joint assessment papers» - JAP)

La perspectiva de la adhesión a la Unión Europea implica la asimilación del acervo comunitario por parte de los países candidatos. La tarea de la Comisión Europea consiste en ayudar a estos últimos y supervisar sus progresos.

Por todo ello en 1999 la Comisión Europea inició un proceso de cooperación en el ámbito del empleo con los países candidatos a la adhesión. A tal efecto, definieron conjuntamente, en documentos de evaluación conjunta (DEC), las dificultades que plantean, para la política de empleo, la realización de los objetivos de Lisboa y la aplicación del título «Empleo» del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea. De esta forma, el apoyo financiero de la Unión Europea a los esfuerzos de adhesión se puede orientar hacia las prioridades identificadas.

La Comisión Europea propone una síntesis de las dificultades identificadas en los DEC y realiza un primer balance de los progresos alcanzados durante su aplicación.

Dificultades encontradas por los países candidatos a la adhesión

En su avance hacia los objetivos de la estrategia europea para el empleo, los países candidatos a la adhesión se enfrentan a numerosas dificultades a la hora de transformar sus mercados de trabajo, transformación que se hace más compleja a causa de la reconversión de la economía, y con motivo de la elaboración de políticas.

Por consiguiente, los países candidatos deberán:

  • incrementar sus índices de empleo, que suelen ser inferiores a la media comunitaria y por debajo de los objetivos de Lisboa;
  • incrementar la oferta de mano de obra, ya que los procesos de transición han provocado retiradas considerables del mercado laboral;
  • apoyar la reconversión de la economía gracias al funcionamiento del mercado laboral, principalmente permitiendo que los trabajadores se adapten a las transformaciones económicas y pasen de las industrias en decadencia hacia las industrias modernas;
  • mejorar los niveles de cualificación de la mano de obra para aumentar su productividad y su competitividad.

La Comisión traduce las dificultades de los países candidatos en campos de acción:

  • fomentar el empleo mediante la evolución de los salarios y los sistemas contributivos y de prestaciones sociales;
  • invertir en recursos humanos e intervenir sobre los déficits de cualificaciones, continuando las reformas de los sistemas de enseñanza y formación permanentes;
  • permitir que los servicios públicos de empleo, fundamentales en periodos de transición y de reconversión económicas, jueguen un papel eficaz;
  • fomentar un planteamiento político más proactivo y más preventivo;
  • garantizar la cohesión social a través de la integración de las minorías étnicas, ya que la mayoría de ellas se encuentra en una situación desfavorecida en el mercado laboral y algunas, en concreto la etnia romaní, están altamente amenazadas por la marginación social y la pobreza;
  • modernizar el mercado laboral con una contribución activa de los interlocutores sociales, en concreto en lo que se refiere a la organización y las condiciones de trabajo, la flexibilidad y la seguridad;
  • fomentar la igualdad entre mujeres y hombres en los mercados laborales de los países candidatos, en los que existen importantes discriminaciones por razón de sexo;
  • reforzar las capacidades administrativas necesarias para la elaboración y la aplicación de la política de empleo; esta política se integra en la estrategia global de la política económica, y prestar una atención especial a los preparativos destinados a la actuación del Fondo Social Europeo (FSE);
  • garantizar la disponibilidad de los recursos para las políticas de empleo, incluida la inversión en capital humano y la infraestructura social.

Próximas etapas

El proceso de cooperación concluirá en el momento de la adhesión de los países candidatos. Antes de ello, estos últimos deberán elaborar planes de desarrollo nacionales (PDN) que definan el marco para el desarrollo del empleo y los recursos humanos, así como para las futuras intervenciones del Fondo Social Europeo. Cada país candidato deberá proceder asimismo a estudiar en profundidad las políticas del entorno institucional y las capacidades administrativas para la política de empleo y las actividades relativas al FSE. Por último, los países candidatos participan desde 2003 en las «medidas de incitación al empleo ».

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 6 de noviembre de 2003, titulada «Progresos registrados en la aplicación de los documentos de evaluación conjunta relativos a las políticas de empleo en los países adherentes» [COM (2003) 663 final - no publicada en el Diario Oficial]

A la vista de los seminarios que se han celebrado con los países adherentes durante la primavera y el verano de 2003, la Comisión Europea está actualizando, para los diez países adherentes, la evaluación de las dificultades estratégicas para los mercados laborales y de los progresos alcanzados tanto en las respuestas políticas como en materia de capacidad administrativa relativa a las políticas de empleo y al FSE de los diez países adherentes.

La Comisión insiste en los esfuerzos necesarios para actuar de manera coordinada en la elaboración y aplicación de las políticas de empleo. Aprovecha la ocasión para recordar los elementos constituyentes de la gobernanza y de la cooperación necesarios para la aplicación de la estrategia europea para el empleo y transmite sus preocupaciones sobre la capacidad administrativa necesaria para la plena utilización de los Fondos estructurales europeos.

La Comisión concluye de esta manera la cooperación basada en los documentos de evaluación conjunta (DEC) con los diez países adherentes. Tras su adhesión, los nuevos Estados miembros participarán en la estrategia europea para el empleo y presentarán su primer plan de acción nacional (PAN) a la Comisión en octubre de 2004.

Última modificación: 16.04.2004
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba