RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Relanzamiento de la Estrategia de Lisboa (2005)

Archivos

El balance intermedio de la Estrategia de Lisboa y, en particular, los resultados obtenidos en materia de empleo son desiguales. La Comisión propone, con el fin de imprimir un nuevo impulso a la Estrategia, un nuevo proceso de coordinación simplificado acompañado de una concentración de esfuerzos en los Planes Nacionales de Acción (PNA). La Comisión ya no hace hincapié en los objetivos cifrados y mantiene únicamente el de destinar el 3 % del PIB a la investigación y el desarrollo en 2010. La Comunicación no insiste en los objetivos a medio y largo plazo sino en la necesidad de una reacción urgente por parte de los Estados miembros.

ACTO

Comunicación al Consejo Europeo de primavera de 2 de febrero de 2005 «Trabajando juntos por el crecimiento y el empleo - Relanzamiento de la estrategia de Lisboa. Comunicación del Presidente Barroso de común acuerdo con el Vicepresidente Verheugen» [COM(2005) 24 final – no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Cinco años después del inicio de la Estrategia de Lisboa, la Comisión hace un balance con reservas de los resultados obtenidos. La economía europea no ha alcanzado los resultados previstos en materia de crecimiento, de productividad y de empleo. Se ha ralentizado la creación de empleo y las inversiones en investigación y desarrollo continúan siendo insuficientes.

Para esta revisión, la Comisión se ha basado en el informe del grupo de alto nivel «Hacer frente al problema: la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo», de noviembre de 2004. Esta evaluación de los avances obtenidos en el marco de la Estrategia de Lisboa, encargada por el Consejo Europeo de marzo de 2004, es extremadamente crítica y lamenta la ausencia de acciones políticas comprometidas, así como la incapacidad de completar el mercado interior de bienes y de crear el de servicios. El informe critica asimismo una agenda de trabajo sobrecargada, la falta de coordinación y la incompatibilidad de las prioridades.

Por ello, la Comisión ha decido no centrar la atención en los objetivos cifrados sino en las acciones que deben llevarse a cabo. La fecha de 2010 y los objetivos relacionados con las diversas tasas de empleo ya no se consideran prioritarios. En este contexto, la Comunicación se presenta como una reactivación de las prioridades políticas, particularmente en materia de crecimiento y de empleo.

Más crecimiento

Para lograr avances, los Estados miembros deberán concentrar sus esfuerzos en las reformas acordadas en el marco de la Estrategia y aplicar políticas macroeconómicas orientadas hacia la estabilidad y políticas presupuestarias sanas. Es indispensable una asociación renovada para el crecimiento y el empleo que permita imprimir un nuevo impulso a la Estrategia de Lisboa. Con el fin de promover el crecimiento, la Comisión tiene intención de:

  • hacer que la Unión Europea (UE) sea más atractiva para los inversores y los trabajadores desarrollando el mercado interior, mejorando las reglamentaciones nacionales y la europea, garantizando mercados abiertos y competitivos tanto dentro como fuera de Europa y, por último, ampliando y mejorando las infraestructuras europeas;
  • fomentar el conocimiento y la innovación, aumentando las inversiones en investigación y desarrollo, facilitando la innovación, la adopción de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), el uso sostenible de los recursos y la contribución a la creación de una base industrial europea sólida.

Más y mejores puestos de trabajo

La Comisión prevé revisar la Estrategia Europea de Empleo en 2005. La nueva propuesta de la Comisión relativa al marco financiero para el periodo 2007-2013 refleja además un cambio de orientación en favor del crecimiento y del empleo. Con el fin de crear más puestos de trabajo y de mejor calidad, la Comisión prevé:

  • atraer a un mayor número de personas hacia el mercado de trabajo y modernizar los sistemas de protección social. los Estados miembros y los interlocutores sociales deberán aplicar políticas que inciten a los trabajadores a permanecer activos y disuadirlos de que abandonen prematuramente el mundo laboral; asimismo, deberán reformar el sistema de protección social con el fin de lograr un mejor equilibrio entre seguridad y flexibilidad;
  • mejorar la capacidad de adaptación de los trabajadores y de las empresas y aumentar la flexibilidad de los mercados de trabajo para ayudar a Europa a adaptarse a las reestructuraciones y a la evolución de los mercados; la simplificación del reconocimiento mutuo de las cualificaciones profesionales facilitará la movilidad de la mano de obra en toda Europa; los Estados miembros deberán eliminar lo antes posible cualquier tipo de restricción en este ámbito;
  • invertir más en capital humano mediante la mejora de la educación y las cualificaciones; la Comisión prevé aprobar un programa comunitario para el aprendizaje permanente; además, los Estados miembros presentarán una estrategia nacional en este ámbito en 2006.

Una mejor gobernanza

La Comisión insiste en un reparto de responsabilidades más claro y eficaz. La duplicación de informes, la excesiva burocracia y una insuficiente asunción de la dimensión política ralentizan el progreso. Presentará un programa de acción de Lisboa con el fin de clarificar las tareas que deben realizarse.

La Comisión propone una coordinación que simplifique el número de informes y su presentación. También propone que los programas nacionales relacionados con la Estrategia de Lisboa se presenten en un formato que reúna tres procesos de coordinación:

  • políticas del mercado del empleo (proceso de Luxemburgo);
  • reformas microeconómicas y estructurales (proceso de Cardiff);
  • medidas macroeconómicas y presupuestarias (proceso de Colonia).

Con este enfoque, será más fácil para el Consejo Europeo dar orientaciones prácticas en la primavera de cada año, y para la Comisión, verificar los avances obtenidos.

Además, la Comisión prevé presentar directrices integradas para el empleo y las orientaciones generales de política económica en un mismo documento. Estas directrices se referirán simultáneamente a las políticas macroeconómicas, al empleo y a las reformas estructurales.

La Comisión propone también nombrar en cada administración nacional a un «señor Lisboa» o una «señora Lisboa», encargado/a de que se lleven a cabo todas las reformas acordadas en el marco de la Estrategia de Lisboa.

Con el fin de centrar la atención del Consejo Europeo y del Parlamento Europeo en las políticas esenciales, se presentará un único informe sobre el estado de la Estrategia de Lisboa a nivel de la Unión y a nivel nacional.

ACTOS RELACIONADOS

Conclusiones de la Presidencia (FR) (pdf ) del Consejo Europeo de primavera de Bruselas de 13 y 14 de marzo de 2008 [no publicado en el Diario Oficial].
Basándose en los documentos de la Comisión y teniendo en cuenta los trabajos del Consejo, el Consejo Europeo ha puesto en marcha el segundo ciclo de la Estrategia de Lisboa renovada para el Crecimiento y el Empleo correspondiente al periodo 2008-2010, es decir, el Programa Comunitario de Lisboa (PCL). A este respecto, el Consejo Europeo ha confirmado las directrices integradas y las recomendaciones por país. Ha reafirmado también los cuatro ámbitos prioritarios de la Estrategia de Lisboa renovada: invertir más en conocimiento e innovación; liberar el potencial empresarial, en particular de las pequeñas y medianas empresas (PYME); invertir en el capital humano y modernizar los mercados laborales; y dotarse de una economía de baja intensidad de carbono y eficiente en el plano energético. Sobre la base de las acciones propuestas por la Comisión en su Comunicación de 11 de diciembre de 2007 «Estrategia de Lisboa renovada para el crecimiento y el empleo: lanzamiento del nuevo ciclo (2008-2010)» y del trabajo del Parlamento Europeo y del Consejo, el Consejo Europeo ha aprobado también una serie de acciones concretas que deberán llevarse a cabo.

Conclusiones de la Presidencia del Consejo Europeo de primavera de Bruselas de 8 y 9 de marzo de 2007 [no publicado en el Diario Oficial].

Conclusiones de la Presidencia del Consejo Europeo de primavera de Bruselas de 23 y 24 de marzo de 2006 [no publicado en el Diario Oficial].

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 20 de julio de 2005 «Acciones comunes para el crecimiento y el empleo: el programa comunitario sobre la estrategia de Lisboa» [COM(2005) 330 final – no publicado en el Diario Oficial].

Conclusiones de la Presidencia (FR) (pdf) del Consejo Europeo de primavera de Bruselas de 22 y 23 de marzo de 2005 sobre la revisión intermedia de la Estrategia de Lisboa [no publicado en el Diario Oficial].
La cumbre de los Jefes de Estado o de Gobierno de primavera de 2005 era una oportunidad para adoptar los objetivos simplificados de Lisboa que se propusieron durante la revisión intermedia. Sin embargo, las conclusiones de la Presidencia recogen cerca de cien objetivos diferentes, en los que destaca la aplicación de las reformas necesarias para el crecimiento y el empleo.

Comunicación de la Comisión de 20 de abril de 2005 «Movilizar el capital intelectual de Europa: crear las condiciones necesarias para que las universidades puedan contribuir plenamente a la estrategia de Lisboa» [COM(2005) 152 final – no publicado en el Diario Oficial].

Última modificación: 07.05.2008

Véase también

Para más información, puede consultarse la página dedicada al crecimiento y al empleo (EN) (FR).

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba