RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Fomento del papel de las asociaciones y fundaciones en Europa

Archivos

Al fomentar el papel de las asociaciones y fundaciones, la Comisión Europea pretende facilitar y desarrollar el diálogo civil. Un diálogo que permita informar a los ciudadanos sobre el desarrollo de la política social, y, en particular, sobre la puesta en práctica de las acciones destinadas a luchar contra la exclusión social y la discriminación. En la Comunicación, la Comisión expone los problemas y los retos a los que se enfrentan las asociaciones y las fundaciones. Además, facilita las claves para fomentar su desarrollo a escala nacional y europea, y mejorar la capacidad de éstas para responder a las necesidades futuras, pero también para maximizar su contribución a la integración europea.

ACTO

Comunicación de la Comisión, de 6 de junio de 1997, «El fomento del papel de las asociaciones y fundaciones en Europa» [COM (1997) 241 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El diálogo civil puede describirse como el intercambio recíproco de información entre los ciudadanos de a pie y las instituciones europeas, lo cual permite desarrollar una política social que tenga en cuenta las necesidades reales, desde los niveles más altos de las instituciones de la UE hasta la base, fomentando la ciudadanía europea y la participación.

El inicio de un diálogo civil más estructurado y coherente se remonta al Tratado de Maastricht, que contenía la Declaración 23 anexa al Tratado de la Unión Europea. En dicha Declaración se destaca la importancia «... de la cooperación entre las instituciones europeas y las asociaciones caritativas y fundaciones como instituciones responsables de los establecimientos y servicios de asistencia social».

La economía social está formada por tres sectores:

  • las cooperativas;
  • las mutualidades;
  • las asociaciones.

Pero entre estos tres sectores, las asociaciones y las fundaciones son cada vez más numerosas. Desempeñan, además, un papel esencial en casi todos los ámbitos de la actividad social (actividades deportivas, derechos humanos, política de desarrollo, intereses de los ciudadanos, etc.). Participan en la creación de empleos, en la manifestación de una ciudadanía activa y en el ejercicio de la democracia. Con el tiempo, se ha ido desarrollando su papel en el proceso de integración europea. Por esta razón la Comisión llevó a cabo un amplio estudio para conocer mejor este sector y definir los problemas que hay que resolver (los resultados del mismo se encuentran en el anexo 1).

Desde hace varios años, el sector asociativo y las instituciones europeas mantienen una colaboración (el sector asociativo difunde la información a los ciudadanos y ofrece a las instituciones los conocimientos y la experiencia adquiridos en su ámbito de intervención). A escala europea, desde la aprobación de la Declaración 23, existe una verdadera voluntad política de consulta sistemática tanto en la fase de elaboración como en la de aplicación de las políticas.

No obstante, el sector asociativo se halla enfrentado a nuevos problemas y retos vinculados a la ampliación de su papel. Por ejemplo, las asociaciones que intentan desarrollar actividades europeas transnacionales chocan con una serie de problemas como:

  • dificultad de encontrar en otros países socios para proyectos conjuntos;
  • inexistencia de financiación a escala europea;
  • pago tardío de las ayudas financieras comunitarias;
  • escasa representatividad de determinadas organizaciones;
  • inexistencia de formación adecuada.

La Comisión y los Estados miembros intentan solucionar estos problemas sobre una base ad hoc. No obstante, la Comisión considera importante establecer una estrategia y una política coherentes para este sector. Para ello, la Comisión propone una serie de ideas para que sean examinadas por el sector asociativo, así como a escala nacional y europea.

En los Estados miembros

De acuerdo con el principio de subsidiariedad, la Comisión considera que la parte fundamental de la acción debe llevarse a cabo a escala nacional, o incluso regional o local, y propone, en particular:

  • mejorar el conocimiento y la comprensión del sector a todos los niveles;
  • desarrollar la asociación entre las autoridades públicas y el sector asociativo manteniendo al mismo tiempo una verdadera independencia;
  • desarrollar un marco jurídico y fiscal claro para las asociaciones y fundaciones;
  • garantizar que el sector asociativo disponga de posibilidades de formación adecuadas.

En las asociaciones y fundaciones

Las asociaciones y fundaciones deberían ser más abiertas y más accesibles para que los ciudadanos y las autoridades públicas puedan adquirir un conocimiento más amplio de sus objetivos y métodos de trabajo.

También deberían:

  • diversificar sus fuentes de financiación;
  • alentar a su personal a que se forme;
  • desarrollar la relación con las autoridades públicas y con las empresas.

A escala comunitaria

El diálogo entre las asociaciones y las instituciones e instancias comunitarias debe desarrollarse, en particular, a través del Comité Consultivo de las cooperativas, mutualidades, asociaciones y fundaciones, cuyo objetivo es garantizar la consulta y coordinación horizontal del sector, pero también por medio del Foro Social Europeo.

Además, el Parlamento propuso la creación de un observatorio para seguir la evolución del sector en el mercado único.

Podrían decidirse otras acciones con objeto de:

  • mejorar el acceso a los programas de formación europeos de los miembros de las asociaciones que desean desarrollarse en Europa;
  • favorecer el acceso a determinados fondos comunitarios;
  • crear un fondo especial destinado a favorecer las actividades transnacionales de las asociaciones.

La Comisión desea instaurar un diálogo a gran escala que reúna al sector, a las instituciones europeas, a los Estados miembros y a las demás partes interesadas con el fin de estudiar de manera detallada las propuestas que se desarrollan en la presente Comunicación. La Comisión tiene la intención de organizar una serie de conferencias y seminarios para discutir sobre la Comunicación y las cuestiones que en ella se plantean.

ACTOS CONEXOS

Resolución del Parlamento Europeo sobre la Comunicación de la Comisión sobre el fomento del papel de las asociaciones y fundaciones en Europa [COM (97) 241 - C4-0546/97].

 
Última modificación: 05.12.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba