RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Educación de los niños procedentes de la migración

Las presentes Conclusiones se basan en la consulta pública de 2008 sobre la educación de los niños procedentes de la migración, que hace un balance de los retos y las posibles respuestas a los mismos.

ACTO

Conclusiones del Consejo, de 26 de noviembre de 2009, sobre la educación de los niños procedentes de la migración [Diario Oficial C 301 de 11.12.2009].

SÍNTESIS

Las presentes Conclusiones se basan en la consulta sobre la educación de los niños procedentes de la migración realizada por la Comisión en 2008. La consulta abordó una serie de cuestiones relacionadas con los retos y las respuestas de las políticas educativas para los niños procedentes de la migración. Las Conclusiones hacen un balance de estos retos y respuestas, e instan a los países de la UE y a la Comisión a actuar en consecuencia.

Retos

En el marco de la creciente globalización y los cambios demográficos, para que Europa siga siendo económicamente competitiva y socialmente estable deberá integrar con éxito a los migrantes en su sociedad. La educación puede desempeñar un papel importante en este proceso de integración. Sin embargo, los niños de procedencia migrante obtienen peores resultados académicos que sus compañeros y se enfrentan a discriminación racial y étnica, así como a exclusión social. El elevado número de estos niños en los sistemas educativos europeos plantea por consiguiente retos, pero también oportunidades.

La mayoría de los niños de procedencia migrante presentan niveles de éxito escolar considerablemente inferiores, lo que a menudo resulta en abandono escolar precoz, bajos niveles de cualificación y falta de participación en la enseñanza superior. Aparte de las barreras lingüísticas y culturales, los niños en situaciones socioeconómicas desfavorables se encuentran especialmente en desventaja. Además, las diferencias de acceso a los sistemas educativos y la calidad de las escuelas pueden provocar la reagrupación de un gran número de niños de procedencia migrante en centros con bajos rendimientos. Ofrecer a estos niños una mejor oportunidad de éxito en la enseñanza podría reducir su marginación, exclusión y alienación.

El proceso de integración requiere esfuerzos colectivos y debería involucrar a los propios migrantes, a los distintos sectores de la sociedad, a los organismos pertinentes de la Administración, a las autoridades competentes en materia de educación y vivienda, a los servicios sociales, sanitarios, de asilo e inmigración, así como a la sociedad civil. Al mismo tiempo, dado que estos retos son comunes a todos los países de la UE, es necesario aumentar el apoyo, la investigación y la cooperación a escala europea.

Respuestas

La educación en todos los niveles del aprendizaje permanente es esencial para facilitar la integración de los migrantes. Las medidas de apoyo específicas deben coordinarse con otros ámbitos políticos relevantes para satisfacer las necesidades de los niños de procedencia migrante. Además, los sistemas educativos deben perseguir activamente un alto nivel de equidad y calidad. Unos sistemas equitativos y de calidad mejorarían de manera eficaz los resultados educativos de estos niños, al tiempo que fomentarían la cohesión social. Las escuelas europeas también deberían promover la enseñanza intercultural, para fomentar el respeto mutuo y luchar contra los prejuicios. Los mecanismos de lucha contra la discriminación, itinerarios accesibles en los sistemas educativos, y una enseñanza y apoyo personalizados pueden ayudar a los niños de procedencia migrante a mejorar sus niveles de éxito y a combatir la segregación.

Con el fin de adaptarse a los distintos contextos educativos, las autoridades educativas y los directores, docentes y personal administrativo deben recibir formación especializada sobre la diversidad lingüística y cultural, así como ayuda para desarrollar sus competencias interculturales. Al mismo tiempo, puede ser necesario cambiar los métodos, materiales y planes de estudio para adaptarlos a las necesidades de todos los alumnos. Las desventajas educativas y los niveles de integración insuficientes pueden contrarrestarse mediante apoyos específicos, como dotar de mayores recursos a los centros docentes, impartir una enseñanza personalizada a los alumnos y facilitar orientación a los padres.

El éxito educativo y la integración en las sociedades europeas pasan necesariamente por conocer la lengua o lenguas oficiales del país de acogida. Para ello, deben adoptarse disposiciones específicas. Sin embargo, adquirir o mantener un buen conocimiento de la lengua del país de origen también puede ser beneficioso en términos personales y profesionales para los niños procedentes de la migración. La integración también puede facilitarse en gran medida garantizando la escolarización en edad temprana de estos niños y estableciendo asociaciones entre los centros educativos y las comunidades locales.

El papel de los países de la UE y la Comisión

Los países de la UE deben elaborar un enfoque político integrado a nivel local, regional y nacional para responder a estos retos. El enfoque puede incluir:

  • crear o reforzar los mecanismos contra la discriminación, a fin de promover la integración social y una ciudadanía activa;
  • aumentar la permeabilidad de los itinerarios educativos y suprimir los obstáculos internos de los sistemas escolares;
  • mejorar la calidad de las prestaciones de los centros de enseñanza y reducir las diferencias entre ellos, haciendo en particular esfuerzos por atraer y mantener a los mejores profesores y fortalecer el liderazgo en los centros con bajos rendimientos;
  • potenciar el acceso a la asistencia y la educación infantil de alta calidad;
  • ofrecer una enseñanza más personalizada y un apoyo individualizado, especialmente para los hijos de migrantes con bajo nivel educativo;
  • facilitar a los directores de los centros escolares, a los profesores y al personal administrativo formación especializada para gestionar la diversidad lingüística y cultural y para adquirir competencias interculturales;
  • establecer políticas apropiadas para la enseñanza de la lengua del país de acogida y considerar las posibilidades de que los alumnos procedentes de la migración conserven y desarrollen su lengua materna;
  • garantizar que los planes de estudio sean de alta calidad y relevantes para todos los alumnos, independientemente de su origen, y tener en cuenta las necesidades de los niños procedentes de la migración en los métodos y materiales de enseñanza;
  • crear asociaciones con las comunidades de migrantes y redoblar los esfuerzos para mejorar la comunicación con los padres procedentes de la migración;
  • ofrecer apoyo específico a los alumnos procedentes de la migración que tienen asimismo necesidades especiales;
  • recopilar y analizar datos en este campo, con vistas a facilitar la definición de políticas.

Para ello, debe desarrollarse el aprendizaje mutuo de buenas prácticas, en especial a través del método abierto de cooperación (MAC) en el marco estratégico para la cooperación europea en la enseñanza y la formación «ET2020». Los países de la UE también deben establecer proyectos sobre la enseñanza intercultural y la educación de los niños de procedencia migrante en el marco de los programas de financiación y los fondos de la UE.

La Comisión debe facilitar y apoyar la cooperación entre los países de la UE en este ámbito. También debe supervisar las diferencias de resultados entre los niños nativos y los de procedencia migrante. Además, la Comisión debe evaluar los objetivos de la Directiva 77/486/CEE relativa a la escolarización de los hijos de trabajadores migrantes a la luz de las actuales tendencias de la migración. Las cuestiones relacionadas con la migración deben incluirse adecuadamente en los programas de financiación y en las iniciativas educativas de la UE, y reflejarse en las políticas de protección e inclusión social. Además, debe desarrollarse una cooperación más estrecha con las organizaciones internacionales que trabajan en el campo de la enseñanza y la migración.

Última modificación: 18.06.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba