RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Competencias clave para un mundo cambiante

El presente Informe evalúa los progresos de los países de la Unión Europea (UE) en la puesta en práctica del programa de trabajo "Educación y formación 2010" durante el periodo 2007-2009. Aunque se centra en la aplicación del marco europeo de competencias clave, en el informe se describen también la evolución de las estrategias nacionales de aprendizaje permanente, la reforma de los sistemas de educación y formación profesional (EFP) y la modernización de la enseñanza superior.

ACTO

Informe conjunto de 2010 del Consejo y de la Comisión sobre la puesta en práctica del programa de trabajo “Educación y formación 2010” – “Competencias clave para un mundo cambiante” [Diario Oficial C 117 de 6.5.2010].

SÍNTESIS

Este cuarto informe conjunto sobre la puesta en práctica del programa de trabajo "Educación y formación" señala que la cooperación política en el ámbito europeo ha prestado un valioso apoyo a las reformas educativas emprendidas por los países. Los resultados en materia de educación y formación en la Unión Europea (UE) han mejorado. Sin embargo, no se han alcanzado la mayoría de los objetivos cuantitativos fijados para 2010. Es preciso seguir trabajando para abordar los desafíos pendientes.

Competencias clave

El marco europeo de competencias clave para el aprendizaje permanente se ha utilizado en numerosos países de la UE como punto de referencia para la reforma de los sistemas nacionales de educación y formación. Ha contribuido a avanzar hacia un enfoque de la enseñanza y del aprendizaje más basado en las competencias. Se han realizado importantes avances en los planes de estudios escolares, en cuyo seno han cobrado mayor importancia las competencias clave transversales. Sin embargo, se requiere un mayor esfuerzo en la organización del aprendizaje, en ámbitos como los siguientes:

  • aplicación práctica de las competencias transversales clave (competencia digital, competencias para aprender a aprender, competencias sociales y cívicas, espíritu empresarial y de iniciativa, y sensibilidad cultural);
  • actualización de las aptitudes y competencias de los profesores, y posibilidad de desarrollo profesional de los responsables de los centros escolares;
  • desarrollo de herramientas de valoración y evaluación que tengan en cuenta las aptitudes y actitudes esenciales de las competencias clave, incluidas las transversales.

La UE considera fundamental el nivel de los alumnos en cuanto a las capacidades de lectura, que continúa deteriorándose. Es preciso realizar un esfuerzo concertado para aumentar los niveles de alfabetización, en especial entre los chicos y los inmigrantes. En general, los países de la UE han adoptado planteamientos personalizados del aprendizaje dirigido a alumnos con necesidades especiales, así como programas para la adquisición precoz de las competencias de base. No obstante, los avances son lentos y es preciso continuar luchando contra la desigualdad.

Los países de la UE deben desarrollar más sus sistemas de educación y formación profesional (EFP) a fin de abordar toda la gama de competencias clave de un modo más sistemático. El trabajo debe centrarse en los planes de estudios, en los métodos de enseñanza y aprendizaje, y en la formación de los profesores de EFP. Además, se debe aplicar a la formación de adultos la gama completa de competencias clave. Si bien los países de la UE han adoptado medidas para aumentar la participación de los adultos en la educación y la formación, es preciso continuar trabajando para abarcar todos los niveles de cualificación y mejorar las competencias de los profesores de educación para adultos.

Estrategias de aprendizaje permanente

En la mayoría de los países de la UE se han adoptado estrategias de aprendizaje permanente que proporcionan itinerarios de aprendizaje flexibles. También han avanzado en el desarrollo de marcos nacionales de cualificación asociados al Marco Europeo de Cualificaciones (MEC) y en la cobertura de todos los niveles y tipos de educación y formación. Asimismo, se han adoptado medidas para desarrollar los sistemas de orientación permanente para los adultos. Sin embargo, queda mucho por hacer en los siguientes ámbitos:

  • aplicación de las estrategias de aprendizaje permanente;
  • desarrollo de las estrategias de aprendizaje permanente en colaboración con las partes interesadas y otros sectores políticos pertinentes;
  • coherencia y exhaustividad de las estrategias de aprendizaje permanente para que abarquen el ciclo de vida completo en lugar de limitarse a sectores o grupos de destino concretos;
  • coordinación de los sistemas de orientación permanente a fin de tener en cuenta las necesidades de los jóvenes.

Educación y formación profesional (EFP)

El Proceso de Copenhague contempla la mejora de la cooperación europea en materia de EFP, a fin de aumentar el atractivo y la calidad de los sistemas de EFP. Los países de la UE abordan estos aspectos mediante la aplicación de sistemas nacionales de garantía de calidad asociados al Marco de Referencia Europeo de Garantía de la Calidad en la Educación y Formación Profesionales. Asimismo, prestan especial atención a la profesionalización de los profesores de EFP y a la adaptación de este tipo de enseñanza a las necesidades de los alumnos y las empresas.

Sin embargo, los países de la UE aún deben abordar varios retos en este sentido. Por ejemplo, es preciso incrementar la pertinencia de la EFP en relación con las necesidades del mercado laboral y, para ello, se necesita:

  • mayor cooperación entre la EFP y el mundo empresarial;
  • aprendizaje en el puesto de trabajo (además de la formación teórica en el centro educativo);
  • instrumentos eficaces que permitan anticiparse a las necesidades de competencias futuras.

Además, es preciso acelerar los avances en cuanto a la creación de itinerarios que permitan a los alumnos pasar de la EFP a los estudios superiores.

Enseñanza superior

Como consecuencia del aumento de la sensibilización respecto de la importancia de permitir que alumnos con itinerarios no convencionales puedan cursar estudios superiores, la mayoría de los países de la UE han adoptado medidas para facilitar el acceso a los alumnos en situaciones desfavorecidas. Al mismo tiempo, se están diversificando las fuentes de ingresos de las instituciones de enseñanza superior. Pero todavía es preciso aumentar:

  • la inversión tanto pública como privada en educación superior;
  • el acceso a la educación superior para personas que ya están trabajando a fin de permitirles continuar su desarrollo personal y profesional;
  • la cantidad de colaboraciones entre los sectores universitario y empresarial a fin de reforzar la autonomía de las universidades, así como para mejorar su gobernanza y la asunción de responsabilidades.

Perspectivas de futuro

Si bien la cooperación europea en materia de educación y formación ha contribuido a reformar los sistemas nacionales, aún siguen pendientes retos cruciales. En concreto, es preciso aplicar plenamente el marco europeo de competencias clave y mejorar la apertura y pertinencia de la educación y la formación. A fin de lograr estos avances, el Consejo y la Comisión se han comprometido a trabajar juntos a partir del nuevo marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación (ET 2020) y dentro del contexto de la estrategia general "Europa 2020".

Última modificación: 26.03.2010

Véase también

Página web de la estrategia europea para la cooperación en materia de educación y formación (DE) (EN) (FR) de la Dirección General de Educación y Cultura de la Comisión Europea

Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba