RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas en la UE

Frente al envejecimiento de la población, la Comisión Europea analiza los riesgos y los retos planteados a los Estados miembros y a la Unión Europea para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas.

ACTO

Comunicación de la Comisión, de 12 de octubre de 2006, al Consejo y al Parlamento Europeo, «Sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas en la UE» [COM (2006) 574 final - No publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

En esta Comunicación, la Comisión Europea analiza los riesgos para los Estados miembros relativos a la sostenibilidad a largo plazo de sus finanzas públicas. La incidencia presupuestaria del envejecimiento de la población constituye el principal reto. Para afrontarlo, conviene reducir rápidamente la deuda pública, elevar las tasas de empleo y reformar convenientemente los sistemas de pensiones, asistencia sanitaria y asistencia de larga duración.

Baja tasa de natalidad, aumento de la esperanza de vida: una población que envejece

El volumen y la estructura de edad de la población europea evolucionarán en el futuro, debido a una baja tasa de natalidad, un aumento continuo de la esperanza de vida y la jubilación de las generaciones derivadas del «baby-boom». El envejecimiento futuro de la población plantea retos económicos, presupuestarios y sociales debido a su repercusión en el crecimiento y en los gastos públicos (véase el informe «Repercusiones del envejecimiento en el gasto público: previsiones para los Estados miembros» (2004-2050) [EN]).

En este contexto, los Estados miembros tendrán dificultades para mantener a largo plazo una hacienda pública sólida y sostenible. Esta constatación reviste especial importancia en la unión económica y monetaria, ya que un alto déficit y una deuda creciente en un Estado miembro pueden tener una influencia negativa sobre la situación macroeconómica de otros Estados miembros. Conviene, pues, corregir los déficits presupuestarios y practicar políticas coherentes a tiempo, antes de que el envejecimiento de la población implique una subida del gasto público.

Actuar antes de que sea demasiado tarde

A largo plazo, una población más envejecida tendrá repercusiones en los gastos públicos, en particular, por el aumento del gasto dedicado a las pensiones, a la asistencia sanitaria y a la asistencia de larga duración. Es necesario, pues, aplicar reformas estructurales para contener estos gastos y favorecer el crecimiento mediante el aumento de las tasas de empleo y retrasando la edad efectiva de jubilación.

Si no se introducen medidas de reforma y de saneamiento presupuestario, el análisis de la Comisión revela la aparición, tanto en la Unión Europea como en la zona del euro, de una divergencia de financiación significativa, es decir, la divergencia entre la situación presupuestaria de 2005 y una situación sostenible, del 3,5 % del PIB. Si no se adoptan medidas para colmar esta divergencia, la ratio deuda pública/PIB seguirá siendo, por término medio en la Unión Europea, superior al 60 % durante las próximas décadas, y empezaría a aumentar rápidamente hacia 2020 para llegar a cerca del 200 % del PIB en 2050.

Para ilustrar el impacto de una mejora de la situación presupuestaria sobre la sostenibilidad de la hacienda pública a largo plazo, la Comisión analizó un escenario alternativo. Suponiendo que todos los Estados miembros alcanzaran su objetivo presupuestario a medio plazo en 2010, las brechas de sostenibilidad en la UE y en la zona del euro serían de aproximadamente el 1,5 % del PIB. La ratio deuda/PIB en 2050 sería entonces del orden de un 80 % y no del 200 % a falta de mejora presupuestaria.

Evaluar los riesgos para la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas

La Comisión Europea y el Consejo de la Unión Europea introdujeron una categorización con tres niveles (riesgo alto, medio o bajo) a fin de indicar la importancia relativa de los riesgos para la sostenibilidad a largo plazo de la hacienda pública.

Los 25 Estados miembros de la época (Bulgaria y Rumania se convirtieron en miembros en enero de 2007) se clasifican del siguiente modo:

  • Países con alto nivel de riesgo: República Checa, Grecia, Chipre, Hungría, Portugal y Eslovenia. El alto riesgo se manifiesta, en particular, por un aumento muy significativo de los gastos vinculados al envejecimiento a largo plazo. Además, algunos de estos países registran elevados déficits y, a veces, un endeudamiento importante.
  • Países con un nivel de riesgo medio: Bélgica, Alemania, España, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Eslovaquia y Reino Unido. Estos países pueden distribuirse en dos grupos, concretamente entre:

- los países en los que el envejecimiento de la población conducirá a un coste significativo para la hacienda pública y en los que podría ser necesario adoptar medidas para limitar estos costes, pero que actualmente gozan de posiciones presupuestarias relativamente sólidas (España, Irlanda, Luxemburgo);
- los países que deben sanear su hacienda pública en distintos grados a medio plazo, pero para los cuales los costes del envejecimiento son menos preocupantes, a menudo debido a las reformas introducidas en sus sistemas de jubilación (Eslovaquia, Italia, Alemania, Francia, Reino Unido y Malta).

Bélgica presenta características de ambos grupos: debe mantener un saldo presupuestario cómodo con el fin de reducir su deuda especialmente elevada y compensar el importante aumento de los gastos vinculados al envejecimiento.

  • Países con bajo nivel de riesgo: Dinamarca, Estonia, Letonia, Lituania, Países Bajos, Austria, Polonia, Finlandia y Suecia. Estos países adoptaron un gran número de medidas para afrontar el envejecimiento de su población, lo que se traduce en una situación presupuestaria sólida (amplios superávits, reducción de la deuda y/o acumulación de activos) y/o reformas globales de los regímenes de pensiones, que a veces implican una transferencia hacia regímenes de pensiones privados. No obstante, esto no significa que no exista ningún riesgo para la sostenibilidad a largo plazo. En realidad, la situación de Estonia, Letonia, Lituania, Austria, Polonia y Suecia depende de la aplicación de las reformas de los regímenes de pensiones que permitieron reducir la repercusión presupuestaria del envejecimiento a largo plazo, así como del mantenimiento, o incluso reforzamiento, de su situación presupuestaria. Los costes esperados vinculados al envejecimiento, particularmente en pensiones, son relativamente elevados para Dinamarca, Países Bajos y Finlandia. Estos últimos quizá deben prever reformas estructurales tendentes a modificar, en un momento dado, sus tendencias presupuestarias a largo plazo, si no mantienen su sólida situación presupuestaria.

Garantizar unas finanzas públicas sostenibles: importante reto para la UE

El reto económico y presupuestario planteado por el envejecimiento de la población implica:

  • una reducción rápida de la deuda: los Estados miembros deben alcanzar y mantener situaciones presupuestarias sanas y reducir su deuda pública antes de que el envejecimiento de la población se traduzca en una subida de los gastos públicos;
  • un aumento de las tasas de empleo y productividad: es necesario aumentar las tasas de empleo, especialmente de las mujeres y de los trabajadores de más edad; además, deben preverse medidas encaminadas a aumentar la oferta y la ocupación de la mano de obra;
  • una reforma de los sistemas de pensiones, de la asistencia sanitaria y de la asistencia de larga duración: los Estados miembros deben abordar reformas adecuadas de sus sistemas sociales, particularmente para que dichos sistemas sean financieramente viables.

Esta estrategia con tres apartados destinada a afrontar el reto económico y presupuestario planteado por el envejecimiento de la población se inscribe en el marco de la estrategia de Lisboa.

 
Última modificación: 12.04.2007

Véase también

Para más información, consúltese el sitio Internet de la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros:

  • Comité de política económica: Grupo de Trabajo sobre el envejecimiento de la población (EN English (en) ).
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba