RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Las finanzas públicas de los Estados miembros en 2004

En el ámbito de las finanzas públicas de la Unión en 2004, la situación presupuestaria es muy variada según los distintos Estados miembros. Mientras que la mayoría de los Estados escandinavos disponen de un presupuesto equilibrado, la evolución presupuestaria en una serie de países es inquietante. En la presente Comunicación, la Comisión hace balance de la situación actual de las finanzas públicas de los Estados miembros, examina las dificultades encontradas y apunta posibles soluciones.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo: Las finanzas públicas en la UEM - 2004 [COM (2004) 425 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Comisión analiza las finanzas públicas de la unión económica y monetaria (UEM) en 2004 y destaca la necesidad de reforzar el marco de la gobernanza económica en la Unión. La Comisión observa un recurso más frecuente al procedimiento de déficit excesivo y toma nota de las tensiones que son fuente de incertidumbres en la aplicación del marco de vigilancia presupuestaria, en particular debido a una interpretación divergente de las disposiciones del Tratado y del Pacto de estabilidad y crecimiento por las instituciones comunitarias. Propone un análisis mejorado de la evolución presupuestaria. La Comisión destaca también que la disciplina presupuestaria y el crecimiento económico son objetivos compatibles entre sí. Analiza el vínculo entre políticas presupuestarias y crecimiento a largo plazo con el fin de aumentar la calidad de las finanzas públicas.

Balance de la situación actual

El crecimiento ralentizado contribuye a los déficit presupuestarios en el conjunto de la Unión Europea (UE). La ampliación de la Unión en 2004 se tradujo en disparidades crecientes en las evoluciones presupuestarias de los distintos Estados miembros. Los déficit alemán y francés son los más importantes. Debido a su tamaño, estos dos Estados miembros influyen en los resultados del conjunto de la zona del euro. La Comisión se preocupa por la situación de las finanzas públicas en Italia, debido al elevado índice de deuda pública de este país, y también por el deterioro de los saldos efectivos en varios países no pertenecientes a la zona del euro, entre los que figuran Polonia y el Reino Unido. Sin embargo, la Comisión observa que las finanzas públicas de Bélgica, España, Finlandia, Irlanda y Luxemburgo están saneadas. Fuera de la zona del euro, Dinamarca, Estonia y Suecia han mantenido saldos excedentarios durante la ralentización coyuntural.

En los dos últimos años, hemos asistido a un uso frecuente del procedimiento de déficit excesivo. En 2003, Alemania, Francia y Portugal se encontraban en situación de déficit excesivo. Por lo que se refiere a Alemania y Francia, la probabilidad de rebajar los déficit por debajo del límite máximo del 3 % del PIB en 2004 era muy escasa a la vista de los proyectos de presupuesto presentados en 2003. Por esta razón, la Comisión pasó a la etapa siguiente del procedimiento de los déficit excesivos con el fin de incitar a estos dos países a corregir su déficit al menos con vistas a 2005. En 2004, la Comisión incoó también procedimientos por déficit excesivo contra Grecia, los Países Bajos y el Reino Unido, cuyos déficit superaron el límite máximo del 3 % del PIB en 2003. Sobre la base de sus previsiones, la Comisión recomendó enviar un advertencia a Italia, debido al riesgo de que este país sobrepasara el 3 % en 2004. También se incoaron procedimientos contra varios nuevos Estados miembros tras su adhesión a la UE. Se enviarán recomendaciones a estos países para ayudarles a realizar un ajuste plurianual creíble.

En el futuro inmediato, a pesar de la mejora de la situación económica, la Comisión considera que las perspectivas presupuestarias para 2004 y 2005 no son muy prometedoras y que el saneamiento de la finanzas públicas llevará tiempo. Según la Comisión, el déficit se mantendrá por encima del 3 % del PIB en 2004 en Alemania y Francia. Los dos Estados miembros se comprometieron a reducir su déficit por debajo del 3 % del PIB en 2005. Los déficit de Grecia, Italia, Países Bajos y Portugal también podrían superar el 3 % del PIB si no se toma ninguna medida correctiva. La situación presupuestaria debería mejorarse en la mayoría de los nuevos Estados miembros durante dos próximos años. Desgraciadamente, la mayoría de los Estados miembros no están aún próximos a un equilibrio presupuestario con vistas a 2007 (-0,7 % del PIB para la zona del euro), en particular, Alemania, Francia, Portugal y el Reino Unido. Estos países no disponen de un margen de seguridad suficiente para evitar superar el valor de referencia del 3 % del PIB en caso de coyuntura desfavorable. La Comisión considera que los objetivos a medio plazo de algunos Estados miembros se basan en hipótesis de crecimiento demasiado optimistas.

El balance mediocre de la aplicación de los programas de estabilidad y convergencia penaliza la realización de los objetivos de Lisboa, destinados a hacer a la UE la economía más competitiva y más dinámica del mundo. Es esencial que los Estados miembros logren situaciones presupuestarias que autoricen el libre juego de los estabilizadores automáticos y reduzcan el impacto del envejecimiento demográfico en la viabilidad de la finanzas públicas. En los períodos de coyuntura económica favorable, es necesario sanear las situaciones presupuestarias: las dificultades de algunos Estados para respetar las obligaciones del Tratado en 2002 y 2003 reflejan el hecho de que estos países no realizaron un esfuerzo de saneamiento suficiente durante el período de coyuntura favorable de los años 1999 y 2000.

Superar las dificultades actuales

La Comisión observa tensiones en la aplicación de los procedimientos previstos por el Tratado y el pacto de estabilidad y crecimiento (PEC) en materia de supervisión presupuestaria, en particular, debido a las interpretaciones divergentes del PEC por parte de las instituciones comunitarias. Así pues, en febrero de 2002, la Comisión recomendó al Consejo que enviara una "advertencia precoz" a Alemania y Portugal. El Consejo no dio curso a las propuestas de la Comisión debido a los compromisos asumidos por estos dos países. De manera similar, el Consejo tampoco siguió en 2003 las recomendaciones de la Comisión relativas a Alemania y Francia, que concedían un plazo suplementario de un año para corregir la situación de déficit excesivo e implicaban el paso a las etapas siguientes del procedimiento.

La Comisión anuncia una estrategia cuyo objetivo consiste en garantizar la claridad jurídica de las disposiciones del Tratado y el PEC, proseguir la vigilancia presupuestaria y reforzar la gobernanza económica. En este marco, a finales de enero de 2004 solicitó al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas que anulase las decisiones adoptadas por el Consejo y las conclusiones adoptadas en la reunión de noviembre. La Comisión prosigue la vigilancia presupuestaria sobre la base de las disposiciones del Tratado y el PEC, evaluando, en particular, las actualizaciones de los programas de estabilidad y convergencia de 2003 y elaborando proyectos de dictamen para el Consejo. Está actualizando las orientaciones generales de política económica (GOPE), incluyendo recomendaciones específicas a determinados Estados miembros.

La Comisión considera que las desviaciones temporales de las situaciones presupuestarias deben detectarse más rápidamente. El informe sobre las «Finanzas públicas en la UEM - 2004» distingue cuatro ámbitos en los que se han realizado progresos en el análisis de las evoluciones presupuestarias:

  • Impacto de las medidas específicas. Las «medidas específicas» adoptadas por los gobiernos son un elemento frecuente y significativo de las políticas presupuestarias de la UE. La Comisión considera que es esencial tener en cuenta estas medidas y las razones de su adopción en el proceso de vigilancia presupuestaria. Desea una mayor transparencia de las medidas presupuestarias y una mejor información sobre estas medidas por los Estados miembros, particularmente en los programas de estabilidad y crecimiento.
  • Utilización de los saldos presupuestarios ajustados en función del ciclo. Actualmente se utiliza una metodología común para calcular los saldos presupuestarios ajustados en función del ciclo a fin de distinguir en los presupuestos los cambios que reflejan la coyuntura económica de los que no. Estos últimos reflejan las medidas adoptadas por las autoridades. La Comisión propone excluir la escasa parte de la variación del saldo que expresa las fluctuaciones imprevistas del crecimiento potencial con el fin de traducir correctamente la magnitud de los esfuerzos del Estado para sanear su presupuesto.
  • Evaluación de la viabilidad de la finanzas públicas a largo plazo. La supervisión presupuestaria incluye una evaluación de la viabilidad a largo plazo de la finanzas públicas, realizada sobre la base de las actualizaciones de los programas de estabilidad y convergencia. La Comisión refuerza el análisis cualitativo de los resultados obtenidos, lo que aumenta el valor informativo de la evaluación. Constata que los riesgos para la viabilidad a largo plazo son mayores en cinco países (Alemania, Bélgica, Francia, Grecia e Italia), y que dos países se enfrentan a dificultades a medio plazo (Países Bajos y Reino Unido). España y Portugal prevén riesgos vinculados a sus previsiones a largo plazo de los gastos de jubilación. Seis países (Austria, Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Luxemburgo y Suecia) parecen bien situados para hacer frente al envejecimiento demográfico prosiguiendo sus políticas actuales.
  • Seguimiento de los pasivos contingentes. Para obtener una visión completa del grado de viabilidad de la finanzas públicas, es necesario tener en cuenta otros elementos distintos a los ya incluidos en la definición de Maastricht de la deuda bruta. Así pues, los «pasivos contingentes» representan obligaciones que los Gobiernos deben cumplir en caso de acontecimientos particulares, y su nivel es relativamente importante en los nuevos Estados miembros. Considerando la gran variedad de las situaciones y evoluciones nacionales en la UE, la Comisión considera que una mejor información y un mayor control de los pasivos contingentes contribuyen a reforzar la eficacia de la supervisión presupuestaria en la Unión.

Según algunas críticas manifestadas, el marco de supervisión presupuestaria de la UE insiste demasiado en la disciplina presupuestaria y penaliza por tanto el crecimiento económico. La Comisión concluye que la disciplina presupuestaria no excluye el crecimiento económico. La disciplina presupuestaria y la solidez de las finanzas públicas contribuyen a un medio macroeconómico favorable al crecimiento, y las normas del marco presupuestario impiden los déficit prolongados que pueden tener un impacto en los ingresos futuros. El análisis de la Comisión pone de manifiesto que el ajuste presupuestario inducido por el marco presupuestario de la UE durante los años noventa implicó un crecimiento de duración y amplitud limitadas. Sin embargo, ello sienta las bases de una mejor dinámica de crecimiento para el futuro: si el marco no existiera, los déficit presupuestarios habrían sido aún más importantes, con una reducción de la inversión y una reducción del potencial de crecimiento por debajo de los niveles actuales.

La Comisión constata la necesidad de reforzar el marco de la gobernanza económica en la Unión. Es necesario de evaluar de nuevo el marco aplicable a la dirección de las políticas presupuestarias nacionales y los procesos que regulan la coordinación de las políticas económicas de la UE. Así pues, las normas del Tratado relativas a las finanzas públicas contribuyen al crecimiento y a una aplicación adecuada de la estrategia de Lisboa. Sin embargo, las OGPE podrían asumir un papel más importante en la coordinación de las políticas económicas de los Estados miembros, haciendo hincapié en las orientaciones presupuestarias que deben seguirse. La Comisión destaca de nuevo la importancia de interpretar mejor las normas presupuestarias para garantizar que se tiene en cuenta específicamente a cada país por lo que se refiere a la evolución de la deuda. Por último, la Comisión recuerda que sería positivo clarificar las funciones respectivas del Consejo y la Comisión en la aplicación de los instrumentos del Tratado. Destaca también la importancia de un mejor diálogo entre todos los actores interesados, incluso entre los actores a escala nacional y comunitaria.

Desde 2000, la Comisión Europea establece cada año un informe sobre la hacienda pública en la Unión Europea. Al mismo tiempo, la Comisión adopta comunicaciones sobre este tema.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo: Finanzas públicas en la UEM - 2003 [COM(2003)283 final - no publicada en el Diario Oficial].
La Comisión Europea propugna el establecimiento de una estrategia coherente a medio plazo que permita abordar el problema de los desequilibrios presupuestarios crecientes y estimular el crecimiento.

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo: Finanzas públicas en la UEM - 2002 [COM(2002)209 final - no publicada en el Diario Oficial].
La Comisión hace balance de la evolución de las políticas presupuestarias: es necesario abordar la ralentización coyuntural mejorando al mismo tiempo el marco presupuestario de la Unión Económica y Monetaria (UEM). La Comisión subraya la importancia del procedimiento de aviso preventivo. Para garantizar la credibilidad del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, la Comisión estima que han de alcanzarse sus objetivos, garantizando simultáneamente la viabilidad de las finanzas públicas a largo plazo. Por otra parte, hay que tener en cuenta la calidad de los gastos públicos y prepararse para la ampliación.

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo: Las Finanzas Públicas en la UEM - 2001 [COM(2001)355 final - no publicada en el Diario Oficial].
La presente comunicación analiza los resultados presupuestarios de los Estados miembros en 2000 y evalúa las perspectivas a corto y medio plazo. El debate sobre la política presupuestaria está influido por varios factores, entre los que cabe señalar: el objetivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de alcanzar una situación presupuestaria de «proximidad al equilibrio o superávit», la importancia de una política presupuestaria que garantice una política macroeconómica adecuada, la ampliación del debate sobre la política presupuestaria a la calidad y la viabilidad de las haciendas públicas y la necesidad de una mejor coordinación de los aspectos presupuestarios. Por último, la Comisión expone en detalle el camino a seguir, que consiste en reforzar la coordinación de los aspectos presupuestarios.

Última modificación: 07.10.2005

Véase también

Para mayor información puede consultarse el sitio Internet de la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros:

  • Finanzas públicas en la Unión Europea: informes desde 2000 (EN).
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba