RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Estrategia de información sobre el euro

La Comisión Europea actualiza las prioridades y estrategias de la campaña de información sobre el euro y confirmar el compromiso de la Comisión a este respecto.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, de 2 de febrero de 2000, sobre la estrategia de comunicación que debe adoptarse durante las últimas fases de instauración de la UEM [COM (2000) 57 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El 1 de enero de 1999 once Estados miembros hicieron del euro su moneda oficial, según el calendario definido por el Tratado de la Unión Europea. El período transitorio, durante el cual el euro sigue siendo una moneda escritural, se terminará el 31 de diciembre de 2001 a medianoche. A partir de entonces, los bancos sólo emitirán billetes y monedas en euros. Los Estados miembros se esforzarán al máximo para garantizar que la mayor parte de las transacciones en efectivo se realice en euros quince días después del 1 de enero habrá que realizar en euros la mayoría de las transacciones en efectivo. El período de doble circulación debe ser corto para que la retirada de los billetes y monedas nacionales haya finalizado a principios de marzo de 2002.

Desde 1995 la Comisión prosigue una campaña de información muy activa sobre el euro. En 1998 manifestó su compromiso con la campaña de información adoptando una comunicación relativa a la estrategia de información sobre el euro. Se dedicó un presupuesto importante a la campaña en el marco del programa PRINCE (programa de información del ciudadano europeo). El apoyo del Parlamento a los esfuerzos de la Comisión ha sido constante.

La Comisión dio prioridad a la asociación con organismos enlace y, paralelamente, intentó responsabilizar a los Estados miembros para que prosiguieran sus propias campañas de información. Gracias a ello en varios Estados miembros se crearon exposiciones, líneas telefónicas gratuitas y algunos sitios Internet especializados. El objetivo de todas estas acciones era sensibilizar e informar a grupos precisos.

Los proveedores de información del sector privado se mostraron también muy motivados e intentaron sensibilizar a la pequeña y mediana empresa (PYME).

En el momento del cambio al euro, se pudo observar que los ciudadanos no podían asimilar la información. En el sector empresarial, sólo un número reducido de empresas ha adoptado ya el euro en su contabilidad y la mayoría de las PYME aún no adoptaron las medidas necesarias para la utilización del euro. Por el contrario, la doble visualización de precios se practica a menudo en el comercio al por menor y en los servicios.

PRIORIDADES

A raíz de estas comprobaciones, la Comisión decidió ajustar su política para los años 2000 y 2001.

Para asegurar el éxito de esta campaña, la Comisión y los responsables de información de los Estados miembros definieron una serie de principios que debieran contribuir al éxito de la operación:

  • definir objetivos claros y específicos para cada grupo objetivo;
  • respetar el principio de subsidiariedad y la promoción de las acciones de los Estados miembros;
  • la subsidiariedad conduce a la proximidad. La información será más creíble si procede de las autoridades regionales y locales que de instituciones alejadas. Pero tal proximidad implica movilizar recursos humanos que actúen como puntos de contacto;
  • cooperación entre todas las partes interesadas, tanto nacionales como europeas (Banco Central Europeo, Comité de las Regiones y Comité Económico y Social). Tal cooperación requiere una coordinación muy estrecha.
  • se requiere flexibilidad para poder evaluar los resultados de la campaña de información y para cuestionar los procedimientos si fuese necesario.

GRUPOS OBJETIVO

A partir del de 1 de enero de 2002 todas las empresas de la zona euro se verán obligadas a utilizar el euro para sus transacciones. Según los estudios realizados, la mayoría de las empresas comunitarias aún no ha adoptado una estrategia precisa relativa a este cambio. El riesgo es que miles de empresas intenten cambiar al euro a última hora y provoquen de este modo perturbaciones tanto entre los consumidores como, por otra parte, en toda la economía de la zona euro.

El objetivo es convencer a las empresas de que establezcan un plan de cambio al euro que incluya un calendario, los recursos humanos necesarios y un presupuesto.

Ciertos tipos de empresa necesitarán un seguimiento más minucioso como las empresas y los minoristas de escasas dimensiones, las empresas situadas en zonas turísticas o periféricas y las empresas de los países preparticipantes.

Las autoridades locales o regionales pueden movilizar canales de información "más cercanos" a las empresas como los asesores, los especialistas en contabilidad y las grandes empresas que trabajan con las PYME.

Por lo que se refiere al calendario, la campaña de información será intensiva a lo largo del año 2000 y en 2001 habrá que proceder a los ajustes necesarios.

Opinión pública

También la opinión pública deberá prepararse convenientemente para el cambio al euro; ser capaz de reconocer las distintas monedas y billetes y familiarizarse con los precios y con los valores expresados en euros.

Las investigaciones revelan que los ciudadanos ya olvidaron parte de la información que recibieron en las campañas de información anteriores. Por con siguiente, parece conveniente:

  • recordar a los consumidores porqué motivos la Unión Europea ha decidido adoptar el euro;
  • tranquilizar a los consumidores recordándoles que, incluso después del período doble circulación, los antiguos billetes seguirán conservando siempre su valor;
  • proseguir iniciativas como el logotipo "se aceptan los pagos en euros" y controlar sus efectos;
  • crear y reforzar los observatorios locales para el euro.

Durante el año 2000 es necesario seguir informando a la opinión pública e insistir en todas las ventajas que el euro aportará a la vida económica y a la vida cotidiana de cada cual. Con todo, en 2001 la campaña de información deberá intensificarse para que el público esté preparado para utilizar el euro.

Grupos que necesitan una ayuda específica

La estrategia de información debe adaptarse a las necesidades de algunos grupos específicos de la población, que no tienen acceso a los canales de información tradicionales como:

  • personas económica y socialmente marginalizadas;
  • personas socialmente aisladas;
  • personas que padecen alguna desventaja física (ciegos y personas de vista limitada, sordos y personas con dificultades auditivas) o mental;

Analfabetos

Los mensajes transmitidos a estos grupos serán los mismos que los que se dirijan al público en general pero las modalidades de transmisión se adaptarán a sus necesidades.

En 2000 continuarán las acciones de información emprendidas en 1999 y el año 2001 constituirá el punto culminante de esta campaña.

Población escolar

El euro se introdujo en la escuela desde el inicio del curso escolar 1999 - 2000. Este grupo objetivo se considera importante puesto que puede servir de canal de información. Los jóvenes pueden servir de enlace de información para su entorno (padres, ancianos...). El curso escolar 2000 - 2001 constituirá la última oportunidad de lanzar nuevas iniciativas.

Países preparticipantes y terceros países

Los países preparticipantes que aún no han adoptado el euro (Dinamarca, el Reino Unido y Suecia) constituyen también un objetivo, ya que sus vínculos con los Estados miembros que forman parte de la zona euro son muy intensivos.

Para los terceros países, los intercambios comerciales y económicos así como la presencia del euro como moneda de referencia en los mercados financieros constituyen motivos suficientes para proseguir e intensificar el esfuerzo de comunicación sobre el euro.

EVALUACIÓN DE LOS PROGRESOS

La Comisión propone establecer indicadores y objetivos de referencia que ayuden a los Estados miembros a medir los progresos realizados en el marco de sus acciones de comunicación. Estos indicadores deben armonizarse entre las Administraciones públicas y el sector privado interesado.

PAPELES Y RESPONSABILIDADES EN CUANTO A COMUNICACIÓN

El papel del Parlamento Europeo es fundamental para la definición, la evaluación y la aplicación de la estrategia de comunicación sobre el euro, así como para la asignación de los créditos.

La comunicación sobre el euro, al tiempo que respeta el principio de subsidiariedad corresponde esencialmente a la responsabilidad de los Estados miembros. La mayoría de estos ha elaborado ya una estrategia de información.

La Comisión, por su parte, proseguirá sus acciones de información dirigidas a las empresas, la opinión pública, los turistas y los terceros países, y se encargará de la coordinación de todas las demás partes interesadas.

El Banco Central Europeo (BCE) lanzó en 1999 una gran campaña de información que se titulaba "Euro 2002", que debiera alcanzar su punto culminante a finales final de 2001. Esta campaña va dirigida a la opinión pública, las empresas, las autoridades públicas y los distintos enlaces de información. Sus objetivos consisten en:

  • enseñar al público a reconocer las monedas y los billetes y prepararlo a la puesta en circulación;
  • enseñar a comerciantes y bancos a detectar posibles falsificaciones.
Última modificación: 13.10.2005

Véase también

Para más información, consúltese el siguiente sitio Internet de la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros:

  • El euro: nuestra moneda (EN).
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba