RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Programa de acción para combatir el VIH/SIDA, la malaria y la tuberculosis (2007-2011)

Este Programa propone una intervención comunitaria colectiva en apoyo de los programas de lucha contra el SIDA, la malaria y la tuberculosis gestionados por países en desarrollo y países de renta media, así como una actuación a escala internacional en los ámbitos en que la Unión puede aportar valor añadido.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo; Programa de acción europeo para combatir el VIH/SIDA, la malaria y la tuberculosis a través de la actuación exterior (2007-2011) [COM (2005) 179 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El Programa de acción tiene por objeto paliar el déficit de financiación para alcanzar el sexto objetivo de desarrollo del milenio (ODM), es decir, luchar contra el VIH/SIDA y otras enfermedades. Dado que la financiación de la lucha contra el sida, la malaria y la tuberculosis sigue siendo insuficiente, la Unión pretende impulsar las intervenciones que permiten obtener los mejores resultados.

La Unión se compromete a intensificar el diálogo político relativo a los derechos humanos, la salud sexual y reproductiva y los derechos conexos, así como a las necesidades de los huérfanos y los niños en situación precaria. Destaca, asimismo, la necesidad de ayudar a los grupos vulnerables, como los usuarios de droga por vía intravenosa, los reclusos, los ancianos, las personas con discapacidad, los refugiados y los desplazados.

La Unión velará por compartir los conocimientos especializados para desempeñar un papel constructivo en el diálogo técnico y estratégico, especialmente en la revisión de los documentos de estrategia de lucha contra la pobreza (DELP), las políticas sectoriales y los Mecanismos de coordinación por país (CCM, Country Coordinating Mechanisms) del Fondo Mundial.

La Comisión elaborará un conjunto de medidas para las delegaciones y los servicios, que habrán de fomentar la prevención de las enfermedades entre su personal.

La Unión Europea se propone definir los recursos disponibles en materia de asistencia técnica, con el fin de elaborar un plan de asistencia técnica compartida, regulado por un código de conducta para la acción colectiva. La Comisión Europea presentará en 2006 un documento de orientación sobre los recursos humanos en el ámbito sanitario con objeto de contribuir a la elaboración de medidas concretas y a la aplicación del Programa de acción. Esa estrategia deberá analizar diversas cuestiones, como la aprobación de un código europeo que establezca unas prácticas de contratación, la elaboración de planes nacionales de desarrollo de los recursos humanos y la formulación de una declaración de solidaridad internacional.

La Comisión desea incrementar la capacidad en el ámbito de la investigación clínica gracias a la iniciativa EDCTP (Programa de cooperación de los países europeos y en desarrollo sobre ensayos clínicos), en el marco de una serie de actividades destinadas a mejorar los servicios sanitarios locales y regionales en los centros de ensayos clínicos, aumentar los recursos humanos, construir infraestructuras - como instalaciones hospitalarias - y garantizar el acceso de la población a una cobertura médica durante los ensayos clínicos.

La Unión Europea ayudará a los países interesados a desarrollar prácticas y políticas sanas y eficaces en materia de compra de medicamentos y productos farmacéuticos, como preservativos, mosquiteros impregnados de un insecticida de larga duración y medicamentos antirretrovíricos. A esta iniciativa se añadirá una campaña de educación sobre la seguridad de los niños en la escuela, con el fin de reforzar la protección frente al riesgo de violación, embarazo o infección por VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

En situaciones de emergencia y de crisis prolongadas, la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) contribuirá a reducir la transmisión del VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria. ECHO se esforzará también por reducir la mortalidad y el sufrimiento humano causados por estas enfermedades mediante acciones de sensibilización, información y formación, y el suministro de medios de prevención al personal humanitario.

La Comisión Europea propone una serie de actividades concretas y poco gravosas, eficaces y capaces de producir resultados rápidamente:

  • distribución gratuita y selectiva de mosquiteros impregnados de un insecticida y refuerzo de las técnicas de comercialización social para fomentar la capacidad de producción local;
  • distribución gratuita y selectiva de anticonceptivos en el contexto de un aumento de las inversiones en la promoción de la salud y el refuerzo de la capacidad en materia de comercialización social;
  • acceso universal, voluntario y gratuito, al asesoramiento, la detección y los tratamientos antirretrovíricos para las mujeres embarazadas seropositivas.

La Comisión Europea también emprenderá acciones de lucha contra esas enfermedades a escala regional y mundial, en colaboración con socios internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Estados miembros.

Este Programa de acción pretende consolidar las redes regionales para fomentar el acceso, a precios asequibles, a medicamentos seguros, incrementar la capacidad reguladora, aumentar los recursos humanos del sector sanitario e intensificar la investigación y el desarrollo de nuevos medios.

La Comisión Europea supervisará la aplicación y los resultados del Reglamento (CE) n° 953/2003 destinado a evitar el desvío comercial hacia la Unión Europea de determinados medicamentos esenciales. Fomentará asimismo la transparencia de los precios de los productos farmacéuticos utilizados para luchar contra dichas enfermedades solicitando a los países afectados que comuniquen los precios de los productos comprados en el marco de los programas nacionales financiados por la Comunidad y por el Fondo Mundial. Los precios podrán consultarse en el sitio Internet de la Comisión, lo que facilitará las comparaciones de precios y permitirá evaluar la incidencia de la desvinculación de la ayuda.

La Comisión contribuirá, por medio de asistencia científica y orientaciones concretas sobre algunos productos esenciales, al desarrollo de la capacidad científica y reguladora de los organismos nacionales y regionales en el ámbito de la evaluación y la autorización de la comercialización de los productos farmacéuticos.

La Comisión apoyará la investigación y el desarrollo de nuevos instrumentos y medidas de intervención para acelerar la elaboración de nuevas vacunas, medicamentos, microbicidas y medios de diagnóstico en zonas carentes de recursos. Alentará la colaboración en el ámbito de la investigación entre los organismos de los países donde tales enfermedades tienen carácter endémico y los socios europeos.

Con objeto de atajar la escasez de recursos humanos, la Unión respaldará un conjunto de medidas innovadoras destinadas a alentar a los proveedores de servicios sanitarios a permanecer en las regiones o países en desarrollo con mayores necesidades o a regresar a ellos. Estas iniciativas tienen asimismo por objeto mejorar las posibilidades de investigación y frenar la fuga de cerebros.

La Comisión dará su apoyo a una serie de asociaciones de los sectores público y privado, y a iniciativas de cobertura mundial. Consultará a un amplio grupo de socios a través del Foro que reúne a los distintos interlocutores, en el que participarán también personas directamente afectadas por las tres enfermedades, para que puedan hacer oír su voz a escala mundial.

Además, evaluará los compromisos de las asociaciones mundiales según los criterios siguientes: unicidad de los conocimientos técnicos, fuerte presencia en los países y recursos esenciales, ventajas para la Unión respecto a su inversión y ventajas que la Comisión ofrece a su socio.

Algunos de los socios esenciales de la Comisión son la OMS y ONUSIDA, que ofrecen conocimientos técnicos específicos sobre las enfermedades gracias a las iniciativas «Roll-back malaria» y «Stop TB», así como el FNUAP, la OIT y la UNICEF.

En el ámbito internacional, la Comisión puede hacer oír su voz en virtud de un mandato formal y entablar un diálogo creíble con los países que no pertenecen a la Unión. Debe asimismo mantener una estrecha cooperación con los Estados miembros de la Unión, tanto en el marco de las Naciones Unidas como en el del G8.

La Comisión y los Estados miembros colaborarán de cerca para impulsar las acciones concretas en los países. Además, la Comisión efectuará el seguimiento de las medidas a través de las evaluaciones anuales e intermedias de los instrumentos específicos de cada país, del 7º Programa marco y de los mecanismos de control y evaluación del Fondo Mundial. En 2008 y en 2010, presentará al Parlamento y al Consejo informes de situación detallados sobre la ejecución, los resultados y la incidencia del Programa de acción.

Las asignaciones presupuestarias relativas a las acciones propuestas del Programa de acción se establecerán en el marco de las próximas perspectivas financieras.

Última modificación: 05.07.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba