RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Lucha contra la pobreza rural

1) OBJETIVO

Elaborar un marco estratégico para las actividades de la Comunidad Europea en los ámbitos del desarrollo rural y la gestión sostenible de los recursos naturales para luchar contra la pobreza rural.

2) ACTO

Comunicación de la Comisión, de 25 de julio de 2002, «La lucha contra la pobreza rural - Política y enfoque comunitarios respecto al desarrollo rural y la gestión sostenible de los recursos naturales en los países en desarrollo» [COM(2002) 429 final, no publicada en el Diario Oficial].

3) SÍNTESIS

Contexto
El objetivo central de la política de desarrollo de la Comunidad Europea es luchar contra la pobreza. El desarrollo rural ha sido seleccionado como uno de los seis ámbitos prioritarios de la política de desarrollo comunitaria por tres razones principales:

  • actualmente, tres cuartas partes de las personas que viven en situación de pobreza extrema residen en zonas rurales;
  • los problemas del hambre y la pobreza afectan esencialmente a las zonas rurales;
  • el desarrollo rural reviste especial importancia para el crecimiento económico y la gestión sostenible del medio ambiente.

La pobreza rural es un problema complejo constituido por numerosos elementos: los bajos ingresos, el escaso consumo debido a la baja productividad, la desigualdad en la propiedad y el acceso a los medios de producción, las condiciones precarias en materia de sanidad y educación, la degradación de los recursos naturales, la vulnerabilidad a los riesgos y la falta de poder político.

A pesar de su importancia, la problemática de las zonas rurales tiende a dejarse de lado y sus problemas se han abordado con procedimientos ad hoc. Es necesario elaborar un enfoque coherente e integrado para las actividades en este sector.

Objetivos de la política
Además del objetivo global de luchar contra la pobreza, los objetivos específicos de la política comunitaria para combatir la pobreza rural son los siguientes:

  • fomentar un crecimiento económico rural de base amplia;
  • lograr un acceso más equitativo a los medios de producción, los mercados y los servicios (como la tierra, la financiación rural y las infraestructuras rurales);
  • apoyar el desarrollo social y humano mediante la inversión en los recursos humanos, sobre todo en distintos ámbitos sociales, como la educación y la sanidad;
  • garantizar una gestión sostenible de los recursos naturales;
  • reducir la vulnerabilidad a los riesgos;
  • abordar la exclusión política y social mediante la creación de instituciones más eficaces, responsables, descentralizadas y participativas.

La intervención en sectores básicos, como la agricultura, la gestión de los recursos naturales, los transportes y las comunicaciones reviste especial importancia. El sector agrícola contribuye de manera considerable al crecimiento económico y al empleo y las actividades agrarias constituyen la fuente principal de ingresos para la mayoría de la población pobre de las zonas rurales. Además, las actividades agrarias impulsan el crecimiento del sector no agrícola en estas zonas. La buena gestión de los recursos naturales es esencial, ya que existen estrechos vínculos entre la pobreza rural y la degradación del medio ambiente. La degradación de los recursos naturales, como las tierras y los bosques, y fenómenos como la escasez de agua dulce privan a la población de recursos fundamentales para el desarrollo.

Estrategia de reducción de la pobreza rural de la Comunidad Europea
La idea principal de la estrategia propuesta es velar por que los problemas del desarrollo rural se aborden adecuadamente en el análisis de la pobreza de cada país y se integren en la concepción y la aplicación de todas las políticas y actividades. Deberían también reflejarse en el presupuesto gubernamental (incluso en la ayuda de los donantes) y en los servicios prestados por el sector público. La estrategia se centra en los seis objetivos mencionados en el apartado dos. La Comunidad intervendrá cuando pueda aportar valor añadido a las acciones existentes.

Principios rectores
Son los principios siguientes:

  • todas las intervenciones deben incidir sobre los múltiples aspectos de la pobreza rural;
  • las acciones deben abordar el problema de la desigualdad entre los sexos y los obstáculos a los que se enfrentan las mujeres en las zonas rurales;
  • es necesario integrar evaluaciones medioambientales en la concepción y la aplicación de la ayuda;
  • la ayuda comunitaria a estos grupos de población debe ser una ayuda a largo plazo;
  • las actividades deben ser viables más allá del período de financiación de los proveedores de fondos;
  • debe darse apoyo a las estrategias nacionales de reducción de la pobreza rural;
  • es preciso fomentar la descentralización de la concepción, la aplicación, la administración, etc. de las actividades;
  • es necesaria una amplia participación de las distintas partes interesadas.

Instrumentos
Los instrumentos empleados para la aplicación de la estrategia incluirán:

  • estrategias nacionales de desarrollo y estrategias de reducción de la pobreza;
  • estrategias de desarrollo rural (en caso necesario);
  • medidas sectoriales;
  • un enfoque por proyecto;
  • un apoyo a las organizaciones de la sociedad civil.

La Comunidad actuará también a nivel regional e internacional. A nivel regional, la potenciación de la integración económica, la armonización regional de las políticas agrícolas, la investigación agraria y la creación de infraestructuras pueden ser beneficiosas. A escala internacional, la Comunidad apoyará, en particular, el suministro de bienes públicos mundiales, como la inversión en la investigación agraria, sistemas eficaces y equitativos de protección de los derechos de propiedad intelectual, el intercambio de conocimientos, etc.

Medidas de fomento de la reducción de la pobreza rural
Entre los ámbitos y las medidas seleccionadas por la Comunidad para erradicar la pobreza rural, cabe mencionar los siguientes:

Apoyar las políticas económicas
Se dará apoyo a las políticas macroeconómicas y sectoriales:

  • Políticas macroeconómicas
    La Comunidad apoyará medidas en ámbitos tales como la gestión macroeconómica, la liberalización del comercio (el desarrollo del comercio, el aumento de la competitividad, la mejora del acceso a los mercados comunitarios, etc.), la privatización y liberalización del mercado y la asignación de recursos presupuestarios.
  • Estrategias sectoriales
    Recibirán apoyo los sectores agrícola, de la ganadería, la pesca y la silvicultura, así como el sector no agrícola. En el sector agrícola, las acciones se centran en la mejora del entorno de la política agrícola, la mejora del acceso a los mercados, el apoyo a las agrupaciones de productores y el refuerzo de los servicios que apoyan la producción y la investigación. La Comunidad proporcionará, en particular, suministros y tecnologías. Es preciso desarrollar una política y un marco reglamentario por lo que respecta a la gestión de los bosques.

Garantizar un acceso más equitativo a los medios de producción, los mercados y los servicios
El acceso equitativo a los mismos es esencial para el desarrollo igualitario. Los ámbitos prioritarios para la Comunidad son la política de propiedad de la tierra y la política en materia de financiación e infraestructuras rurales. El enfoque se basa en el concepto de la descentralización. Las actividades de la Comunidad se centrarán en los siguientes ámbitos:

  • Cuestiones relativas a la propiedad de la tierra
    La población pobre de las zonas rurales necesita tener acceso a la tierra y derechos de propiedad de la tierra seguros, bien definidos e invariables que les permitan gestionar los recursos de manera sostenible e invertir en mejoras. La Comunidad contribuirá a las medidas de elaboración y aplicación de las reformas de la política de propiedad de la tierra, incluida la aplicación de medidas legislativas y el refuerzo de las instituciones.
  • Financiación rural
    Es necesario mejorar el acceso de la población pobre de las zonas rurales al ahorro y al crédito. La Comunidad fomentará el desarrollo de los servicios, el refuerzo de las instituciones y la viabilidad financiera de los organismos de microfinanciación.
  • Infraestructuras rurales, económicas y sociales
    A menudo, las zonas rurales están aisladas y carecen de acceso a los mercados, servicios, etc., por lo que la creación de infraestructuras rurales en el sector de las telecomunicaciones, los transportes, las redes de abastecimiento de agua, la energía, etc. es esencial para su desarrollo. La Comunidad financiará las actividades correspondientes, las cuales abarcarán tanto el desarrollo y la utilización de infraestructuras como su funcionamiento y mantenimiento en los países interesados.

Invertir en los recursos humanos
La inversión en el capital humano se centrará principalmente en los ámbitos de la educación y la sanidad. En el sector educativo, la Comunidad contribuirá en particular a la mejora de la gestión y prestación de los servicios, la movilización de los recursos, la renovación de los centros escolares y el perfeccionamiento de la formación de los profesores. También recibirán ayuda comunitaria las medidas destinadas a estimular la escolarización de las niñas, las minorías étnicas y otros grupos desfavorecidos.

En el sector de la sanidad, el apoyo comunitario se centrará en la mejora de los sistemas sanitarios a fin de garantizar un acceso universal a los servicios fundamentales. También están previstas medidas de lucha contra las enfermedades contagiosas y reducción de la mortalidad maternal. Asimismo, se dará gran prioridad a la mejora del suministro de agua potable de calidad y de los servicios de depuración.

Promover una gestión sostenible de los recursos naturales
En vista de los estrechos vínculos existentes entre la pobreza y la degradación del medio ambiente, este aspecto será parte integral de la política comunitaria relativa a la población pobre de las zonas rurales. La Comunidad centrará su atención en cuestiones transversales de importancia estratégica, en la reforma institucional y en el desarrollo de tecnologías.

Gestionar los riesgos y crear redes de seguridad
Las zonas rurales están expuestas a numerosos trastornos relacionados con las enfermedades, los conflictos y el clima. Las medidas de reducción de riesgos como la asistencia sanitaria preventiva, las intervenciones de diversificación de las cosechas y los ingresos y la creación de redes de seguridad (como la ayuda alimentaria de la Comunidad Europea) les ayudarán a superar o evitar tales trastornos. La Comunidad apoyará estas medidas y contribuirá a racionalizar los sistemas de alerta temprana y reforzar las organizaciones.

Crear instituciones más eficaces, responsables y descentralizadas
La descentralización de las responsabilidades y las tareas es un elemento esencial. La Comunidad colaborará con las instituciones de los sectores público y privado, con las comunidades locales y con los organismos de la sociedad civil para garantizar la descentralización y la participación de la población, además de reforzar las instituciones y, en caso necesario, el marco jurídico.

Coherencia y complementariedad de las políticas
Además de la política de cooperación al desarrollo, numerosas políticas comunitarias pueden contribuir a la reducción de la pobreza rural. Es preciso profundizar la integración de este objetivo en las políticas siguientes:

  • Política comercial
    Entre las medidas indicadas, es importante ayudar a los países en desarrollo a superar su dependencia de la venta de materias primas y concederles un tratamiento específico en la nueva ronda de negociaciones con la OMC.
  • Política agrícola común de la Comunidad Europea
    La Comunidad ha emprendido reformas importantes estos últimos años, pero aún queda una gran labor por delante tanto a nivel internacional como a escala comunitaria a fin de garantizar más estabilidad y un mayor acceso a los mercados.
  • Política pesquera común
    Es preciso conceder mayor importancia a este sector. La gestión sostenible de las reservas es el objetivo principal y una de las medidas propuestas prevé la mejora de la gestión en los países en desarrollo.

La coherencia y la complementariedad de las políticas impulsadas por la Comunidad Europea y a nivel internacional son condiciones esenciales. La Comunidad tiene previsto ayudar a las autoridades nacionales y locales a elaborar políticas y actividades de lucha contra la pobreza rural y a garantizar su aplicación y seguimiento.

4) MEDIDAS DE APLICACIÓN

5) TRABAJOS POSTERIORES

Última modificación: 01.08.2005
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba