RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Estrategia de acción 2005-2007 en materia de lucha contra las minas

Archivos

La acción comunitaria en materia de lucha contra las minas tiene por objeto establecer un objetivo estratégico consistente en reducir radicalmente la amenaza y el impacto de las minas terrestres antipersonas en un contexto de mayor seguridad local y mayor confianza regional. Este documento indica tres objetivos temáticos, un objetivo horizontal y seis prioridades geográficas.

ACTO

Plan europeo para lograr el objetivo de evitar nuevas víctimas - Acción comunitaria en materia de lucha contra las minas. Estrategia y programación orientativa plurianual 2005-2007 (EN ) - Bruselas, 18 de octubre de 2004 [no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La presente estrategia y programación establecen directrices destinadas a reforzar la ayuda de Europa en el marco de la lucha contra las minas, definiendo un contexto estratégico en el que desplegar las medidas comunitarias adecuadas.

Las minas terrestres y el papel de Europa

Cinco años después de la entrada en vigor del Tratado para la Prohibición de Minas (MBT) (FR) (1999), se han logrado enormes progresos: el número de víctimas pasó de 26 000 al año a un número situado entre 15 000 y 20 000; el número de Estados que utilizan minas disminuyó desde 19 (en 1997) a 5, y los Estados parte del Tratado destruyeron 31 millones de minas que tenían almacenadas.

La Comunidad Europea aboga por un mundo liberado de la amenaza de las minas terrestres antipersonas y de las minas sin explotar, en el cual todos los países afectados estarían en condiciones de controlar plenamente estos dos problemas y de prestar una atención rápida y una ayuda permanente a las víctimas.

El documento indica varios objetivos clave de la comunidad internacional en lo relativo a la limpieza de minas en las zonas con más impacto para las poblaciones locales y al refuerzo de la ayuda a las víctimas de las minas terrestres antipersonas. También se pretende animar a los no signatarios a adherirse a los principios del Tratado MBT y a apoyar a los Estados que se esfuerzan en eliminar sus existencias.

En el seno de la comunidad internacional, Europa desempeña a la vez un papel político, financiero (la UE es el primer donante del mundo), de coordinación y catalizador.

Necesidades específicas y enseñanzas

Sobre la base de las conclusiones extraídas de la experiencia, la Comunidad Europea adoptará un enfoque múltiple para lograr una limpieza de minas más eficaz y específica, prioritariamente en las zonas más afectadas. El marcado y la delimitación de las zonas de impacto medio o elevado y la sensibilización de la población ante los peligros de las minas también serán prioritarios. Estas acciones serán acompañadas, si fuere necesario, de la destrucción de existencias y de iniciativas en favor de la universalización del MBT.

El documento menciona la necesidad de asistir a las víctimas de las minas no sólo reforzando la capacidad de asistencia médica local sino también a través de la rehabilitación y reinserción socioeconómica de las víctimas.

Con el fin de mejorar la eficacia de la lucha contra las minas, se recurrirá a varios medios, en particular el refuerzo de la capacidad local, la utilización de tecnologías y equipos innovadores, la coordinación de la ayuda de los proveedores de fondos y la integración de las actividades de lucha contra las minas en programas de ayuda más amplios.

La estrategia de Europa

Europa (CE y UE) se ha fijado para el período 2005-2007 el objetivo estratégico de reducir radicalmente la amenaza y el impacto persistentes de las minas terrestres en el contexto de una mayor seguridad local y de una mayor confianza regional.

El plan de Europa para alcanzar el objetivo de que no vuelva a producirse ni una sola víctima más incluye tres objetivos temáticos:

  • reducir la amenaza que representan las minas terrestres antipersonas;
  • aliviar los sufrimientos de las víctimas y contribuir a su reinserción socioeconómica;
  • mejorar a nivel local y regional la capacidad efectiva de lucha contra las minas.

Esta estrategia fija un objetivo horizontal, válido por todos los objetivos: garantizar que todas las actividades de lucha contra las minas se ejecutarán con coherencia y eficacia.

Al establecer las prioridades geográficas de las intervenciones europeas, deberán tenerse en cuenta los siguientes criterios:

  • compromiso en pro del Tratado para la Prohibición de Minas. El apoyo en materia de limpieza de minas y destrucción de existencias afectará solamente a los Estados parte del Tratado, aunque con cierta flexibilidad para reaccionar ante crisis humanitarias graves;
  • urgencia de las necesidades humanitarias y en materia de desarrollo. Los fondos disponibles servirán para responder a las necesidades urgentes de las poblaciones afectadas;
  • importancia estratégica para la UE. Geográficamente, una parte considerable de las iniciativas europeas se orientará hacia los países afectados más próximos a la UE y a las regiones de importancia estratégica;
  • perennidad y coherencia con la asistencia general. Las prioridades deben ser coherentes con los programas de ayuda de tipo general;
  • compromiso efectivo de los intervinientes no estatales en pro de la lucha contra las minas y de los principios del MBT;
  • eficacia de la planificación y programas locales y nacionales de lucha contra las minas.

El éxito de las acciones de esta estrategia será medido por indicadores como la reducción inmediata de la amenaza de las minas y el impacto de los programas de desarrollo destinados a reintegrar a las víctimas en su contexto socioeconómico.

Programación orientativa plurianual

La programación orientativa plurianual se ha concebido para garantizar la utilización óptima de los fondos disponibles. El total de la ayuda comunitaria para la lucha contra las minas durante el período 2005-2007 deberá ascender al menos a 120 millones de euros.

La programación plurianual enumera:

  • los objetivos prioritarios para cada región;
  • las acciones específicas que deben emprenderse para cada objetivo prioritario en cada país;
  • las dotaciones orientativas anuales y plurianuales (calculadas sobre la base de la dotación total).

Contexto

La Unión Europea saludó favorablemente la adopción en 1997 de la Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonas y sobre su Destrucción («Tratado para la Prohibición de Minas», MBT) (FR). En 2001, la UE adoptó dos Reglamentos (EN) (1724/2001 y 1725/2001) que definen una estrategia coherente en materia de lucha contra las minas terrestres antipersonas en los países en desarrollo y en terceros países. La primera estrategia y programación orientativa plurianual 2002-2004 (EN) se adoptaron con el fin de garantizar la coherencia de los esfuerzos comunitarios para alcanzar los objetivos fijados por la comunidad internacional.

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

Última modificación: 14.06.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba