RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Política agraria en los países en desarrollo

La política agraria es especialmente importante en los países en desarrollo. La explotación de las tierras rurales genera renta, empleo e ingresos de exportación. Por ello, la Unión Europea (UE) contribuye a la aplicación de reformas agrarias equilibradas y equitativas.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 19 de octubre de 2004 - Orientaciones de la UE para apoyar los procesos de elaboración y reforma de la política agraria en los países en desarrollo [COM(2004) 686 final – no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Unión Europea (UE) presta su apoyo a las reformas de la política agraria de los países en desarrollo. En este sentido, la Comisión presenta directrices para orientar la acción de la Comisión y de los Estados miembros de la UE en este ámbito.

Las reformas agrarias dan lugar a políticas públicas en materia de distribución y explotación de las tierras agrícolas. Estas reformas tienen implicaciones en numerosos sectores, como la lucha contra la pobreza, la gestión medioambiental, la reglamentación de los mercados, la buena gobernanza y la democracia. Deben basarse en un consenso nacional, respaldado por las organizaciones rurales.

Apoyo de la política agraria

La UE apoya determinados aspectos de las reformas agrarias con el fin de:

  • garantizar la seguridad de los derechos sobre la tierra, mediante unas instituciones eficaces y la consideración de los regímenes tradicionales e informales de acceso a la tierra;
  • analizar las prácticas y las normas existentes, así como los casos de conflicto y los medios de transferencia de tierras;
  • establecer sistemas innovadores de acceso a la tierra, parte de la atribución de títulos de propiedad, y teniendo en cuenta derechos fundiarios de pueblos, familias y personas;
  • apoyar la reforma de las administraciones fundiarias, en especial para el establecimiento de procedimientos sencillos y transparentes, de posibilidades de recurso en caso de litigio y de acciones de sensibilización pública;
  • fomentar los mercados de arrendamiento de tierras, que son más accesibles para las poblaciones pobres y están menos expuestos a los riesgos asociados a la explotación agrícola. Una medida de este tipo está condicionada por la existencia de un derecho contractual adaptado.

Ayuda al desarrollo

La ayuda pública al desarrollo concedida por la Unión Europea y por sus Estados miembros puede utilizarse para apoyar el debate público, la preparación y la ejecución de las reformas. Debe asimismo contribuir a la puesta en práctica de proyectos temáticos (investigación, medio ambiente, desarrollo social, etc.) y de acciones de evaluación de las reformas.

Los procesos nacionales de reformas deben incluir a la sociedad civil y a los grupos minoritarios en un proceso participativo. Además, las reformas deben dirigirse de forma prioritaria a las zonas con desigualdades persistentes.

La UE debe asimismo contribuir a la formación de asociaciones, con el fin de dar prioridad a los enfoques comunes y al intercambio de experiencias, pero también para facilitar la coordinación con los donantes internacionales.

Por último, para ser eficaz, la ayuda europea debe respetar una serie de principios:

  • aportar soluciones específicas al contexto social e institucional local;
  • establecer asociaciones con las autoridades públicas responsables y los agentes de la sociedad civil;
  • dirigir un diálogo político regular y fomentar la coordinación de las autoridades competentes;
  • apoyar procesos a largo plazo;
  • apoyar la igualdad entre hombres y mujeres en el control y el uso de los recursos fundiarios;
  • llevar a cabo campañas informativas y de sensibilización dirigidas a las poblaciones;
  • apoyar la investigación;
  • proteger a los grupos más desfavorecidos de la población y, en particular, a las poblaciones autóctonas.
Última modificación: 26.10.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba