RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Marco estratégico para la seguridad alimentaria en los países en desarrollo

La Comisión presenta una nueva estrategia para enmarcar la acción de la Unión Europea dirigida a favorecer la seguridad alimentaria en los países en desarrollo. Efectivamente, dicha estrategia debe permitir mejorar las condiciones de vida de la población y proteger a los más vulnerables contra el hambre. Esta estrategia se presenta diez años después de la adopción de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo de 31 de marzo de 2010 - Un marco estratégico de la UE para ayudar a los países en vías de desarrollo a enfrentarse a los retos relativos a la seguridad alimentaria [COM(2010) 127 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Unión Europea (UE) y sus países miembros se han comprometido a reforzar su acción en favor de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (OMD), sobre todo con el objeto de reducir la pobreza extrema y el hambre en los países en desarrollo.

En consecuencia, la Comisión presenta un nuevo marco político para luchar contra el hambre y la desnutrición en el mundo. Efectivamente, las estrategias de desarrollo deben tener en cuenta nuevas restricciones, concretamente en lo referente al crecimiento de la población y las repercusiones del cambio climático en la agricultura.

La UE debe dar prioridad a la ayuda a los países más frágiles; es decir, a los que manifiestan mayor retraso en la consecución de los OMD (especialmente en África y Asia meridional).

Un enfoque multisectorial

Las estrategias que favorecen la seguridad alimentaria se basan en cuatro fundamentos principales:

  • La disponibilidad de alimentos, que requiere una cadena agroalimentaria sostenible, una intensificación de la producción agrícola, y el desarrollo del comercio internacional y de la integración regional. El apoyo a las pequeñas explotaciones es esencial, ya que las zonas rurales son las más afectadas por las penurias (se trata de respaldar la gestión de las pérdidas, de las reservas, de la utilización del suelo, etc.).
  • El acceso a la alimentación, mejorando el empleo y aumentando los ingresos y los mecanismos sociales de compensación de los ingresos, incluso en época de crisis.
  • El valor nutricional de la ingesta de alimentos, sobre todo para las mujeres embarazadas o lactantes y los niños menores de cinco años. Este campo de acción requiere sobre todo medidas de formación y educación, así como una mayor diversificación de la producción agrícola.
  • La prevención y la gestión de las crisis, uniendo a los distintos actores de la ayuda humanitaria y del desarrollo en la aplicación de las estrategias que vinculan la ayuda de emergencia, la rehabilitación y el desarrollo (VARD) y la reducción del riesgo de catástrofes (RRC). La estrategia también debe contribuir a la integración regional y a la lucha contra la volatilidad de los precios (gracias al aumento de la producción y la estabilidad de las reservas de alimentos).

Mayor eficacia de las acciones

La Comisión presenta tres formas de mejorar sus acciones de cooperación al desarrollo:

  • Apoyo a las iniciativas nacionales y regionales en los países en desarrollo, incluidos los ámbitos relacionados con la alimentación (gestión del suelo, agua, biocombustibles, etc.). Las organizaciones de agricultores, la sociedad civil, el sector privado y todas las partes interesadas deben ser consultadas durante la elaboración de estas políticas.
  • Armonización de las intervenciones de la UE y de sus países miembros, designando un coordinador principal, adoptando instrumentos comunes y adaptando las distintas políticas implicadas (como las de agricultura, pesca, medio ambiente e investigación). Este enfoque se basa en el consenso europeo sobre desarrollo, la Declaración de París sobre la Eficacia de la Ayuda, el Programa de Acción de Accra y el código de conducta sobre la división del trabajo de la UE.
  • Mejora de la coherencia del sistema de gobernanza internacional, sobre todo respaldando el papel del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) en calidad de organismo de coordinación a escala mundial, y favoreciendo una mayor cooperación entre las organizaciones de las Naciones Unidas (FAO, PMA y FIDA).

Contexto

La presente Comunicación se completa con la nueva estrategia sobre la ayuda humanitaria.

Última modificación: 28.05.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba