RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Acelerar el avance para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)

Tras la primera adopción de compromisos sobre la financiación del desarrollo y de la eficacia de la ayuda por la Unión Europea durante la Conferencia de Monterrey de 2002, la Comisión describe el grado de avance mediante informes anuales. En 2005, la Unión Europea revisó y reforzó estos compromisos basándose en la presente Comunicación y reiteró el mandato a la Comisión para la evaluación de los avances conseguidos en la Unión Europea respecto a dichos compromisos (ayuda oficial al desarrollo, fuentes de financiación innovadoras, alivio de la deuda, eficacia de la ayuda, mecanismos de ayuda más previsibles, choques externos, desvinculación de la ayuda, bienes públicos internacionales, reforma del sistema internacional de financiación, ayuda relacionada con el comercio). En 2006, la Comisión presentó el primer informe de avance sobre la aplicación de los nuevos compromisos de la UE que el Consejo fijó en 2005.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo - Acelerar el avance para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio - Financiación para el Desarrollo y Eficacia de la Ayuda [COM (2005) 133 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La presente Comunicación indica cómo cumplir un nuevo objetivo intermedio relacionado con el aumento de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en la UE, de aquí a 2010, así como el objetivo de las Naciones Unidas de aumentar la proporción de la AOD al 0,7 % del Producto Nacional Bruto (PNB) de aquí a 2015. La Comisión propone nuevas modalidades de ayuda, propone nuevas vías de reflexión sobre nuevas fuentes de financiación y presenta soluciones para resolver, superando la iniciativa de los países pobres altamente endeudados (PPAE), los problemas que persisten con respecto al endeudamiento de los países de ingresos bajos.

Compromiso de aumentar los recursos financieros dedicados a la AOD

En lo que respecta a la proporción AOD/PNB, el Compromiso de Barcelona fija un índice mínimo del 0,33 % para cada Estado miembro. En 2003, la media de la UE quedó fijada en el 0,34 %. En cuanto a volumen, en 2003, la AOD aumentó con respecto a 2002 en doce Estados miembros. Los flujos de AOD de los veinticinco Estados miembros de la UE pasaron de 28,4 millardos de euros en 2002 a 33 millardos de euros en 2003, es decir, 4,6 millardos de euros más.

La Comisión propuso definir dos objetivos que deberían cumplirse de aquí al año 2010:

  • un umbral individual para los Estados miembros, distinguiendo entre los que ya formaban parte de la UE en 2002 (compromisos de Barcelona, UE 15) y los que se integraron después (UE 10);
  • una media colectiva para todos los Estados miembros (UE 25).

Habría que conseguir que la AOD de los Estados miembros que suscribieron los Compromisos de Barcelona (UE 15) alcanzara el nuevo nivel de referencia individual del (0,51) % para el índice de AOD/PNB, y los Estados miembros que se integraron después de 2002 (UE 10), deberían alcanzar un nivel de referencia individual del (0,17) % para el índice AOD/PNB, de aquí a 2010.

La Comisión insta a los países de la UE 15 que no hayan aún adoptado un calendario definitivo para alcanzar el objetivo de las Naciones Unidas del 0,7 % de AOD con respecto al PNB, a que lo hagan durante el año 2006.

Eficacia de la ayuda: coordinación y complementariedad

Tras el Segundo Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda al Desarrollo, que se celebró en París en marzo de 2005, la UE adoptó un marco global con objetivos con fechas vinculantes y que se apoya en las Conclusiones del Consejo relativas a la armonización de noviembre de 2004. También se comprometió a cumplir objetivos adicionales (suministrar el conjunto de la ayuda para reforzar las capacidades para el establecimiento de programas coordinados y un mayor recurso a los acuerdos entre proveedores de fondos múltiples; canalizar el 50 % de la ayuda oficial a través de los sistemas nacionales; evitar la creación de nuevas unidades de ejecución de los proyectos; duplicar el porcentaje de la ayuda aportada en el marco de la ayuda presupuestaria o de acuerdos sectoriales; reducir a la mitad el número de misiones no coordinadas.

Para aumentar la eficacia de la ayuda, habría que establecer una auténtica estrategia europea para el desarrollo. Para reducir el carácter fragmentario de determinadas ayudas, así como las carencias y las duplicaciones, habría que mejorar la distribución del trabajo para así aumentar la complementariedad operativa.

Desvinculación de la ayuda

De conformidad con una recomendación del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD), los Estados miembros procedieron a la desvinculación de su ayuda a los países menos adelantados (PMA). Debido a las consecuencias positivas de este planteamiento, la UE da su apoyo a los debates entablados a nivel internacional sobre la continuación de la desvinculación superando las recomendaciones del CAD, concediendo una especial importancia a la ayuda alimentaria, a su canalización y al acceso de los países beneficiarios a la ayuda ofrecida por los donantes.

Asistencia técnica relacionada con el comercio

Aunque la Unión es el principal contribuyente mundial de asistencia técnica relacionada con el comercio, debe mejorar la calidad y la eficacia de esta ayuda para así responder a nuevas necesidades. También es necesario aumentar el intercambio de información sobre la programación y suministro de ayuda técnica vinculada al comercio e intercambiar las mejores prácticas, mejorar el diálogo con los países beneficiarios para que puedan integrar las políticas comerciales en sus estrategias nacionales de reducción de la pobreza y de desarrollo, velar por que la definición de los programas de ayuda técnica vinculada al comercio sean más flexibles, que puedan adaptarse a situaciones evolutivas, etc.

Bienes públicos mundiales

En 2003, se creó un grupo de trabajo sobre los bienes públicos universales. Los Estados miembros alcanzaron un consenso sobre:

  • la definición de los bienes públicos internacionales y la pertinencia de los seis seleccionados como prioritarios para recibir una atención especial: comercio, conocimiento, paz y seguridad, estabilidad financiera, bienes comunes mundiales y erradicación de las enfermedades contagiosas;
  • la voluntad de estudiar el programa de acción para establecer una plataforma común en la UE para el suministro y financiación de los bienes públicos internacionales;
  • el principio según el cual los bienes públicos internacionales sólo deberían financiarse con AOD cuando tengan relación con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), con los tres pilares para el desarrollo sostenible y con otros objetivos de desarrollo que hayan sido objeto de un acuerdo.

La Unión debería estudiar el próximo programa de acción del grupo sobre la base de una propuesta de la Comisión relativa a una plataforma común de la UE para el suministro y la financiación de los bienes públicos internacionales, definir los bienes públicos internacionales que no estén relacionados con el desarrollo y que por tanto deberían financiarse a través de fuentes distintas a la AOD a cargo de los presupuestos nacionales y reforzar el suministro de los bienes públicos internacionales prioritarios, partiendo de la creación de un programa de acción a nivel comunitario.

Fuentes de financiación innovadoras y nuevos mecanismos de suministro

Debería aumentarse considerablemente la ayuda proporcionada. También debería recurrirse a fuentes de financiación suplementarias, más estables y previsibles, es decir, a recursos propios en materia de desarrollo.

Hay varias propuestas de los Estados miembros relativas a nuevos mecanismos de financiación: la posibilidad de concentrar al principio del ejercicio mayores cantidades de la ayuda anunciada, mediante un «mecanismo financiero internacional» (MFI), propuestas en el ámbito de la fiscalidad internacional, posibilidades de libre elección, como una lotería mundial o donativos a una organización humanitaria.

Sean cuales sean las opciones elegidas, es indispensable disponer de mayores flujos de AOD y de nuevas modalidades de ayuda, más previsibles y menos volátiles. La falta de flexibilidad y de previsibilidad no permite a los socios comprometer a medio plazo las inversiones necesarias para acelerar su avance para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Refuerzo del sistema financiero internacional

A pesar de la mejor coordinación existente entre los administradores del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial procedentes de un Estado miembro de la UE, varios Estados desean seguir avanzando en este sentido.

La Comisión insta al Consejo a:

  • presentar tan a menudo como sea posible una posición común de la UE en las Instituciones Financieras Internacionales (IFI) y aumentar la visibilidad y la influencia de la UE en el seno de dichas Instituciones;
  • definir una posición común de la UE para reservar a los países en desarrollo y en transición un mayor peso en el proceso de toma de decisiones relativas a la economía internacional.

Reducción de la deuda

Si bien es cierto que la UE ha realizado avances considerables en la iniciativa PPAE ampliada, subsisten numerosas incertidumbres en lo que respecta a la deuda de los países pobres. A corto plazo, la financiación global de la iniciativa PPAE no podrá garantizarse mientras los acreedores que no forman parte del Club de París sigan sin participar en el esfuerzo de reducción de la deuda. A largo plazo, la iniciativa PPAE no bastará para garantizar a los países pobres un nivel soportable de endeudamiento.

Quedan varios problemas por resolver, en particular, el hecho de que varios países, que en su mayoría se encuentran en situaciones posteriores a un conflicto, corren el riesgo de seguir quedando excluidos de la iniciativa PPAE y que algunos países, incluso si ya no son considerados como PPAE, se mantendrán o volverán a caer en su situación de endeudamiento.

La Comisión insta al Consejo a encontrar soluciones para ayudar a los países en situaciones posteriores a un conflicto que no hayan podido acogerse a la iniciativa PPAE a que resuelvan los problemas de fragilidad de las instituciones y de demora en los pagos, que afecten a la parte principal de la deuda, y a estudiar la posibilidad de establecer un mecanismo temporal para aliviar el servicio de la deuda a fin de atenuar las repercusiones de los choques exógenos sobre los países en situación de endeudamiento.

ACTOS CONEXOS

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, «Financiación del desarrollo y eficacia de la ayuda - Retos que plantea el incremento de la ayuda de la UE durante el período 2006-2010» [COM (2006) 85 final - Diario Oficial C 130 de 3.6.2006].
Esta Comunicación, junto con las otras dos tituladas « Ayuda de la UE: realizar más, mejor y más rápido » y «Cómo hacer más productiva la ayuda europea: un marco común para la elaboración de los documentos estratégicos nacionales y la programación plurianual común», constituyen un conjunto de medidas sobre la eficacia de la ayuda y constituyen la respuesta a los compromisos adoptados por la UE en 2005 para incrementar la ayuda al desarrollo, mejorar su impacto y acelerar su distribución, con el fin de responder a los retos que plantean los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que deberán lograrse de aquí a 2015. La presente Comunicación constituye la primera evaluación sobre la aplicación de los nuevos compromisos de la UE fijados por el Consejo en mayo de 2005 y a los que se refieren el « consenso europeo » y la « estrategia de la Unión Europea para África ». Las primeras estimaciones indican que la mayoría de los Estados miembros han adoptado las medidas necesarias para alcanzar los objetivos de AOD fijados para 2010. No obstante, el comportamiento individual de determinados Estados miembros es aún insuficiente; éstos deberán aumentar el volumen de la ayuda para no comprometer los buenos resultados de la UE en su conjunto. La capacidad de los nuevos Estados miembros para cumplir sus obligaciones ha sido evaluada de manera muy positiva: han acordado porcentajes mínimos individuales de acuerdo con la situación de cada uno de ellos, y se han comprometido a incorporar de aquí a 2015, el acervo comunitario de 2002 (es decir, una AOD del 0,33 % del PNB) aumentando progresivamente su AOD, con un objetivo intermedio del 0,17 % en 2010. A pesar del aumento anual del presupuesto comunitario asignado a las acciones exteriores del 4,5 % y los fondos suplementarios del 10º Fondo Europeo de Desarrollo (FED) de acuerdo con las Conclusiones del Consejo Europeo sobre las perspectivas financieras para 2007-2013, la parte real de la contribución comunitaria de AOD colectiva de la UE pasará del 20 % en la actualidad al 13 % de aquí a 2013.

Última modificación: 04.09.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba