RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Una asociación política regional para el Cuerno de África

La Comisión propone una asociación estratégica entre la Unión Europea (UE) y el Cuerno de África, destinada a favorecer la paz, la seguridad y el desarrollo en la región. La estrategia prevé un enfoque global en materia de prevención de los conflictos con el fin de combatir las fuentes de inestabilidad. Asimismo, proporciona un marco político para las iniciativas regionales concretas de la Unión Africana (UA) (EN) (FR) y de la AIGD (Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo) (EN) a fin de encontrar soluciones sostenibles. Ofrece también el marco para un diálogo estructurado entre la UE y los países del Cuerno de África.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo, de 20 de octubre de 2006, «Estrategia para África: una asociación política regional de la UE para la paz, la seguridad y el desarrollo en el Cuerno de África» [COM (2006) 601 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El Cuerno de África, compuesto por Yibuti, Etiopía, Eritrea, Kenia, Somalia, Sudán y Uganda, figura entre las regiones más pobres del mundo y más amenazadas por los conflictos.

La importancia del Cuerno de África para la UE

La UE desempeña un papel importante en la región del Cuerno, donde es el actor principal en materia de ayuda al desarrollo y ayuda humanitaria.

Al mismo tiempo, la UE tiene interés en la estabilidad de la región. El Cuerno de África se enfrenta a un sistema de inseguridad regional en el que los conflictos y las crisis políticas se alimentan unos a otros. La crisis en la frontera entre Eritrea y Etiopía, en Somalia, los conflictos en Sudán y en el norte de Uganda, crean una situación de inestabilidad e inseguridad en la región. Además, la inestabilidad se ve reforzada por las migraciones, el tráfico de armas y droga, y los flujos de refugiados.

Sin embargo, la estabilidad de esta región es importante para la UE debido a su proximidad al Mar Rojo, que es un paso esencial para el comercio con Arabia Saudí, el mayor productor mundial de petróleo.

Dimensión y dinámica regionales

Los grandes conflictos son la expresión de las interrelaciones que caracterizan la región. Esto se debe a que la mayoría de las fronteras son inestables y constituyen objeto de disputa, circunstancia que, además, debilita las relaciones entre países fronterizos; algunos de ellos proporcionan incluso ayuda a los grupos armados que actúan en los Estados vecinos.

Las crisis en esta región tienen en común varios factores regionales transversales, a saber:

  • las relaciones entre inseguridad, pobreza y gobernanza. La marginación de algunas comunidades se ve reforzada por los señores de la guerra o la comunidad empresarial beneficiarios de esta economía de guerra. Además el autoritarismo, el militarismo y la interferencia de las potencias extranjeras contribuyen a la inestabilidad y a los conflictos;
  • el fundamentalismo religioso ha aprovechado la debilidad de las instituciones oficiales para desarrollarse. Los agravios causados por la pobreza y los conflictos lo han reforzado, al igual que la influencia de la ideología fundamentalista extremista;
  • los migrantes, refugiados y desplazados internos (IDP) son numerosos en toda la región. Estas poblaciones son no sólo una fuente de inestabilidad regional, sino que además son vulnerables a la explotación de los traficantes y las redes criminales o terroristas;
  • la proliferación y uso ilícito de armas ligeras y de pequeño calibre (ALPC) contribuye a la presencia de señores de la guerra, milicias y redes criminales. Además, son catalizadores del terrorismo;
  • la inseguridad de las zonas fronterizas y periféricas;
  • la competencia por el acceso a los recursos naturales (como el agua, la madera, la pesca y las tierras fértiles) sufre el impacto de la desertización y el cambio climático. En particular, el acceso a recursos hídricos limitados tiene una importancia estratégica. La división de la cuenca del Nilo entre cinco de los siete países del Cuerno es causa de tensiones regionales potenciales;
  • la inseguridad alimentaria estructural afecta sobre todo a los pastores nómadas y a los agricultores-pastores. El agotamiento de los recursos naturales y de los pozos de agua, así como la degradación de las zonas de pastoreo en el Cuerno de África engendran tensiones y conflictos étnicos;
  • los numerosos pastores trashumantes y transfronterizos son comunidades a menudo marginadas y alienadas;
  • el crecimiento de la población intensifica la presión sobre unos recursos naturales limitados.

Programa de trabajo para mejorar la estabilidad política de la región

La Comisión propone mejorar la asociación entre la UE, la UA y las organizaciones regionales por medio de las siguientes medidas:

  • mejora de la cooperación con la AIGD en tres áreas principales: paz, seguridad y gobernanza; pastoreo y seguridad alimentaria, y desarrollo institucional;
  • fortalecimiento de las capacidades africanas con vistas a la prevención de conflictos, la mediación y el despliegue de operaciones militares de mantenimiento de la paz, con una implicación activa de la Unión Africana;
  • impulso de la integración regional en el Cuerno de África, en particular, integrando el Mercado Común para África Oriental y África Austral (MCAFMO) (EN) y la Comunidad de África Oriental (CAO) (EN) en toda estrategia a largo plazo para la construcción de la paz en la región;
  • apoyar los esfuerzos africanos para supervisar y mejorar la gobernanza.

Además, el diálogo entre la UE y el Cuerno de África debe tener en cuenta las principales cuestiones estratégicas nacionales, que pueden tener implicaciones regionales, a saber:

  • en Sudán, deberían identificarse los grupos que apoyan los procesos de paz y los que se oponen a ellos y determinarse sus respectivos intereses para incluirlos en el diálogo y la cooperación. Habría de prestarse una atención especial a las implicaciones regionales de la crisis de Darfur;
  • el apoyo estatal transfronterizo a los grupos armados debería incluirse en la agenda política y diplomática de la Unión Europea y de los países del Cuerno de África;
  • la resolución de la demarcación de las fronteras, en particular en lo que respecta a la frontera entre Etiopía y Eritrea;
  • la consideración del papel de Kenia y Yibuti en la estabilidad regional;
  • la participación de los países vecinos de Somalia en el proceso de paz, en el que pueden desempeñar un papel estabilizador;
  • en el proceso de paz en el norte de Uganda deberían tomarse en consideración las dimensiones regionales del conflicto.

Por último, las cuestiones transversales y transfronterizas regionales deben abordarse y basarse en tres pilares:

  • mejora de la gobernanza y la seguridad, y refuerzo del diálogo entre culturas;
  • impulso del desarrollo, el comercio, la seguridad y la participación política, gestión de las migraciones y los flujos de refugiados, y prevención del tráfico ilícito y de la proliferación de armas ligeras y de pequeño calibre;
  • mejora de los programas concebidos para abordar la competencia por los recursos naturales.

Un entorno que permita una asociación próspera

La Comisión propone medidas de acompañamiento para el éxito de la aplicación de la asociación. Estas medidas afectan tanto a la UE como a los países del Cuerno de África.

La UE debe, en particular:

  • promover el uso compartido de información y las consultas entre los Estados miembros y las instituciones comunitarias;
  • promover el Foro de Socios Internacionales (IPF) como plataforma de diálogo con la AIGD;
  • facilitar el diálogo político (artículo 8 del Acuerdo de Cotonú) con los principales participantes, dedicando una atención especial a los aspectos regionales;
  • abordar las cuestiones relativas al Cuerno de África con Egipto, los Estados del Golfo, la Liga de los Estados Árabes y los países de África Central y Oriental;
  • potenciar el diálogo y la coordinación con los Estados Unidos, Noruega, Japón, Canadá, Rusia y China, así como con las Naciones Unidas;
  • fortalecer la integración en los programas de desarrollo de los derechos humanos y sociales, así como las cuestiones de género, demográficas y medioambientales;
  • tener en cuenta los aspectos regionales y transversales en las estrategias y programas de la UE relativos a los países del Cuerno de África. Además, deberán articularse las estrategias nacionales y regionales del décimo Fondo Europeo de Desarrollo (FED) (2008-2013) en apoyo de la asociación política regional con el Cuerno de África.

Por su parte, los países del Cuerno de África deberán:

  • lograr una posición coordinada con los Estados miembros y la Secretaría de la AIGD, los demás actores regionales y las organizaciones de la sociedad civil;
  • estar dispuestos a mantener un diálogo sobre los principales desafíos regionales, y comprometerse en la detección de los factores de cambio;
  • asignar los recursos necesarios al diálogo y al programa de trabajo;
  • analizar las causas de los conflictos y promover la cooperación transversal;
  • aplicar las reformas institucionales necesarias.

La aplicación de la asociación comenzará en 2007 y será revisada conjuntamente dos años después.

Contexto

La asociación política regional propuesta en la presente Comunicación se basa en dos importantes estrategias que se están aplicando ya en la Unión Europea: el consenso europeo sobre desarrollo y la estrategia UE-África. Esta asociación constituye un ensayo de la aplicación de la estrategia UE-África.

 
Última modificación: 22.06.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba