RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Hacer que progrese el diálogo UE-África

La presente Comunicación se propone contribuir a que prosigan las conversaciones y la cooperación entre la Unión Europea y África y hacer posible un debate de fondo sobre las perspectivas probables, las opciones más prometedoras y las modalidades futuras del diálogo y de la cooperación entre la UE y África, a fin de establecer un programa operativo.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, de 23 de junio de 2003: El diálogo entre la UE y África [COM (2003) 316 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

En la presente Comunicación se examina cómo la UE puede integrar la nueva dimensión panafricana en su cooperación y se hace referencia a la necesidad de establecer vínculos entre los tres diferentes acuerdos ya existentes entre la UE y África: Acuerdo de Cotonú, acuerdos Euro-MED y Acuerdo de Comercio, Desarrollo y Cooperación (ACDC) con Sudáfrica. Esto podría referirse al sector del comercio, a las normas de licitación para los proyectos financiados por la UE y a la programación de la ayuda.

OBJETIVOS Y TEMAS PRIORITARIOS

El diálogo UE-África tiene los siguientes objetivos principales:

  • reforzamiento de las relaciones políticas, económicas y socioculturales entre la UE y África;
  • erradicación de la pobreza y realización de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en África, así como el cumplimiento de los compromisos contraídos recientemente en el marco de las conferencias internacionales (Doha, Monterrey y Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible) ;
  • promoción de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho en África.

El diálogo entre la UE y África está estructurado en torno a ocho temas prioritarios a fin de lograr resultados concretos:

  • derechos humanos, democracia y buena gobernanza;
  • prevención y resolución de conflictos;
  • seguridad alimentaria;
  • VIH / SIDA y otras pandemias;
  • medio ambiente;
  • integración regional y comercio;
  • deuda externa;
  • restitución de los bienes culturales exportados ilícitamente.

En la presente Comunicación se analizan los progresos realizados en relación con cada uno de estos temas y se estudian los que podrían realizarse en el futuro.

Derechos humanos, democracia y buena gobernanza

El diálogo en estos ámbitos gira en torno a la trata de personas, el apoyo a las instituciones africanas y la lucha contra la corrupción.

Por otra parte, la Comisión adoptó en octubre de 2003 una Comunicación sobre la gobernanza y el desarrollo en la que se propone un enfoque innovador y más pragmático para la promoción de la buena gobernanza.

También con objeto de promover la buena gobernanza, la UE propuso, en su Comunicación de octubre de 2003 sobre el cumplimiento de la legislación y la gestión en materia de explotación forestal, un plan de acción de lucha contra la tala ilegal de árboles. En determinados países, esta actividad se ha convertido en un problema tan recurrente que socava el Estado de Derecho y los principios de la buena gobernanza.

La UE desea asimismo ahondar su cooperación con África en el ámbito de los recursos humanos, especialmente en favor de la generalización de la enseñanza primaria para los niños y las niñas, elemento esencial de la promoción de la buena gobernanza.

Prevención y resolución de conflictos

La gestión de conflictos es prioritaria para la Unión Africana (UA), como lo demuestran su decisión adoptada en julio de 2002 de establecer un consejo de paz y seguridad para todo el continente y la adopción por todos los miembros de la UA de un programa de trabajo sobre la paz y la seguridad.

En noviembre de 2003, el Consejo de la UE aprobó un proyecto de decisión sobre la financiación por el Fondo Europeo de Desarrollo (FED) de un instrumento financiero de paz para África, en respuesta a la solicitud formulada en la cumbre de la Unión Africana celebrada en Maputo en julio de 2003. Esta iniciativa, destinada a apoyar a las instituciones africanas y las medidas adoptadas a favor del mantenimiento de la paz, exigirá especialmente una cooperación entre la UA, las organizaciones regionales africanas, la UE y las Naciones Unidas.

Además, en el diálogo UE-África sobre la prevención de conflictos parece prioritario incluir medidas para mejorar la buena gestión de los recursos naturales. En efecto, se desencadenan guerras por el dominio de recursos lucrativos. Es más, estos recursos naturales, que podrían explotarse para llevar dinero a las arcas públicas, con frecuencia se han utilizado para financiar y prolongar conflictos armados. Este fenómeno se reconoce actualmente como una de las causas principales de los conflictos en África.

Seguridad alimentaria

En el marco del diálogo entre la UE y África se ha adoptado un documento conjunto que recoge una visión compartida de la seguridad alimentaria y del papel de la ayuda alimentaria como base para el desarrollo de posiciones comunes en los ámbitos de la biotecnología, las normas sanitarias y fitosanitarias, las enfermedades animales y la investigación agraria.

El diálogo futuro debería centrarse más en las dimensiones políticas de la seguridad alimentaria y ocuparse de las cuestiones relativas al acceso a los recursos productivos (tierra, agua) y la equidad.

VIH / SIDA y otras pandemias

La UE y los países africanos están de acuerdo en la necesidad de reforzar los sistemas de salud de los países africanos mediante un marco completo de prevención, tratamiento y cuidados, y de incrementar la financiación que los gobiernos nacionales y la comunidad y los donantes internacionales conceden a los servicios de salud. Convienen asimismo en que debe adoptarse un enfoque conjunto en materia de aplicación de precios diferenciales, transferencia de tecnología y producción local, para mejorar el acceso a los medicamentos a precios asequibles.

Medio ambiente

La principal prioridad es la lucha contra la sequía y la desertización. No obstante, otras prioridades mencionadas en este ámbito son las siguientes:

  • gobernanza internacional en materia de medio ambiente;
  • cooperación para la elaboración de estrategias nacionales;
  • vínculo entre pobreza y medio ambiente;
  • dimensión regional de las cuestiones de medio ambiente;
  • fortalecimiento de la capacidad de los países africanos para negociar y aplicar los acuerdos internacionales sobre medio ambiente;
  • búsqueda común de los medios para mejorar el Fondo para el Medio Ambiente Mundial;
  • gestión integrada de los recursos hídricos;
  • prevención de las catástrofes naturales.

Cabe destacar la iniciativa europea para el agua, que propone, en especial, la creación de un Fondo europeo para el agua destinado a ayudar a la población de los países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP) a tener acceso a agua potable y a unas condiciones de higiene satisfactorias. De igual modo, la iniciativa europea en el ámbito de la energía para la erradicación de la pobreza y para un desarrollo sostenible demuestra el compromiso de la UE en favor de la implantación de unos servicios energéticos adecuados, asequibles y sostenibles.

La consideración sistemática de los aspectos medioambientales en las acciones de lucha contra la pobreza debería ser una norma básica de la cooperación entre la UE y África, partiendo del principio de que la protección del medio ambiente no es una limitación que frena el desarrollo, sino la condición misma de un modo de vida sostenible.

Integración regional y comercio

Desde la primera cumbre UE-África, la UE ha reforzado su apoyo a la integración regional en la medida en que ésta contribuye a la integración de los países africanos en la economía mundial.

El Acuerdo de Cotonú firmado en junio de 2000, por ejemplo, concede gran importancia a la promoción de la cooperación y la integración regionales. Introduce modificaciones importantes en el sistema existente para ajustarlo a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y permitir que los Estados ACP participen plenamente en el comercio internacional. En octubre de 2003, comenzaron las negociaciones de nuevos acuerdos de asociación económica de ámbito regional con la CEMAC (Comunidad Económica y Monetaria del África Central) y la CEDEAO (Comunidad Económica de los Estados del África Occidental).

La UE y África tienen la intención de proseguir la cooperación y el diálogo periódico sobre las cuestiones relativas a la OMC, especialmente en el contexto del Programa de Doha para el Desarrollo y velando por integrar la dimensión del desarrollo en todos los ámbitos de las negociaciones.

Deuda externa

Esta delicada cuestión suscita numerosos debates y opiniones divergentes. No obstante, como contribución al diálogo, la Comisión ha decidido financiar un estudio para examinar las opciones que permitirán ampliar el alivio de la deuda a otros países además de los países pobres altamente endeudados (PPAE). La Comisión velará por que en el estudio se tengan en cuenta los puntos de vista de los Estados miembros, de los países africanos, del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional y de otras partes interesadas. Cuando se haya concluido este estudio, la Comisión está dispuesta a presentar sus elementos pertinentes como aportación al diálogo UE-África.

Restitución de los bienes culturales exportados ilícitamente

En el marco del diálogo UE-África se ha formulado un conjunto de principios rectores y de recomendaciones de acción concretas. La UE ha elaborado un inventario preliminar de todas las actividades de cooperación pertinentes en curso entre la UE y diferentes actores africanos.

El diálogo promueve la adhesión de todos los países de la UE y de África a los convenios internacionales en la materia, en particular a la Convención de la UNESCO de 1970 sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales y a la Convención UNIDROIT de 1995 sobre los objetos culturales robados o exportados ilícitamente.

MEJORAR LA CALIDAD DEL DIÁLOGO

En la Comunicación se trata asimismo de cómo africanos y europeos podrían instaurar un diálogo más flexible, más sencillo, más directo y más político.

Se plantean algunas posibilidades para reforzar los vínculos institucionales entre la Comunidad Europea y la Unión Africana:

  • entre los altos funcionarios;
  • entre los grupos de trabajo birregionales;
  • entre la UA y los jefes de las misiones de la UE en Addis Abeba en el marco del proceso de diálogo y de coordinación periódicos para la paz y la seguridad;
  • entre los jefes de misión africanos establecidos en Bruselas;
  • y, por último, entre las Comisiones de la UA y de la UE.

CONTEXTO

El diálogo continental entre la UE y África se inició en abril de 2000 en el Cairo, en la primera cumbre UE-África. Este diálogo tiene por objeto construir una asociación estratégica con el continente en su conjunto, basada en objetivos compartidos y en valores comunes que se encuentran en el Tratado constitutivo de la UE, en el Acuerdo de Cotonú y en el proceso de Barcelona, así como en el Acta constitutiva de la Unión Africana (UA), creada en 2002, y en el manifiesto de la Nueva Asociación para el Desarrollo de África (NPDA) publicado en 2001.

En un momento crucial de las relaciones entre la UE y África, en la presente Comunicación se analiza la situación del diálogo entre ambas partes y se proponen medios para hacer que progrese.

Última modificación: 18.07.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba