RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 4 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Estrategia para la evolución de la Unión Aduanera

La Comisión quiere complementar la reforma y adopción del Código Aduanero Modernizado y del sistema aduanero electrónico paneuropeo con la mejora de los métodos de organización y de trabajo de las administraciones aduaneras.

Acto

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones de 1 de abril de 2008 «Estrategia para la evolución de la Unión Aduanera» [COM(2008) 169 final – no publicada en el Diario Oficial].

Síntesis

La Unión Aduanera, que celebró su 40 cumpleaños en 2008, está siendo sometida a una importante revisión. Las aduanas deben adaptarse a las nuevas pautas de producción y consumo, al crecimiento del comercio internacional y a las nuevas amenazas a escala mundial como el terrorismo, la delincuencia organizada, el cambio climático y el comercio de mercancías peligrosas.

El objetivo de la presente Comunicación es ayudar a completar este proceso con la reforma de la organización y la dimensión humana futuras de las administraciones aduaneras. Esto implica mejorar la cualificación del personal de aduanas y reasignar los recursos de manera eficiente y efectiva.

Las aduanas, por medio de los derechos percibidos, representan un 13,2% del presupuesto comunitario (más de 15 000 millones de euros anuales). El origen de las mercancías y los materiales es cada vez más diverso a escala mundial, y ciertos conceptos como la entrega “justo a tiempo” hacen que los operadores económicos exijan, cada vez más, que los controles aduaneros sean menos meticulosos.

Las aduanas ayudan a garantizar el comercio legítimo y a fortalecer la competitividad. Además, desempeñan un papel crucial en otros ámbitos: correcto pago de los derechos e impuestos, lucha contra falsificación y la piratería, lucha contra los demás tipos de fraude, la delincuencia organizada, el tráfico de drogas y el terrorismo, aplicación de medidas de política comercial, y protección del medio ambiente y de los ciudadanos contra todo tipo de mercancías peligrosas.

La modernización del marco tecnológico y jurídico de las aduanas incluye los siguientes elementos:

  • el Código Aduanero Comunitario modificado, que ha dado a las autoridades aduaneras de la Unión Europea (UE) poderes para aplicar algunos de los requisitos de seguridad más avanzados del mundo;
  • el Código Aduanero Modernizado, que aportará la simplificación necesaria para que las aduanas y el comercio funcionen mejor, más rápido y con menos costes;
  • la Decisión sobre las aduanas electrónicas, que establece el marco básico y los plazos principales para la implantación del proyecto de las aduanas electrónicas y proporciona una base para que la Comisión, los Estados miembros y los operadores económicos puedan planificar sus propios recursos;
  • el desarrollo del sistema paneuropeo de aduanas electrónicas, que ayudará a crear una cadena de de comunicación sólida entre todas las administraciones aduaneras de la Comunidad, entre las aduanas y otros organismos públicos relacionados con las fronteras, y entre los organismos públicos y las empresas;
  • la propuesta de modificación de las disposiciones sobre la asistencia mutua entre las autoridades administrativas de los Estados miembros en asuntos de aduanas, que simplificará y mejorará los actuales sistemas de tecnologías de la información y, con ello, ayudará a reforzar la capacidad de lucha contra el fraude en el sector de las aduanas.

El objetivo del nuevo marco estratégico es transformar las aduanas en un socio moderno y sensible a las necesidades del comercio y que, a la vez, sea capaz de proteger los intereses fiscales, de seguridad y de protección de la UE. Con este fin, las aduanas comunitarias deben alcanzar los objetivos que se citan a continuación.

  • Protección:

    Los servicios aduaneros deben garantizar la protección de la sociedad y de los intereses financieros de la Comunidad. Las aduanas reforzarán la lucha contra el fraude, la delincuencia organizada, el tráfico de drogas y el terrorismo, así como contra el movimiento de mercancías ilícitas, peligrosas, falsificadas y pirateadas. La consecución de estos objetivos se basará en dos medidas: mejora del sistema de evaluación de riesgos; utilización de la asistencia administrativa mutua para asegurar la correcta aplicación de la legislación en materia de aduanas.

  • Competitividad:

    Las aduanas pueden ayudar a reforzar la competitividad de las empresas europeas mediante la modernización y armonización de sus métodos de trabajo (por ejemplo, mediante planteamientos basados en sistemas) y mediante la construcción del entorno aduanero sin papeles (las aduanas electrónicas). En este sentido, la Comisión recomienda a los servicios aduaneros comunitarios adoptar un enfoque proactivo con respecto a la legislación: incorporar las normas internacionales, por ejemplo, las preparadas por la Organización Mundial de Aduanas, y elaborar nuevas normas comunitarias que puedan servir de modelo en todo el mundo.

  • Facilitación del comercio legal:

    Todas las administraciones aduaneras deben mejorar los sistemas de control con el fin de disminuir las trabas a la circulación de mercancías y los trámites administrativos al mínimo necesario para garantizar la seguridad. Asimismo, las aduanas deben intentar facilitar el trabajo de los operadores económicos legítimos para reducir los costes de cumplimiento de la legislación.

  • Control:

    Los servicios aduaneros pueden controlar y gestionar las cadenas de suministro utilizadas para el tráfico internacional de mercancías; para ello, deben mejorar y reforzar la eficacia de los controles y aplicar de manera correcta y coherente la legislación comunitaria y nacional sobre control y movimiento de mercancías. Por otro lado, es necesario reforzar de forma sistemática y efectiva el uso compartido de la información sobre riesgos y establecer un control y una gestión de extremo a extremo de la cadena de suministro.

  • Cooperación:

    Las autoridades aduaneras de los Estados miembros, las administraciones públicas y las empresas deben seguir cooperando en aras del objetivo común de proteger a los ciudadanos y los intereses financieros de la Comunidad. Las aduanas deben ser las que lleven la iniciativa en la creación de nuevos mecanismos para coordinarse con otros organismos relacionados con las fronteras (creación de ventanilla única). Asimismo, debe mejorarse la cooperación entre las aduanas y las empresas, y reforzarse la cooperación internacional y la asistencia mutua.

  • Nuevos métodos de trabajo y nuevas cualificaciones:

    Sólo el desarrollo continuo y la inversión estratégica en cualificaciones, competencias y recursos puede mantener la eficiencia y la eficacia de las aduanas. Para alcanzar estos objetivos estratégicos, se necesita aplicar un enfoque estructurado que permita conseguir avances de manera sincronizada y armonizada en los 27 Estados miembros.

    Todos los objetivos mencionados se plasmarán en un plan estratégico plurianual. A su vez, este plan se desarrollará en detalle en un plan de aplicación que constituirá una herramienta para la planificación de acciones y proyectos específicos. Estos documentos aportarán una orientación clara para las aduanas en el período que va de 2013 a 2019. Con la aprobación del marco estratégico, todos los sistemas de intercambio de datos y todas las bases de datos, incluidos los destinados a la lucha contra el fraude, serán interoperables y podrán utilizarse de manera complementaria.

Última modificación: 13.06.2008
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba