RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Publicidad engañosa y publicidad comparativa

La legislación europea protege a los consumidores y a los profesionales que ejercen una actividad comercial, industrial, artesanal o liberal contra la publicidad engañosa y sus consecuencias injustas.

ACTO

Directiva 2006/114/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa (versión codificada).

SÍNTESIS

La presente directiva protege a profesionales y consumidores contra la publicidad engañosa, que se considera una práctica comercial desleal. En este contexto, también determina las condiciones en las que puede autorizarse la publicidad comparativa.

Publicidad engañosa

La publicidad que induce o que puede inducir a error a las personas a las que se dirige o afecta está prohibida. En efecto, su carácter engañoso puede afectar al comportamiento económico de consumidores y profesionales o perjudicar a un profesional competidor.

El carácter engañoso de una publicidad depende de una serie de criterios:

  • las características de los bienes y servicios (disponibilidad, composición o naturaleza, modo de fabricación o de prestación, origen, etc.), los resultados que pueden esperarse de su utilización y los resultados de los controles de calidad efectuados;
  • el precio o su modo de fijación;
  • las condiciones de suministro de bienes y de prestación de servicios;
  • la naturaleza, las características y los derechos del anunciante (identidad y patrimonio, cualificaciones, derechos de propiedad industrial, etc.).

Publicidad comparativa

La publicidad comparativa alude, explícita o implícitamente, a un competidor o a los bienes y servicios ofrecidos por un competidor.

Este tipo de publicidad solo está permitida cuando no es engañosa. De tal modo que puede ser un medio legítimo de informar a los consumidores acerca de sus intereses. Así, las comparaciones deben en especial:

  • apoyarse en bienes o servicios que satisfagan las mismas necesidades o tengan la misma finalidad;
  • referirse a productos que tengan una misma denominación de origen;
  • tratar objetivamente las características esenciales, pertinentes, verificables y representativas de dichos bienes o servicios, entre las que puede incluirse el precio;
  • evitar dar lugar a confusiones entre los profesionales y no desacreditar, imitar o sacar provecho de las marcas o nombres comerciales de los competidores.

Recursos

Los Estados miembros velan por que las personas u organizaciones con un interés legítimo puedan emprender judicialmente una acción o un recurso administrativo contra la publicidad ilegal.

De este modo, los tribunales o los órganos administrativos de los Estados miembros deben poder:

  • ordenar el cese de una publicidad ilegal, incluso a falta de prueba de una pérdida, de un perjuicio real o de una intención o negligencia; o
  • prohibir una publicidad ilegal que no se haya publicado todavía.

Contexto

La presente directiva deroga la Directiva 84/450/CEE y unifica todas sus modificaciones en un único acto jurídico.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo límite de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial
Directiva 2006/114/CE

12.12.2007

-

DO L 376 de 27.12.2006

Última modificación: 19.10.2011

Véase también

  • El sitio web de la Comisión Europea, Dirección General de Sanidad y Consumidores (DE) (EN) (FR)
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba