RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Seguimiento de los resultados del mercado único para los consumidores

Los europeos tienen derecho a esperar del mercado único resultados concretos. Por este motivo, la Comisión se ha dotado de una nueva herramienta de vigilancia de los mercados de consumo: un Cuadro de Indicadores que no sólo abarca los precios y la seguridad de los productos, sino también la satisfacción de los consumidores.

ACTO

Comunicación de la Comisión, de 29 de enero de 2008, «Seguimiento de los resultados del mercado único para los consumidores: Cuadro de Indicadores de los Mercados de Consumo» [COM (2008) 31 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

El mercado único no es un proyecto exclusivamente económico; también pretende mejorar la salud humana, el medio ambiente y la seguridad de los europeos. A fin de producir aún más resultados para los ciudadanos, la Comisión crea una nueva herramienta de vigilancia del mercado interior: el Cuadro de Indicadores europeo de los mercados de bienes y servicios de consumo, que pretende evaluar el funcionamiento del mercado interior desde el punto de vista de los consumidores.

Esta Comunicación presenta la metodología utilizada para evaluar los mercados de consumo y los primeros resultados del Cuadro de Indicadores.

El proceso de vigilancia de los mercados de bienes de consumo consta de dos fases: una fase de selección y una fase de análisis. La fase de selección pretende identificar los sectores que no funcionan adecuadamente. La fase de análisis pretende determinar las causas de este funcionamiento deficiente.

El mercado se estudiará según tres dimensiones, que figuran a continuación.

Selección de los mercados de consumo

Los resultados generales de los distintos sectores se analizarán mediante los cinco indicadores siguientes:

  • las reclamaciones de los consumidores: el número de reclamaciones varía según los sectores, los países, las tradiciones en materia de protección de los consumidores y las probabilidades de ganar el recurso;
  • los niveles de precios: las diferencias de nivel de vida de una región a otra o el servicio al cliente pueden incidir en los precios, pero algunas divergencias hacen a veces sospechar la existencia de cárteles y obstáculos a la libre competencia o de prácticas arancelarias poco transparentes que impiden al consumidor elegir con pleno conocimiento de causa; por este motivo, conviene examinar no sólo las divergencias entre los precios, sino también las causas de dichas diferencias;
  • la satisfacción de los consumidores, que se mide, por ejemplo, a través de la calidad de los productos, las posibilidades de elección de que disponen los consumidores, la transparencia de los precios y el servicio postventa;
  • los cambios de proveedor: los cambios de proveedor permiten evaluar la capacidad de elección del consumidor; varían, en particular, según la transparencia del mercado y los obstáculos existentes para el cambio;
  • la seguridad de los productos y servicios: conviene evaluar adecuadamente el número de accidentes y lesiones que provocan los productos y servicios.

Evaluación de la integración del mercado interior al por menor

Un mercado interior integrado es un mercado en el que los consumidores y minoristas confían tanto en las compras transfronterizas como en las realizadas en su propio país. La integración del mercado interior al por menor puede medirse por la presencia de minoristas de otros países, las inversiones directas extranjeras transfronterizas y el comercio transfronterizo al por menor. Conviene también evaluar el comportamiento y los problemas que encuentran las personas que realizan compras transfronterizas.

Comparación del entorno de consumo en los Estados miembros

La protección de los consumidores varía en los distintos Estados miembros. Para evaluar el entorno de consumo en los Estados miembros, conviene examinar:

  • la aplicación de la legislación, es decir, la calidad de los sistemas de aplicación, el respeto de la legislación y los recursos utilizados (por ejemplo, las inspecciones realizadas);
  • las vías de recurso, así como la percepción que tienen los consumidores;
  • el papel de las organizaciones de consumidores y la confianza que los consumidores depositan en ellas;
  • el grado de capacitación de los consumidores: en particular, los niveles de educación, información, competencia y sensibilización.

Fase de análisis

La fase de análisis pretende determinar las causas del mal funcionamiento del mercado. La identificación de las causas de un mal funcionamiento permitirá más tarde elegir el instrumento mejor adaptado para solucionar el problema, por ejemplo la política de competencia ante un abuso de posición dominante, la normativa sectorial de supresión de obstáculos para la entrada en un mercado, la política en materia de consumidores para garantizar la transparencia de la información, etc.

Entre los puntos que deben estudiarse durante la fase de análisis, cabe destacar:

  • la capacitación de los consumidores;
  • los perjuicios sufridos por los consumidores;
  • la relación entre los precios de importación y los precios al consumo;
  • los indicadores legislativos;
  • el respeto de la legislación;
  • la calidad, en particular el grado de innovación, la salud y el medio ambiente;
  • la accesibilidad y el carácter económicamente asequible;
  • la interoperatividad, es decir, la capacidad de un sistema o producto para funcionar con otros productos.

El primer Cuadro de Indicadores de consumo

El primer Cuadro de Indicadores puso de relieve algunas deficiencias en el funcionamiento de los mercados de consumo. Mostró, por ejemplo, que el mercado interior al por menor de la UE dista mucho de estar integrado. Los europeos aún prefieren comprar bienes o servicios en su propio país. Además, el entorno de consumo difiere significativamente de un Estado miembro a otro.

Para mejorar el Cuadro de Indicadores, aún incompleto, a falta de datos comparables, la Comisión pretende emprender las siguientes acciones a partir de 2008:

  • establecer una clasificación armonizada de las reclamaciones de los consumidores a escala comunitaria;
  • obtener datos comparables sobre precios, en cooperación con Eurostat (DE) (EN) (FR) y los institutos nacionales de estadística;
  • aumentar el número de sectores cubiertos.

Contexto

Este nuevo instrumento se inscribe en la prolongación de la modernización del mercado interior, iniciada en noviembre de 2007 y que ya ha permitido avanzar en los sectores de las telecomunicaciones y de la energía.

Última modificación: 12.06.2009

Véase también

  • Dirección General de Sanidad y Consumo - Mercados marcador al Consumidor (EN)
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba