RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Directrices relativas a la aplicación del apartado 3 del artículo 101 del TFUE (antiguo apartado 3 del artículo 81 del TCE)

La Comisión presenta los criterios de valoración del apartado 3 del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) (antiguo apartado 3 del artículo 81 del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea (TCE)), por el que se establece una norma de exención aplicable a los acuerdos, decisiones de asociaciones de empresas y prácticas concertadas que prohíbe el apartado 1 del artículo 101 del TFUE (antiguo apartado 1 del artículo 81 del TCE).

ACTO

Comunicación de la Comisión - Directrices relativas a la aplicación del apartado 3 del artículo 81 del Tratado [Diario Oficial C 101 de 27.4.2004].

SÍNTESIS

El artículo 101(1) del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) (antiguo artículo 81(1) del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea (TCE)) prohíbe todos los acuerdos entre empresas, las decisiones de asociaciones de empresas y las prácticas concertadas que puedan afectar al comercio entre los países de la Unión Europea (UE) y que tengan por objeto o efecto impedir, restringir o falsear el juego de la competencia. Por derogación de esta norma, el apartado 3 del artículo 101 del TFUE (antiguo apartado 3 del artículo 81 del TCE) prevé que la prohibición del apartado 1 del artículo 101 del TFUE puede declararse inaplicable a todos los acuerdos que contribuyen a mejorar la producción o la distribución de los productos o a fomentar el progreso técnico o económico, reservando al mismo tiempo a los usuarios una participación equitativa en el beneficio resultante, y sin imponer a las empresas restricciones que no sean indispensables para alcanzar tales objetivos, y ofreciendo a estas empresas la posibilidad de eliminar la competencia respecto de una parte sustancial de los productos de que se trate.

La valoración con respecto al artículo 101 del TFUE se efectúa en dos etapas. La primera consiste en determinar si un acuerdo entre empresas, que puede afectar al comercio entre países europeos, tiene un objeto contrario a la competencia o efectos contrarios a la competencia reales o potenciales, ya que el apartado 3 del artículo 101 del TFUE sólo se tiene en cuenta si un acuerdo entre empresas limita el juego de la competencia según lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 101 del TFUE. En caso de acuerdos no restrictivos es inútil examinar el beneficio que resulta eventualmente del acuerdo. Las directrices de la Comisión sobre restricciones verticales, acuerdos de cooperación horizontal y transferencia de tecnología contienen numerosas orientaciones sobre la aplicación del apartado 1 del artículo 101 del TFUE a distintos tipos de acuerdos.

La segunda etapa, que sólo es necesaria si se prueba que un acuerdo limita el juego de la competencia, consiste en determinar los efectos favorables a la competencia producidos por este acuerdo y ver si son superiores a los efectos contrarios a la competencia. El equilibrio de los efectos contrarios y favorables a la competencia se efectúa exclusivamente en el marco establecido por el apartado 3 del artículo 101 del TFUE. Las presentes Directrices examinan las cuatro condiciones enunciadas en el apartado 3 del artículo 101 del TFUE, es decir:

  • ganancias de eficacia;
  • contribución con una participación equitativa en beneficio de los consumidores;
  • carácter indispensable de las restricciones;
  • no se da eliminación de la competencia.

Dado que estas cuatro condiciones son acumulativas, en cuanto se constata que una ellas no se cumple, es inútil examinar las otras tres. Por lo tanto no se excluye que, en algunos casos, sea indicado examinar estas cuatro condiciones en un orden diferente. En las presentes Directrices, la segunda y tercera condición se invirtieron, con el fin de abordar la cuestión del carácter indispensable antes de la relativa a la repercusión sobre los consumidores. Este análisis impone estudiar los efectos positivos y negativos del acuerdo para los consumidores. No debe referirse a los efectos de las restricciones que no satisfacen el criterio de la naturaleza indispensable y que, por esta razón, están prohibidos por el artículo 101 del TFUE.

El apartado 3 del artículo 101 del TFUE no excluye a priori determinados tipos de acuerdos de su ámbito de aplicación. Por principio, todos los acuerdos restrictivos que cumplen acumulativamente las cuatro condiciones, se benefician de la exención. No obstante, es muy improbable que graves restricciones de la competencia puedan cumplir las condiciones del apartado 3 del artículo 101 del TFUE. En general, estas restricciones están prohibidas por los reglamentos de exención por categoría o restricciones caracterizadas en las directrices y comunicaciones de la Comisión. Generalmente, los acuerdos de esta naturaleza no cumplen las dos primeras condiciones (al menos) del apartado 3 del artículo 101 del TFUE. No crean ventajas económicas objetivas y no benefician a los consumidores.

Las presentes Directrices son no vinculantes y no obstan a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia y el Tribunal de Primera Instancia de la UE relativas a la interpretación de los apartados 1 y 3 del artículo 101 del TFUE y sin perjuicio de la interpretación que estos órganos jurisdiccionales podrían dar a dichas disposiciones en el futuro.

Contexto

Con arreglo al apartado 1 del artículo 1 del Reglamento (CE) n° 1/2003, los acuerdos contemplados en el apartado 1 del artículo 101 del TFUE que no cumplen las condiciones del apartado 3 están prohibidos. Con arreglo al apartado 2 del artículo 1 del Reglamento (CE) nº 1/2003, los acuerdos contemplados en el apartado 1 del artículo 101 del TFUE que cumplen las condiciones del apartado 3 no están prohibidos, sin que una decisión previa sea necesaria a tal efecto. Estos acuerdos son válidos y aplicables a partir del momento en que las condiciones del apartado 3 del artículo 101 del TFUE se cumplen y mientras lo sigan haciendo.

Última modificación: 21.02.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba