RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Red Europea de Competencia (REC)

La Comisión y las autoridades de competencia de los Estados miembros, reunidas en la Red Europea de Competencia (REC), han de colaborar de manera estrecha y complementaria para la aplicación eficaz de las normas de competencia en la Unión Europea.

SÍNTESIS

El Reglamento (CE) n° 1/2003, de 16 de diciembre de 2002, relativo a la aplicación de las normas sobre competencia previstas en los artículos 81 y 82 del Tratado CE crea un sistema de competencias concurrentes en que la Comisión y las autoridades de competencia de los Estados miembros pueden aplicar estos artículos. Las autoridades nacionales de competencia y la Comisión forman conjuntamente una red de poderes públicos que actúan al servicio del interés público y cooperan estrechamente para proteger la competencia. Esta red se denomina «Red Europea de Competencia» (REC).

La estructura de las autoridades nacionales de competencia varía según los Estados miembros. En algunos, una sola autoridad investiga los asuntos y toma todos los tipos de decisiones. En otros, las funciones están divididas entre dos autoridades: una responsable de investigar los casos y otra, a menudo de tipo colegial, responsable de decidir. Por último, en ciertos Estados miembros las decisiones de prohibición e imposición de multas sólo pueden ser tomadas por un órgano jurisdiccional. Con arreglo al principio general de eficacia, el artículo 35 del Reglamento (CE) n° 1/2003 del Consejo permite a los Estados miembros designar a sus autoridades nacionales de competencia y repartir las funciones entre ellas.

Asignación de competencia: una o varias autoridades nacionales de competencia o la Comisión

Los asuntos pueden ser tramitados por una única o por varias autoridades nacionales de competencia actuando de forma concurrente o por la Comisión.

En la mayor parte de los casos, la autoridad que recibe una denuncia o incoa de oficio un procedimiento seguirá siendo responsable del asunto. Se considerara que una autoridad está bien situada para tramitar un asunto si existe un vínculo material entre la infracción y el territorio del Estado miembro del que depende, de modo que esté en condiciones de poner fin efectivamente a la infracción. Un segundo reparto de un asunto solamente se plantearía al principio del procedimiento cuando esta autoridad considera que no está bien situada para actuar o cuando otras autoridades se consideran también competentes. Además, la acción de una única autoridad nacional de competencia podría también ser apropiada cuando, aunque más de una autoridad pueda estar bien situada, la acción de una sola sea suficiente para poner fin a la totalidad de la infracción.

Una acción concurrente de dos o tres autoridades puede ser apropiada cuando un acuerdo o práctica tenga efectos sustanciales sobre la competencia principalmente en sus territorios respectivos y la acción de una sola autoridad no sea suficiente para poner fin a la infracción o sancionarla adecuadamente. Las autoridades que tramiten un asunto de forma concurrente tratarán de coordinar su actuación en la medida de lo posible.

La Comisión está particularmente bien situada cuando uno o varios acuerdos o prácticas tienen efectos sobre la competencia en más de tres Estados miembros. Por otra parte, la Comisión está particularmente bien situada para tramitar un asunto si éste está estrechamente ligado a otras disposiciones comunitarias cuya aplicación esté reservada a su competencia exclusiva o cuya aplicación por la Comisión redunde en una mayor eficacia, así como en los casos en que el interés comunitario requiera la adopción de una decisión de la Comisión para, a raíz de la aparición de un problema de competencia nuevo, desarrollar la política comunitaria de competencia o para velar por su observancia efectiva.

De cualquier modo, el reparto ha de ser un proceso rápido y eficaz y no deberá interrumpir las investigaciones en curso. A este respecto, el Reglamento del Consejo propone una serie de mecanismos de cooperación para el reparto de asuntos, a saber:

  • Información al incoarse los procedimientos. El apartado 3 del artículo 11 establece la obligación de que las autoridades nacionales de competencia informen a la Comisión cuando actúen en virtud del artículo 81 o del artículo 82 del Tratado antes de realizar las primeras diligencias formales de investigación o inmediatamente después de iniciadas dichas diligencias. Asimismo, dispone que esta información podrá hacerse llegar también a las demás autoridades nacionales de competencia. Este mecanismo permite que la Red detecte los procedimientos múltiples y aborde posibles problemas de reparto tan pronto como una autoridad empiece a investigar un asunto.
  • Suspensión o fin del procedimiento. Cuando el mismo acuerdo o práctica se presente ante varias autoridades de competencia, el artículo 13 del Reglamento del Consejo permite suspender un procedimiento o desestimar una denuncia alegando que otra autoridad está instruyendo el asunto o lo ha instruido. Una autoridad nacional de competencia puede suspender o archivar un procedimiento pero no tiene ninguna obligación de hacerlo. El artículo 13 del Reglamento del Consejo también puede aplicarse a una parte de una denuncia o de un procedimiento y tramitar el resto de manera apropiada. La Comisión puede también desestimar una denuncia por falta de interés comunitario u otras razones referentes a la naturaleza de la misma.

Otro elemento clave del funcionamiento de la Red es la potestad de todas las autoridades de competencia de intercambiar y utilizar la información que haya recabado con el fin de aplicar los artículos 81 u 82 del Tratado CE. El artículo 12 del Reglamento del Consejo estipula que los intercambios de información pueden no sólo tener lugar entre una autoridad nacional de competencia y la Comisión sino también entre autoridades nacionales de competencia.

Incoación del procedimiento

Cuando las autoridades de competencia de los Estados miembros incoan un procedimiento, informan a la Comisión a más tardar 30 días antes de la adopción de una decisión de aplicación del artículo 81 o 82 del Tratado CE por la que se ordene la cesación de una infracción (apartado 4 del artículo 11); pueden asimismo compartir esta información con los restantes miembros de la Red. Por el contrario, cuando es la Comisión la que incoa el procedimiento, en virtud del apartado 6 del artículo 11 del Reglamento del Consejo, las autoridades ya no pueden incoar su propio procedimiento con objeto de aplicar los artículos 81 y 82 del Tratado. La incoación de un procedimiento por la Comisión es un acto formal que puede ocurrir en cualquier fase de la investigación del asunto por la Comisión.

Pueden plantearse dos situaciones. La primera, que la Comisión sea la primera autoridad de competencia que incoa el procedimiento en un asunto con miras a la adopción de una decisión conforme al Reglamento del Consejo, con lo que las autoridades nacionales de competencia ya no podrán ocuparse del mismo. La segunda situación surge cuando una o más autoridades nacionales de competencia han informado a la Red, de conformidad con el apartado 3 del artículo 11 del Reglamento del Consejo, de que están actuando en un determinado asunto. Durante el período inicial de asignación (plazo orientativo de dos meses), la Comisión puede incoar el procedimiento con los efectos del apartado 6 del artículo 11 del Reglamento del Consejo tras consultar a las autoridades interesadas.

Después de la fase de asignación, la Comisión solamente aplicará en principio el apartado 6 del artículo 11 del Reglamento del Consejo si se da una de las siguientes situaciones:

  • los miembros de la Red prevén adoptar decisiones contradictorias en el mismo asunto;
  • los miembros de la Red prevén adoptar una decisión que entra obviamente en conflicto con la jurisprudencia consolidada;
  • los miembros de la Red alargan indebidamente el procedimiento en el asunto;
  • es necesario adoptar una decisión de la Comisión para desarrollar la política comunitaria de competencia, en especial cuando se plantea un problema de competencia similar en varios Estados miembros o para asegurar la aplicación efectiva;
  • la autoridad interesada no se opone.

Si una autoridad ya está instruyendo un asunto, la Comisión le explicará por escrito, así como a los otros miembros de la Red, las razones de la aplicación del apartado 6 del artículo 11 del Reglamento del Consejo. La Comisión anunciará a la Red su intención de aplicar el apartado 6 del artículo 11 del Reglamento del Consejo con antelación suficiente para que los miembros de la Red tengan la posibilidad de solicitar una reunión del Comité Consultivo. El Comité Consultivo es el foro donde los expertos de las diversas autoridades de competencia debaten asuntos concretos y problemas generales de la legislación comunitaria de competencia. Se consulta al Comité Consultivo a petición de la Comisión o de un Estado miembro.

Para garantizar una cooperación máxima, los miembros de la Red se informan mutuamente y, eventualmente, discuten las decisiones de desestimación de denuncias, las decisiones de clausura de un procedimiento de oficio o las decisiones por las que se ordenan medidas cautelares. Esta colaboración recíproca se refiere también al poder de investigación. El apartado 2 del artículo 22, del Reglamento del Consejo prevé que la Comisión puede pedir a una autoridad nacional de competencia efectuar una inspección en su nombre y por su cuenta.

Situación de los solicitantes que piden beneficiarse de un programa de clemencia

La Comisión considera que redunda en interés de la Comunidad conceder un trato favorable a las empresas que cooperan con ella en la investigación sobre infracciones de carteles. A falta de un sistema de programas de clemencia armonizado a escala europea, es el interesado quien deberá presentar la solicitud ante todas las autoridades de competencia que puedan considerarse bien situadas para actuar contra la infracción en cuestión. Cuando una autoridad nacional de competencia tramite un asunto instruido como consecuencia de una solicitud de clemencia, deberá informar a la Comisión y poner la información a disposición de los otros miembros de la Red, de conformidad con el apartado 3 del artículo 11 del Reglamento del Consejo. A excepción de algunos casos específicos, la información facilitada de forma voluntaria por un solicitante de clemencia sólo se transmitirá a otro miembro de la Red, de conformidad con el artículo 12 del Reglamento del Consejo, con el consentimiento del solicitante.

Contexto

La presente Comunicación sustituye la Comunicación, de 15 de octubre de 1997, de la Comisión relativa a la cooperación entre la Comisión y las autoridades de los Estados miembros en el ámbito de la competencia para la tramitación de los asuntos a los que sean de aplicación los artículos 81 y 82 del Tratado CE.

Última modificación: 17.05.2011

Véase también

  • Para más información, consúltese el sitio de la Red Europea de Competencia (EN)
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba