RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Directrices sobre la evaluación de las concentraciones horizontales

La competencia efectiva genera ventajas para los consumidores, como precios moderados, productos de calidad, una gran variedad de bienes y servicios, e innovación. Gracias al control que ejerce sobre las operaciones de «concentración horizontal», la Comisión impide operaciones que privarían a los clientes de estas ventajas al incrementar significativamente el poder de determinadas empresas para influir en los factores de competencia de los mercados en los que actúan.

ACTO

Directrices sobre la evaluación de las concentraciones horizontales con arreglo al Reglamento del Consejo sobre el control de las concentraciones entre empresas [Diario Oficial C 31 de 5.2.2004].

SÍNTESIS

La Comunicación tiene por objeto orientar sobre la forma en que la Comisión evalúa las «concentraciones horizontales» en las cuales las empresas afectadas son competidores existentes o potenciales en el mismo mercado.

La evaluación de estas operaciones de concentración por la Comisión incluye normalmente los siguientes aspectos:

  • una definición de los mercados de productos afectados y de los mercados geográficos;
  • una evaluación de la operación desde el punto de vista de la competencia.

Para definir el mercado, la Comisión se basa en su Comunicación de 1997. A efectos de la evaluación de la operación desde el punto de vista de la competencia, la presente Comunicación sólo pone en cuestión las fusiones y adquisiciones que aumentan el poder de las empresas en el mercado de tal forma que podrían tener consecuencias negativas para los consumidores (precios más altos, menor calidad de los productos, menor posibilidad de elección). Este podría ser el caso, por ejemplo, si la concentración elimina a un competidor del mercado o hace más probable una coordinación entre las empresas presentes en el mismo.

Por el contrario, la intervención de la Comisión debe excluirse si la fusión no causa en el mercado niveles de concentración que superen determinados niveles indicados por el porcentaje de las cuotas de mercado o por el Índice Herfindahl-Hirschmann (IHH). El IHH, calculado sobre la base de las cuotas de mercado de cada una de las empresas presentes en el mercado, da un peso proporcionalmente más importante a las cuotas de las grandes empresas. Si el nivel absoluto del IHH puede constituir un primer indicio de las presiones competitivas que se ejercerán en el mercado tras la operación de concentración, es sobre todo la variación del IHH, que resultará directamente de la operación, el que constituirá un indicador útil sobre la modificación del grado de concentración.

La Comisión tendrá en cuenta también una serie de factores (como la posibilidad de que los clientes cambien de proveedor o de que los competidores reaccionen ante la concentración) que pueden influir sobre la probabilidad de que una operación de concentración tenga efectos significativos contrarios a la competencia. Se trata muy a menudo de efectos coordinados que llevan a las empresas en el mercado a una comprensión mutua de las modalidades de coordinación, a comportamientos coordinados y a amenazas de futuras represalias para todos los que no se adapten a las pautas. No obstante, para que la coordinación sea exitosa, la reacción de los competidores potenciales que no participan en la coordinación, así como la de los clientes, no deben comprometer los resultados esperados de la coordinación.

La Comisión se compromete también a tener en cuenta criterios de eficacia o rendimiento que las empresas aleguen, con el fin de contrarrestar el posible efecto negativo sobre la competencia; en este caso será necesario, por supuesto, que las empresas prueben que esta eficacia se debe realmente a la concentración y que será beneficiosa para los consumidores.

ACTOS CONEXOS

Reglamento (CE) nº 139/2004 del Consejo, de 20 de enero de 2004, sobre el control de las concentraciones entre empresas(«Reglamento comunitario de concentraciones») [Diario Oficial L 24 de 29.1.2004].

La presente ficha de síntesis se divulga a título informativo y no pretende interpretar o sustituir el documento de referencia.

Última modificación: 21.02.2007
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba