RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Control de concentraciones entre empresas

El nuevo Reglamento sobre el control de las concentraciones, que entró en vigor el 1 de mayo de 2004 al mismo tiempo que tuvo lugar la ampliación de la Unión Europea (UE), reforma en profundidad el marco reglamentario de referencia. Además de reforzar el principio de "ventanilla única", el Reglamento impulsa efectivamente la participación de las autoridades nacionales de competencia y simplifica el procedimiento de notificación e investigación.

ACTO

Reglamento (CE) nº 139/2004 del Consejo, de 20 de enero de 2004, sobre el control de las concentraciones entre empresas (“Reglamento comunitario de concentraciones”) (Texto pertinente a efectos del EEE).

SÍNTESIS

Aunque los resultados obtenidos mediante la aplicación del Reglamento n° 4064/89 pueden considerarse generalmente positivos, la experiencia adquirida durante doce años de aplicación de este Reglamento, así como el debate suscitado por la publicación del Libro Verde de 2001, demuestran que el sistema puede mejorarse.

El Reglamento de concentraciones, aprobado en 1989, se basaba en el principio de la "ventanilla única", que permitía a la Comisión un control exclusivo sobre todas las fusiones transfronterizas importantes, pero el presente Reglamento, aunque evita que una misma concentración se notifique a distintas autoridades de competencia de la Unión Europea (UE), recoge el "principio de subsidiariedad", en virtud del cual es competente la autoridad jurisdiccional que se encuentre mejor situada para examinar una determinada concentración.

El Reglamento se aplica a todas las "concentraciones" de "dimensión europea". Una "concentración" se considera realizada cuando un cambio duradero del control resulta de:

  • la fusión de dos o más empresas o partes de empresas anteriormente independientes;
  • la adquisición directa o indirecta, por una o más personas (que ya tengan el control de una empresa al menos) o por varias empresas que adquieran el control de una o de otras varias empresas.

Se considera que las operaciones de concentración múltiples, supeditadas una a otra o estrechamente vinculadas, constituyen una única concentración.

Una concentración adquiere una "dimensión europea" cuando:

  • el volumen de negocios total realizado a nivel mundial por el conjunto de las empresas en cuestión es superior a cinco mil millones de euros, y
  • el volumen de negocios total realizado individualmente en la UE por al menos dos de las empresas en cuestión es superior a 250 millones de euros, a menos que cada una de las empresas en cuestión realice más de dos tercios de su volumen de negocios total en la UE dentro un mismo país europeo.

Si los umbrales antes citados no se alcanzan, se tratará, sin embargo, de una concentración de dimensión europea, si:

  • el volumen de negocios total realizado a nivel mundial por el conjunto de las empresas en cuestión es superior a 2 500 millones de euros;
  • en cada uno de al menos tres países de la UE, el volumen de negocios total realizado por todas las empresas en cuestión es superior a 100 millones de euros;
  • en cada uno de al menos tres países de la UE, el volumen de negocios total realizado individualmente por al menos dos de las empresas en cuestión es superior a 25 millones de euros;
  • el volumen de negocios total realizado individualmente en la UE por al menos dos de las empresas en cuestión es superior a 100 millones de euros, a menos que cada una de las empresas en cuestión realice más dos tercios de su volumen de negocios total en la UE dentro de un mismo país de la UE.

Procedimiento de notificación: empresas y personas afectadas

Siguiendo la norma general, las concentraciones de dimensión europea deben notificarse a la Comisión antes de su realización, y, después de la celebración del acuerdo, debe publicarse la oferta pública de adquisición o intercambio o la adquisición de una participación de control. No obstante, el nuevo Reglamento que, tal como se propone, pretende racionalizar los plazos de notificación de los proyectos de concentración a la Comisión, permite la notificación antes de la celebración de un acuerdo vinculante y suprime la obligación de notificar las operaciones en el plazo de una semana tras la celebración del acuerdo. Esto permitirá no sólo flexibilizar el sistema, sino también facilitar la coordinación de las investigaciones sobre concentraciones con los otros sistemas jurisdiccionales.

Con este fin de coordinación con las autoridades nacionales competentes, el presente Reglamento introduce la posibilidad de que las personas o empresas interesadas informen a la Comisión, por medio de una memoria motivada, antes de la presentación de la notificación. Este procedimiento, denominado de notificación previa, ofrece a las partes la posibilidad de demostrar a la Comisión que la concentración propuesta, aún dando lugar a una concentración de dimensión transfronteriza, afectará a la competencia en el mercado de un país de la UE. Si en un plazo de 15 días laborables tras la recepción de la memoria, el país de la UE afectado no manifiesta su desacuerdo sobre la petición de remisión del asunto, la Comisión tiene 25 días desde la recepción de la memoria motivada para remitir todo el asunto o parte del mismo a las autoridades competentes del país en cuestión, con vistas a la aplicación de la legislación nacional sobre competencia de dicho país.

El mismo procedimiento se aplica cuando una persona o una empresa desea señalar a la atención de la Comisión los efectos transfronterizos que podría tener a nivel europeo una concentración que no tenga dimensión europea.

Incoación del procedimiento: Comisión

A raíz de la recepción de la notificación, la Comisión dispone de las facultades de decisión necesarias para iniciar el procedimiento, realizar investigaciones e imponer sanciones. En primer lugar, por medio de una decisión se constata si:

  • la concentración notificada está regulada por el presente Reglamento;
  • la concentración es compatible con el mercado común;
  • la concentración plantea serias dudas en cuanto a su compatibilidad.

Una concentración de dimensión europea no puede en principio realizarse ni antes de notificarse, ni en un período de tres semanas a partir de su notificación. Si, por el contrario, una concentración ya se ha realizado y se declara incompatible con el mercado común, la Comisión puede pedir a las empresas interesadas deshacer la concentración o adoptar cualquier otra medida apropiada con el fin de restablecer la situación previa a la realización de la concentración.

La Comisión puede también imponer medidas provisionales cuando constata que una concentración modificada, aún estando afectada por el presente Reglamento, no plantea serias dudas de compatibilidad con el mercado común o cuando una simple modificación sería suficiente para hacerla compatible.

Para garantizar el cumplimiento del presente Reglamento, la Comisión puede imponer las siguientes sanciones:

  • Multas: la Comisión puede imponer multas de hasta un total del 1 % del volumen de negocios total realizado por la empresa cuando de manera deliberada o por negligencia, ésta proporcione una información inexacta, desvirtuada, incompleta, o fuera del plazo establecido. La Comisión puede también imponer multas cuando se hayan quebrantado los sellos puestos en una inspección.
    La Comisión puede imponer multas de hasta un total del 10 % del volumen de negocios total realizado por la empresa cuando de manera deliberada o por negligencia ésta omita notificar una concentración, antes de su realización, realice una concentración infringiendo las disposiciones del presente Reglamento o incumpla una decisión de la Comisión.
  • Multas coercitivas: la Comisión puede imponer multas coercitivas de hasta un total del 5 % del volumen de negocios total diario medio de la empresa por día laborable de retraso con relación a la fecha fijada por la Comisión en su decisión de información, de inspección o de otro tipo (el importe máximo no puede rebasar 100 000 euros por día laborable).

La Comisión consulta a un comité consultivo compuesto de representantes de las autoridades de los países de la UE con anterioridad a cualquier decisión de compatibilidad, de incompatibilidad o de imposición de multas o multas coercitivas. El Tribunal Europeo de Justicia puede suprimir, reducir o aumentar la multa o la multa coercitiva impuesta.

Procedimiento de remisión: Comisión y autoridades competentes de los países de la UE

A fin de que la autoridad competente sea la autoridad mejor situada para examinar una concentración dada, se ha establecido la simplificación del procedimiento de remisión de los asuntos a las autoridades competentes de los países de la UE.

La determinación de los casos de concentración con dimensión transfronteriza ha sido garantizada hasta ahora por la aplicación del criterio del volumen de negocios y del criterio "tipo 3+" (es decir, competencia europea exclusiva cuando todos los países de la UE o al menos tres de ellos formulan una solicitud de remisión). Estos dos criterios, a pesar de permitir determinar bastante rápidamente si una concentración dada es competencia de los países de la UE o de la Comisión, han demostrado ser insuficientes. Sin embargo, el presente Reglamento introduce un nuevo criterio de remisión a las autoridades competentes de los países de la UE.

Según este enfoque, en el plazo de diez días laborables a partir de la recepción de la copia de notificación, y por iniciativa propia o a invitación de la Comisión, un país de la UE puede declarar que una concentración afecta significativamente a la competencia efectiva en un mercado en el interior de dicho país. El mercado de producto o servicio afectado debe presentar todas las características de un mercado diferente sin por ello constituir una parte sustancial del mercado común. La Comisión dispone de un plazo de 65 días hábiles desde la notificación de la concentración para decidir si se ocupa del caso de conformidad con el presente Reglamento o si lo remite en su totalidad o en parte a las autoridades competentes del país de la UE afectado (si no se decide al respecto, se supone que el caso ha sido enviado el país de la UE).

Inversamente, es posible que un país de la UE pida a la Comisión examinar toda concentración que aún sin tener dimensión europea obstaculice el comercio entre países de la UE ni amenace con afectar de forma significativa a la competencia en el territorio del país o países de la UE que formulan la demanda. La Comisión informará a las autoridades competentes de los países de la UE y las empresas afectadas y dará un plazo de 15 días hábiles para que cualquier país de la UE pueda adherirse a la demanda inicial. Si, finalmente, en el plazo de 10 días laborables, la Comisión no ha tomado la decisión de remisión o de denegación de remisión, se considera que ha adoptado una decisión conforme a la demanda.

El presente Reglamento, aplicable a partir del 1 de mayo de 2004, deroga el Reglamento (CEE) n° 4064/89.

REFERENCIAS

ActoEntrada en vigorPlazo de transposición en los Estados miembrosDiario Oficial

Reglamento (CE) nº 139/2004

1.4.2004

-

DO L 24, 29.1.2004

 
Última modificación: 11.11.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba