RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Definición de mercado de referencia

La presente Comunicación trata de orientar sobre la forma en que la Comisión aplica el concepto de mercado de producto de referencia y mercado geográfico de referencia al aplicar la normativa de la Unión Europea (UE) de competencia. Al hacer públicos los procedimientos que sigue para determinar el mercado y al indicar los criterios y elemento de prueba en los que se basa para adoptar una decisión, la Comisión persigue una mayor transparencia de su política y de su proceso decisivo en el ámbito de la política de competencia.

ACTO

Comunicación de la Comisión relativa a la definición de mercado de referencia a efectos de la normativa comunitaria en materia de competencia [Diario Oficial C372 de 9.12.1997].

SÍNTESIS

En caso de presunta infracción de las normas de la competencia, el primer elemento que debe tenerse en cuenta es el mercado de referencia. Definir el mercado de referencia significa en efecto delimitar el marco dentro del cual se aplican las normas de la competencia relativas a los acuerdos y a los abusos de posición dominante (Reglamento (CE) n° 1/2003) así como las normas relativas a las concentraciones (Reglamento (CE) n° 139/2004).

En cumplimiento del principio de transparencia, la presente Comunicación ilustra el método aplicado por la Comisión para definir un mercado de referencia de manera individual. Este análisis, que tiene en cuenta tanto los productos como la dimensión geográfica del mercado de referencia permite determinar si existen competidores reales capaces de determinar el comportamiento de la empresa en cuestión y señalar el grado de competencia efectiva en el mercado.

Definición de mercado de referencia

El mercado de referencia combina el mercado de productos y el mercado geográfico, que se definen de la siguiente manera:

  • un mercado de productos de referencia comprende todos los productos y/o servicios que el consumidor considere intercambiables o sustituibles debido a sus características, su precio y el uso al que se destinan;
  • un mercado geográfico de referencia comprende el territorio en el cual las empresas de referencia son contratadas para la oferta de bienes y servicios en cuestión y en el cual las condiciones de competencia son suficientemente homogéneas.

Análisis de la definición de mercado de referencia

Durante estos últimos años, la Comisión definió algunos criterios que podían ayudar a analizar los comportamientos de las empresas en el mercado así como las condiciones específicas del mercado de referencia. No obstante, la aplicación de este método puede conducir a resultados diferentes según la naturaleza del problema de competencia de que se trate. Por tanto, el análisis estructurado deberá ajustarse a cada caso.

En un análisis preliminar, la Comisión trata de delimitar el mercado de los productos comprobando si un producto A y un producto B pertenecen o no al mismo mercado de productos. Intenta también delimitar el mercado geográfico elaborando una visión global sobre la distribución de las cuotas de mercado que detentan las partes en cuestión y sus competidores, los precios y las divergencias de precio que se observan.

Una vez el mercado de productos y el mercado geográfico delimitados, la Comisión empieza un análisis más en profundidad basado en el concepto del carácter sustituible. Las empresas sujetas a un sistema competitivo deben en efecto respetar dos grandes limitaciones: el carácter sustituible de la demanda y el de la oferta. Un mercado es competitivo si el cliente tiene la posibilidad de elegir entre una gama más o menos extensa de productos con características similares y si el proveedor no encuentra obstáculos al suministro de productos o servicios en un determinado mercado.

El criterio de sustitución permite orientar el campo de las investigaciones a los posibles productos de sustitución para llegar a continuación a determinar con más certeza el mercado de los productos así como el mercado geográfico de referencia. Sólo en último lugar es el mercado de referencia objeto de un análisis con el fin de comprobar el nivel de integración en los mercados de la Unión Europea.

Por ello la Comisión efectúa un estudio sobre el carácter sustituible de la demanda (es decir, de los clientes) y el carácter sustituible de la oferta (es decir, de los proveedores). En el primer caso, se trata de saber si, a raíz de una variación ligera pero constante del precio corriente (del 5 al 10 %), los clientes del producto en cuestión tienen la posibilidad de acceder de manera inmediata y eficaz a un producto similar y, en el segundo caso, de comprobar si otros proveedores tienen la posibilidad de reorientar de manera inmediata y eficaz su producción y su comercialización en el mercado de referencia.

Este criterio de intercambiabilidad no tiene en cuenta sin embargo las condiciones en las cuales operan las empresas de referencia. Será pues necesario verificar, por ejemplo, cuáles son las condiciones de acceso al mercado así definido. A este respecto, la Comisión hace una valoración de la dimensión del producto y de la dimensión geográfica del mercado de referencia teniendo en cuenta:

  • el pasado reciente: es posible, en algunos casos, obtener elementos de información sobre las variaciones de los precios que se habrían producido recientemente en el mercado en términos, por ejemplo, de sustitución entre dos productos o de reacción por parte de los clientes;
  • los resultados de los estudios específicos: es posible comprobar la elasticidad de la demanda de un producto a través de pruebas econométricas y estadísticas. Es también útil considerar el mercado geográfico a través de una serie de factores (como la cultura, la lengua, etc.) con una influencia sobre las preferencias del mercado local;
  • desde el punto de vista de los clientes y competidores: es posible que la Comisión se ponga en contacto con los principales clientes y los principales competidores de la empresa en cuestión con el fin de tomar conciencia de los datos efectivos y considerar su reacción en caso de variación del precio corriente en el territorio geográfico;
  • las preferencias de los consumidores: la Comisión puede pedir a las empresas en cuestión los estudios de mercado realizados por las empresas antes de lanzar un producto al mercado o fijar el precio. Puede también contrastar las prácticas de compra de los clientes en el mercado de referencia con las de otros clientes en un mercado geográfico distinto con tal de que las condiciones sean las mismas;
  • las barreras (reglamentarias u otras) y los costes asociados a una transferencia de la demanda hacia otros productos u otras zonas;
  • las distintas categorías de clientes y precios discriminatorios: un grupo de clientes determinado puede constituir en sí mismo un mercado distinto y más estrecho cuando puede ser objeto de precios discriminatorios.

Con el fin de eliminar los obstáculos a los intercambios y unir el mercado europeo, la Comisión comprueba si el análisis del mercado en cuestión se integra en el marco del mercado europeo.

Antes de llegar a las conclusiones, la Comisión puede ponerse en contacto con las principales empresas del sector con el fin de conocer su opinión sobre los límites del mercado de productos y del mercado geográfico. Si es necesario, la Comisión puede también acudir al lugar de que se trate y llevar a cabo una inspección.

Cálculo de las cuotas de mercado

La definición de mercado de referencia, tanto en lo relativo a los productos como en su dimensión geográfica, permiten saber cuáles son los operadores (proveedores, clientes, consumidores) en este mercado. Sobre esta base, es posible calcular, para cada uno de los proveedores, el tamaño total del mercado y las cuotas de mercado que detentan sobre la base del volumen de negocios correspondiente a los productos en cuestión vendidos en el territorio de referencia.

Las estimaciones de las empresas, los estudios encargados a las sociedades de consultoría o a las asociaciones profesionales o el volumen de negocios de las empresas en cuestión contribuyen a calcular el tamaño total del mercado y las cuotas de mercado que detentan cada uno de los operadores. Si las ventas son generalmente la referencia para calcular las cuotas de mercado, existen sin embargo otras referencias, según los productos o la industria específica en cuestión, que pueden ofrecer información útil sobre la capacidad, el número de operadores en la oferta de los mercados, etc.

Última modificación: 20.04.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba