RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 5 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


El cine europeo: oportunidades y retos de la era digital

La revolución digital ha transformado la industria cinematográfica europea. Ello permite reducir los costes de distribución y, en consecuencia, aumentar el número y la variedad de las películas europeas que se proyectan en todo el mundo. No obstante, la digitalización también comporta riesgos que conviene abordar para que todos los cines (especialmente las salas pequeñas y las de arte y ensayo) puedan beneficiarse de los beneficios y que el patrimonio cinematográfico europeo siga estando disponible para las generaciones futuras. La presente estrategia ofrece orientaciones para actuar en este sentido en el marco de la Agenda digital para Europa.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 24 de septiembre de 2010, sobre las oportunidades y los retos del cine europeo en la era digital [COM(2010) 487 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La presente Comunicación presenta la estrategia elaborada por la Comisión Europea para ayudar a los exhibidores europeos de salas de cine en el proceso de digitalización.

Obstáculos en el proceso de digitalización de las salas de cine

El mercado cinematográfico europeo es muy heterogéneo. Comprende distintas zonas lingüísticas y una gran cantidad de operadores. Tal diversidad puede dificultar la puesta en práctica de acuerdos globales o estrategias nacionales.

Otro obstáculo reside en el limitado nivel de actividad de muchos cines europeos. El 31% de las pantallas europeas pertenecen a cines que disponen de una sola pantalla, y sólo el 10% son multiplex. Dado que el coste de los equipos digitales es elevado, esta circunstancia ralentiza el proceso de digitalización.

Las inversiones en equipos digitales deben ser sufragadas por los exhibidores, mientras que los distribuidores se benefician del ahorro que suponen las copias digitales. La inversión en equipos digitales muy costosos puede plantear problemas económicos para muchos cines, especialmente los independientes y los de arte y ensayo.

En última instancia, la digitalización supondrá la pérdida de empleos de operadores de proyección y personal de laboratorio. Para paliar las consecuencias sociales del proceso de digitalización de las salas de cine, será por tanto necesario gestionar el periodo de transición con sumo cuidado y destinar importantes recursos a la formación profesional.

Normalización y equipos necesarios para la digitalización

La Organización internacional de normalización (ISO) (EN) (FR) pretende normalizar los equipos necesarios para la digitalización basándose en el modelo elaborado por la Digital Cinema Initiative (DCI, Iniciativa de Cine Digital) (EN). Este modelo contempla, entre otros, la resolución «2K» (de 2048 x 1080) o «4K» (4096 x 2160, para pantallas de más de 15 metros) y la introducción del formato JPEG 2000 gracias a tecnologías digitales como HDTV, Blue-Ray o vídeo a la carta. No obstante, los equipos 2K son muy costosos y no resultan rentables a corto plazo para las salas de cine europeas, excepto para aquellas que proyecten películas en 3D.

Más del 80% de las pantallas europeas son de menos de 10 metros. Con este tipo de pantalla se pueden utilizar proyectores con menor resolución, cuya calidad es más que suficiente pero que resultan más económicos que los equipos 2K. Los estudios deberán prestar su consentimiento para el uso de este tipo de tecnología.

La UE debe aprovechar el proceso de normalización para obtener la flexibilidad necesaria que permita a todos los cines viables utilizar las tecnologías de proyección digital.

Modos de financiación previstos

Los distribuidores pueden firmar acuerdos con «integradores» que financien la adquisición de equipos cinematográficos digitales por parte de los exhibidores cinematográficos. Estos intermediarios recogerán posteriormente las contribuciones de los distribuidores en concepto de reembolso de parte de la inversión realizada. Este modelo (denominado VPF - Virtual Print Fee) puede sin embargo resultar inadecuado para los pequeños cines y las salas de arte y ensayo, y plantea además el riesgo de que la libertad de programación de los exhibidores se vea coartada.

Los Estados miembros o las regiones podrán cofinanciar iniciativas de digitalización de salas; para ello podrán recurrir a los Fondos Estructurales de la UE, concretamente a proyectos relacionados con la rehabilitación urbana, la diversificación rural, el turismo cultural o la sociedad de la información y el capital humano.

Asimismo, las salas de arte y ensayo y los cines más modestos podrán agruparse y «mancomunar» sus gastos para beneficiarse de la inversión privada o de fondos europeos, siempre que respeten las normas de competencia de la UE. Por otra parte, podrán recurrir a ayudas públicas a favor de la cultura y la conservación del patrimonio.

Posibles modos de intervención a nivel de la UE

La intervención de la UE encaminada a promover la transición a la proyección digital estará sujeta a lo siguiente:

y tendrá en cuenta los medios disponibles en virtud de:

El Programa MEDIA es un instrumento pertinente en tanto en cuanto:

  • prevé iniciativas de formación dirigidas a los profesionales;
  • fija objetivos relacionados con las tecnologías digitales en lo que respecta a la distribución y la difusión;
  • contempla la posibilidad de crear una nueva acción dirigida específicamente a la digitalización de los cines europeos.

Entre las acciones previstas por la Comisión Europea de aquí a 2012 con el fin de promover la transición de los cines europeos hacia la proyección digital, se incluyen:

  • un informe de situación sobre la adopción de normas relativas a la proyección digital;
  • un estudio del coste de los equipos digitales;
  • una Recomendación sobre el fomento de la digitalización del cine europeo;
  • una Comunicación sobre los criterios oportunos para evaluar las ayudas públicas a las proyecciones digitales.
Última modificación: 15.10.2010
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba