RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


La gestión de riesgos y crisis en el sector agrícola

La introducción del régimen de pago único * permite a los agricultores orientar sus decisiones de producción en función de criterios económicos y agronómicos. Al mismo tiempo, los obliga a asumir sus responsabilidades ante los riesgos y crisis cuyos efectos eran absorbidos antes por las políticas de apoyo a los mercados y a los precios. Por eso, en el marco de la reforma de la política agrícola común (PAC), los agricultores necesitan nuevos instrumentos para gestionar los riesgos y crisis. La Comisión está estudiando este problema y prevé introducir medidas para ayudar a los agricultores a hacer frente a estas situaciones.

ACTO

Comunicación de la Comisión al Consejo, de 9 de marzo de 2005, sobre la gestión de riesgos y crisis en la agricultura [COM (2005) 74 final - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

Mediante la presente Comunicación, la Comisión prevé la introducción de medidas que permitan a los agricultores gestionar los riesgos y reaccionar mejor ante las crisis, proponiendo, para ello, tres tipos de nuevas medidas.

Nueva opciones para los instrumentos de gestión de riesgos y crisis

Los riesgos * (de los cuales se derive un resultado negativo) y las crisis * pueden tener graves consecuencias económicas que repercutan en las empresas. La mayor parte de los instrumentos pensados para prestar ayuda en casos de acontecimientos imprevisibles se basan en actuaciones ad hoc.

La Comisión ha estudiado un cierto número de instrumentos que permitan acompañar o sustituir parcialmente las medidas de urgencia ad hoc. Las tres opciones propuestas por la Comisión son las siguientes:

  • Seguros contra las catástrofes naturales: Se trataría de conceder una aportación a las primas que abonan los agricultores para asegurarse contra las pérdidas de ingresos debidas a catástrofes naturales, inclemencias del tiempo o epidemias. Esta medida fomentaría los seguros en un sector en el que son limitados, sobre todo por el carácter sistémico de los riesgos. También se tienen en cuenta los reaseguros.
  • Apoyo a las mutualidades: Las mutualidades crean un régimen de reparto de riesgos entre un grupo de productores que permite compensar a los que hayan sufrido daños. Hasta ahora estas asociaciones se constituían generalmente por iniciativa de grupos de productores del mismo sector. La Comisión propone alentar la creación de mutualidades en el sector agrícola mediante la concesión de ayudas temporales y decrecientes para sufragar gastos de gestión.
  • Prestación de una cobertura básica contra las crisis de ingresos: Podría preverse la creación de nuevos instrumentos que aportasen una cobertura básica en caso de problemas de liquidez y de importantes pérdidas de ingresos. En efecto, aunque se podrá recurrir a programas de desarrollo rural para ayudar a la realización de importantes inversiones de reestructuración, así como para prestar apoyo a los ajustes estructurales, estos programas podrían resultar insuficientes.

Por otra parte, podrían aplicarse medidas de formación dentro de los programas de desarrollo rural a fin de hacer más conscientes a los agricultores de los riesgos actuales y mejorar las estrategias de gestión de riesgos.

Seguridad en caso de crisis del mercado

Los instrumentos empleados para influir en la situación de los mercados y los precios y hacer frente a las crisis varían según las organizaciones de mercado. Tras la reforma de la política agrícola común (PAC), se mantienen varias redes de seguridad para casos de crisis en diversos sectores cubiertos por la reforma En otros, no hay nada que justifique hoy en día la instauración de un dispositivo de seguridad general complementario. Por ello, la Comisión excluye la posibilidad de introducir una cláusula general del tipo «red de seguridad» para cada organización común de mercado.

Financiación de las medidas de gestión de riesgos y crisis

La Comisión prevé financiar estas medidas complementarias de gestión de riesgos y crisis en el marco de los programas de desarrollo rural (eje «competitividad») mediante un punto de porcentaje de modulación *. El recurso a la modulación no requeriría ningún gasto suplementario para la Comunidad y permitiría a los Estados Miembros utilizar con este fin una cantidad, limitada, de créditos de desarrollo rural. Para los nuevos Estados miembros, en los cuales no se aplica la modulación, habrá que pensar en un método que permita a los que lo deseen reservar también créditos para estas medidas.

El recurso a las ayudas estatales o a medidas de apoyo complementarias para este tipo de medidas debería estar sujeto a las normas comunitarias de competencia adecuadas.

Contexto

El primer análisis de la gestión de riesgos y crisis fue presentado por la Comisión en enero de 2001. Las conclusiones del Consejo de Luxemburgo (junio de 2003) sobre la reforma de la PAC incluyen una declaración de la Comisión al respecto, en la cual anuncia que, antes de finales del año 2004, estudiará medidas concretas destinadas a hacer frente a los riesgos y crisis.

Términos clave del acto
  • «Régimen de pago único»: El pago único es una ayuda a los ingresos de los agricultores, se trata de un pago anual calculado a partir de las ayudas percibidas durante el período de referencia histórico 2000-2002. Este pago tiene como finalidad principal dar una mayor estabilidad a los ingresos de los agricultores, que pueden decidir lo que quieren producir sin perder las ayudas y adaptando la oferta a la demanda.
  • «Modulación»: La modulación es un mecanismo progresivo que tiende a reducir los pagos directos a los agricultores y transferir al sector del desarrollo rural los créditos correspondientes.
  • «Riesgo»: El riesgo implica una situación que puede dar lugar a diversos resultados, cuyas probabilidades respectivas pueden calcularse.
  • «Crisis»: Se trata de una situación imprevista que pone en peligro la viabilidad de las explotaciones agrícolas, a escala local o en todo un sector de producción.
Última modificación: 24.01.2006
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba