RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 15 idiomas
Nuevos idiomas disponibles:  CS - HU - PL - RO

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


La PAC en el horizonte de 2020

La futura Política Agrícola Común (PAC) debería centrarse en apoyar una agricultura eficaz tanto en el plano económico como ecológico y en preservar un sector agrícola sólido en todos los territorios. La Unión Europea (UE) deberá apoyarse en una política agrícola común fuerte para desarrollar el potencial de crecimiento inteligente, sostenible e inclusivo en las zonas rurales.

ACTO

Comunicación de la Comisión de 18 de noviembre de 2010 denominada «La PAC en el horizonte de 2020: Responder a los retos futuros en el ámbito territorial, de los recursos naturales y alimentario» [COM(2010) 672 - no publicada en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La Comunicación identifica los retos que tiene que afrontar la agricultura y la Política Agrícola Común (PAC) en los próximos años. Estos retos se han definido basándose en un análisis de las experiencias pasadas, la coyuntura actual y un amplio debate público organizado durante 2010.

Mediante esta Comunicación, la Comisión lanza pistas de reflexión sobre el futuro de la PAC. De este modo, propone adaptar los objetivos en los que se fundamenta la PAC de acuerdo con los nuevos retos identificados. En concreto, se debería hacer hincapié en una producción agrícola fuerte y de calidad, la protección de los recursos naturales y el mantenimiento del sector agrícola en el conjunto de los territorios.

Por último, la Comisión explica cuáles son los instrumentos para alcanzar los objetivos fijados. Tales instrumentos deberán permitir a la PAC ser más ecológica, equitativa, eficiente y eficaz.

OBJETIVOS

Seguridad alimentaria

La demanda mundial va a seguir aumentando durante las próximas décadas. La UE deberá estar en condiciones de contribuir a darle respuesta. Es fundamental que la UE mantenga y aumente su capacidad de producción.

Los europeos quieren disponer de una oferta de productos alimentarios de elevada calidad y muy variados que respondan a normas rigurosas en materia de seguridad, de calidad y de bienestar de los animales. Solo un sector agrícola fuerte permitirá que el sector de la industria alimentaria, altamente competitivo, siga siendo una parte importante de la economía y el comercio de la UE, primer exportador mundial de la mayor parte de los productos agrícolas transformados y de alto valor añadido.

Recursos naturales

La agricultura puede ejercer una presión sobre el medio ambiente (contaminación del agua, agotamiento del suelo, pérdida de hábitats naturales) pero también tener incidencias positivas (estabilidad del clima, biodiversidad, paisajes, capacidad de respuesta ante inundaciones).

La UE debe esforzarse por limitar los efectos negativos y fomentar las contribuciones positivas de la agricultura. La futura PAC deberá favorecer la eficiencia energética, la captación de carbono, la producción de biomasa y de energías renovables y, en general, la innovación.

Desarrollo territorial equilibrado

La agricultura sigue siendo un motor esencial de la economía rural en gran parte de la UE. Conviene mantener un sector agrícola competitivo y dinámico con capacidad de atraer a jóvenes agricultores para preservar la vitalidad y el potencial de los territorios rurales europeos.

INSTRUMENTOS

Pagos directos

Para alcanzar los objetivos anteriormente mencionados, la Comisión prevé adaptar el sistema de pagos directos para que éstos estén mejor repartidos y mejor orientados.

Se propone que los futuros pagos directos apoyen la renta de base de los agricultores mediante un pago directo disociado, con un límite máximo, una orientación hacia los agricultores activos, una ayuda sencilla destinada a los pequeños agricultores y una mayor toma en consideración de las zonas con limitaciones naturales específicas.

La Comisión propone reforzar los criterios de atribución relativos al medio ambiente mediante un componente «ecológico» obligatorio de los pagos directos centrado en las prácticas agrícolas dirigidas a la consecución de los objetivos medioambientales y climáticos (pastos permanentes, cubierta vegetal, rotación de cultivos, barbechos ecológicos, etc.).

Medidas de mercado

La Comisión señala que la PAC debe seguir orientando la agricultura hacia los mercados agrícolas manteniendo las herramientas de gestión que han demostrado que desempeñan un papel importante en tiempos de crisis o de perturbación. En los próximos años, algunos mercados agrícolas deberán evolucionar, sobre todo el régimen actual del sector del azúcar que expirará en 2014/2015.

La Comisión considera que deberían adoptarse medidas más generales para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria que debería ser más transparente y en la que la capacidad de negociación debería estar más equilibrada.

Política de desarrollo rural

Por último, la Comisión subraya la importancia de la política de desarrollo rural que la UE desarrolla mediante la PAC. Propone reforzar la vertiente medioambiental y mejorar la coordinación de esta política con el resto de políticas europeas.

La Comisión propone hacer hincapié en la competitividad de la agricultura, promoviendo la innovación, favorecer la correcta gestión de los recursos naturales y apoyar el desarrollo territorial equilibrado mediante el fomento de las iniciativas locales.

Además de reforzar las herramientas de promoción y de valorización de la calidad, la Comisión considera que sería conveniente incluir un conjunto de instrumentos de gestión del riesgo con objeto de abordar más eficazmente la variabilidad de la renta y la inestabilidad de los mercados.

Última modificación: 01.03.2011
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba