RSS
Índice alfabético
Esta página se encuentra disponible en 11 idiomas

We are migrating the content of this website during the first semester of 2014 into the new EUR-Lex web-portal. We apologise if some content is out of date before the migration. We will publish all updates and corrections in the new version of the portal.

Do you have any questions? Contact us.


Libro Verde sobre la calidad de los productos agrícolas

Archivos

El objetivo de esta consulta consiste en garantizar un marco estratégico y reglamentario que proteja los productos agrícolas y promueva su calidad. Por ello, la Comisión llevará a cabo una amplia reflexión sobre los instrumentos existentes, sus posibilidades de mejora y las nuevas iniciativas que podrían emprenderse. Se han analizado tres ámbitos: los requisitos de producción y las normas de comercialización, los regímenes de calidad existentes y los sistemas de certificación.

ACTO

Libro Verde, de 15 de octubre de 2008, sobre la calidad de los productos agrícolas [COM(2008) 641 final – no publicado en el Diario Oficial].

SÍNTESIS

La calidad es la mejor arma de los agricultores europeos para competir con los países emergentes. En Europa, la calidad de los productos agrícolas se basa en el elevado nivel de seguridad garantizado por la legislación comunitaria en el conjunto de la cadena alimentaria y en otros aspectos (los métodos y lugares de cultivo, etc.)

Los aspectos de la calidad relacionados con la seguridad alimentaria que ya han sido abordados por otras iniciativas comunitarias, como la información nutricional en el etiquetado o el bienestar de los animales, no son objeto de esta consulta.

Requisitos de producción y normas de comercialización

Los alimentos producidos en la Unión Europea (UE) deben ajustarse a una serie de normas en materia de producción. El objetivo de estas normas es asegurar que los productos comercializados cumplen las normas de higiene y seguridad, y que se han tenido en cuenta una serie de preocupaciones en materia de medio ambiente, ética, protección social, etc. Exceptuando las normas de higiene y de seguridad de los productos, muchos de estos requisitos de producción no se aplican a los productos importados. Ahora bien, los consumidores europeos no pueden distinguir entre los productos que cumplen estas normas y los que no lo hacen. A fin de que el consumidor esté mejor informado, es importante consultar a las partes interesadas sobre la posibilidad de crear un símbolo que indique que el producto se ha elaborado respetando determinadas normas de producción o sobre la conveniencia de hacer constar el lugar de producción (UE / no UE) de las materias primas.

Las normas de comercialización europeas sustituyen a las distintas normas nacionales. El objetivo de ello consiste en ayudar a los agricultores a ofrecer productos de calidad que respondan a las expectativas de los consumidores y facilitar comparaciones de precio entre productos de distintas calidades. En la mayor parte de los productos agrícolas, estas normas revisten la forma de reglamentos que establecen la definición de los productos, las características mínimas que deben reunir, las categorías de productos y los requisitos de etiquetado. Se ha consultado a las partes interesadas sobre la necesidad de definir y establecer a escala europea elementos obligatorios (requisitos de producción, categorías de calidad, etc.) y menciones reservadas (expresiones como “de granja”, “de montaña”) y sobre la necesidad de simplificar las normas de comercialización actuales.

Regímenes de calidad europeos

El sistema de indicaciones geográficas garantiza la protección de la propiedad intelectual. Este sistema incluye las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) y las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) que describen un producto cuyas características (DOP) o reputación (IGP) están ligadas a su origen geográfico. Las indicaciones geográficas aseguran unos productos de calidad auténticos que cumplen las expectativas de los consumidores. Para que una denominación pueda ostentar la indicación DOP, todas las fases de la producción deben en principio realizarse en la zona geográfica de origen. En el caso de la indicación IGP, al menos una fase de la producción debe realizarse en dicha zona (este es el caso, sobre todo, de las bebidas alcohólicas). El objetivo del Libro Verde es identificar los medios para mejorar y desarrollar el sistema de indicaciones geográficas, así como protegerlo en terceros países.

El sistema de Especialidades Tradicionales Garantizadas (ETG) se creó en 1992. Las ETG son denominaciones de productos agrícolas o alimentarios cuya composición es tradicional, o que se han fabricado a partir de materias primas tradicionales, o según un método de producción tradicional. Desde su creación, el sistema ha registrado 20 ETG. Esta cifra relativamente baja plantea la posibilidad de un medio más eficaz para identificar y promover las especialidades tradicionales.

Desde la adopción del Reglamento (CE) nº 834/2007 sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos, el principal reto es la creación de un mercado interior de alimentación ecológica. En estos momentos, el mercado de los productos ecológicos funciona básicamente a escala nacional. Por tanto, deben estudiarse las posibilidades de conseguir un auténtico mercado único de productos ecológicos a escala comunitaria.

El sistema destinado a promover los productos de calidad procedentes de las regiones ultraperiféricas se basa en la introducción de un logotipo. Para obtener este logotipo, los productores deben respetar un determinado número de requisitos definidos de acuerdo con las normas comunitarias o, en su defecto, las normas internacionales. ¿En qué condiciones las organizaciones profesionales podrían adoptar, a semejanza de España y Francia, requisitos específicos adicionales para mejorar la calidad de los productos regionales y aumentar el volumen de productos agrícolas de calidad procedentes de las regiones ultraperiféricas de la UE?

¿Podrían en un futuro implantarse otros regímenes, por ejemplo, para identificar los productos “de elevado valor natural” o “de montaña”?

Regímenes de certificación de la calidad

Para los consumidores, los regímenes de certificación de la calidad de los alimentos ofrecen garantías adicionales en cuanto a la fiabilidad del distintivo. Estos regímenes abarcan tanto el cumplimiento de las normas de producción obligatorias como otros requisitos, tales como la protección del medio ambiente, el bienestar de los animales, el comercio justo, consideraciones religiosas o culturales, los métodos de producción, el origen de los productos, etc. Estos requisitos han dado lugar a multitud de sistemas de certificación y a sellos de calidad que a veces suscitan preocupaciones en torno a la transparencia de los requisitos de los sistemas en cuestión, la fiabilidad de las indicaciones y la equidad de las relaciones comerciales. El Libro Verde abre el debate sobre cómo proteger al consumidor y evitar costes y cargas adicionales a los productores.

Contexto

La Comisión invita al conjunto de organizaciones y ciudadanos interesados en la calidad de los productos agrícolas a que realicen su contribución antes del 31 de diciembre de 2008. Estas contribuciones servirán de base para elaborar una Comunicación (documento de la Comisión por el que se establecen orientaciones estratégicas) que debería publicarse a mediados de mayo de 2009.

Última modificación: 20.03.2009
Aviso jurídico | Sobre este sitio | Búsqueda | Dirección de contacto | Arriba